SOCIEDAD

El decreto del euskera del Gobierno de Barkos revuelve a los sindicatos en Navarra, pero no logra contentar a ninguno

Dos sesiones de trabajo en el Parlamento de Navarra han puesto de manifiesto el descontento de todas las formaciones sindicales.

Ana Ollo y Manu Ayerdi informan de los avances del Gobierno de Navarra en rueda de prensa. PABLO LASAOSA 03
Ana Ollo y Manu Ayerdi informan de los avances del Gobierno de Navarra en rueda de prensa. PABLO LASAOSA 03  

Los sindicatos navarros han comparecido este martes en el Parlamento de Navarra para abordar una cuestión que preocupa a la mayoría de ellos por diferentes motivos.

La nueva norma que regula el uso del euskera en la Administración foral ha sido ya objeto de varias polémicas tras observarse que podría discriminar al 87 % de los navarros que no tienen conocimientos de la lengua vasca.

 Por ese motivo, algunos de las formaciones sindicales han reivindicado un cambio en este texto que prepara el Gobierno de Uxue Barkos.

Es el caso de Afapna, UGT y CCOO, quienes han expresado su rechazo al decreto del euskera propuesto por el Gobierno foral porque consideran que “frustra a miles de navarros” en sus expectativas de acceso a un empleo público.

Sin embargo, tampoco los sindicatos nacionalistas LAB y ELA han evidenciado un gran contento sobre esta cuestión porque “aunque supone un paso adelante, lo consideran aún escaso”. De hecho, LAB ha criticado que "consolida al euskera como lengua de segunda" y ELA ha instado a “no perder oportunidades”.

Durante la sesión de trabajo con Afapta UGT y CCOO, solicitada a petición del PPN, el presidente de Afapna Juan Carlos Laboreo ha afirmado que se trata de un decreto "incompleto que regula con falta de motivación".

"Esto significa que va a obligar a cualquier persona o institución a recurrir todas las convocatorias que se publiquen con una modificación de plazas en su plantilla.

Va a generar una inseguridad jurídica en cada una de las futuras convocatorias", ha considerado y ha instado a que se convoque una consulta entre los trabajadores para que se pronuncien sobre el decreto.

Por su parte, Jesús Elizalde (UGT) ha señalado que, tras analizar el decreto, "queda la sensación de que a medio largo plazo se persigue considerar como bilingües la inmensa mayoría de las plazas de la administración, lo cual no parece que guarde mucho relación con la realidad sociolingüística de Navarra".

A juicio del representante de UGT, el modelo de administración lingüística que dibuja el decreto "vulnera el acceso de los castellanohablantes a la Función Pública en condiciones de igualdad, dejando en un segundo plano el mérito, la capacidad y la profesionalidad".

Finalmente, por parte de CCOO, Cecilio Aperte ha considerado "excesivo que el conocimiento del euskera pueda suponer un 20 o 23 por ciento en el baremo de méritos" y ha recordado que CCOO proponía una valoración del 13 por ciento en la zona vascófona, un 9 por ciento en la zona mixta y un 6 por ciento en la zona vascófona, una propuesta equilibrada entre dos posiciones excesivamente enfrentadas".

ELA Y LAB, TAMBIÉN DISGUSTADOS CON EL DECRETO

También el Parlamento de Navarra ha acogido otra sesión de trabajo con los sindicatos nacionalistas, propuesta por el cuatripartito, para conocer su opinión sobre el decreto del euskera.

En este sentido, los representantes de LAB Iñigo Orella y Manu Esteban han manifestado que "debiera ser objetivo del decreto garantizar los derechos lingüísticos de toda la ciudadanía navarra" y se han mostrado favorables a "avanzar para que el euskera sea lengua de trabajo y comunicación en la Administración".

"Nuestra votación en la Mesa fue la de abstención porque hay avances pero hay muchas cuestiones por avanzar y queda un trecho", han opinado.

Si bien han considerado que "atenúa la actual situación discriminatoria" del euskera, han rechazado que "consolida al euskera como lengua de segunda".

Por su parte, los miembros de ELA Ainhoa Fernández y Juan Pedro Urabayen han explicado que votaron a favor del decreto porque "es un paso adelante aunque resulte muy escaso". "Deben abrirse puertas al euskera", han dicho, para comentar que "hemos contado con oportunidades perdidas y no podemos meter la pata".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El decreto del euskera del Gobierno de Barkos revuelve a los sindicatos en Navarra, pero no logra contentar a ninguno