PREMIUM  SOCIEDAD

Decanos y alumnos españoles de Medicina, contra su implantación en la UPNA: "No es una prioridad educativa ni sanitaria"

Los decanos y los estudiantes de Medicina alertan de las consecuencias de la apertura de nuevas facultades, que califican de "alarmantes".

Campus de la UPNA en una imagen de archivo. ARCHIVO
Campus de la UPNA en una imagen de archivo. ARCHIVO  

Mientras Alfonso Carlosena, rector de la UPNA, ha avanzado este martes cuándo será el inicio del grado de Medicina con 60 plazas y ha explicado que la universidad está "pendiente" del proceso de evaluación para poder poner en marcha en el curso 2019/2020 el grado, los decanos y los estudiantes de Medicina en España alertan de las consecuencias de la apertura de nuevas facultades, que califican de "alarmantes", y coinciden en que no es una prioridad educativa ni sanitaria e incrementará el número de graduados que no pueden acceder a la formación especializada.

Para justificar su rechazo, el Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina y la Conferencia Nacional de Decanos de Facultades de Medicina Españolas, bajo el amparo del Foro de la Profesión Médica, han elaborado un documento en el que plasman sus argumentos, que se ha hecho público este miércoles.

Ambas organizaciones señalan que en los últimos 10 años se ha pasado de 28 a 42 facultades de Medicina, lo que sitúa a España como el segundo país del mundo con más centros universitarios de este área (0,95 por millón de habitantes, frente a la tasa de 0,5 recomendada por la Organización Mundial de la Salud).

El rector de la Universidad Pública de Navarra ha considerado que "es importante que desde el sistema público se tengan unos estudios de Medicina que alimenten luego la investigación o el desarrollo que tiene que hacer un sistema público de salud si quiere tener el nivel necesario" para defender la implantación de este grado y ha señalado que "en una comunidad como Navarra, donde va a haber una carencia de médicos en los próximos años, existe más probabilidad de que esos médicos se queden aquí o vengan aquí si tenemos estudios de Medicina".

En contra de la creencia general, las asociaciones de estudiantes y decanos consideran que España tiene una de las tasas más altas de médicos por mil habitantes (3,9 frente a la media de 3,4 de la OCDE), aunque por la imposibilidad de acceder al MIR, "existe una bolsa" de egresados sin especialización, señala el documento.

Así, consideran que no hacen falta más estudiantes de Medicina. En la última convocatoria del examen MIR (2018), un total de 4.006 aspirantes no obtuvieron plaza y no pudieron iniciar la formación especializada, "prácticamente" la única salida para poder trabajar.

Este hecho, junto con la precariedad salarial y de las condiciones laborales, desemboca en la "fuga" de médicos al extranjero. Aumentar el número de facultades, especialmente en provincias que ya cuentan con alguna, supone tener que compartir infraestructuras, como hospitales universitarios y centros de salud, necesarios para la realización de prácticas, y aumentar la proporción de estudiantes por médico-tutor, lo que va en detrimento de la formación.

El documento denuncia también la falta de profesorado: en el caso de los permanentes, sobre los que pivota la docencia, su número se ha reducido en más de un 20 % y se prevé que disminuya a la mitad de aquí al 2026.

De las 52 provincias españolas, sólo 19 no cuentan con una facultad de medicina, aunque todas ellas tienen una a menos de 200 kilómetros, según los decanos y los alumnos, que advierten de que crear un centro universitario no se improvisa y requiere una inversión "enorme", precisamente de la que carecen las facultades existentes.

Por ello, se preguntan si no sería más eficiente dotar mejor a las facultades existentes en lugar de crear otras nuevas para generar un número de médicos mayor que los que el sistema sanitario puede absorber.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Decanos y alumnos españoles de Medicina, contra su implantación en la UPNA: "No es una prioridad educativa ni sanitaria"