• martes, 29 de noviembre de 2022
  • Actualizado 12:32
 
 

SOCIEDAD

Tres décadas encontrando restos arqueológicos en las obras de Navarra: así condicionan los proyectos

Lo que antes era un problema para el promotor, ahora es una oportunidad para valorizar esos restos e integrarlos en la nueva infraestructura.

Las obras de peatonalización de la calle Bosquecillo sacan a la luz una treintena de enterramientos medievales y restos de una zona de fundición de campanas. AYUNTAMIENTO DE PAMPLONA
Las obras de peatonalización de la calle Bosquecillo sacan a la luz una treintena de enterramientos medievales y restos de una zona de fundición de campanas. AYUNTAMIENTO DE PAMPLONA / ARCHIVO

Navarra atesora en su subsuelo un rico patrimonio arqueológico fruto de siglos en los que el ser humano ha ido dejando su huella a través de innumerables asentamientos que, cuando se realizan obras de infraestructura, salen a la luz y en ocasiones, por su importancia, condicionan los propios proyectos constructivos.

Con tan rico pasado histórico, el promotor de una obra, ya sea público o privado, tiene muchos boletos de encontrar vestigios que van desde la prehistoria hasta la edad contemporánea. Y lo que antes era un problema para el promotor, ahora es una oportunidad para valorizar esos restos e integrarlos en la nueva infraestructura.

La protección de estos restos arqueológicos se rige por la Ley de Patrimonio Histórico Español de 1985 y la Ley de Patrimonio Cultural de Navarra de 2005. Según la ley, el Patrimonio Cultural de Navarra está integrado por todos aquellos bienes inmuebles y muebles de valor artístico, histórico, arquitectónico, arqueológico, etnológico, documental, bibliográfico, industrial, científico y técnico o de cualquier otra naturaleza cultural.

Así que, cuando en agosto de 2022 aparecieron en la zona de La Gariposa, en Tafalla, restos de un castellum o recinto militar de época romana durante las obras del tren de alta velocidad, el gestor de infraestructuras ferroviarias Adif tuvo que buscar una solución para no destruir este recinto de la segunda Edad de Hierro (siglo I antes de Cristo).

La solución de Adif es un túnel de 200 metros de longitud (150 de ellos excavados en mina) para compatibilizar el desarrollo de la Línea de Alta Velocidad Zaragoza-Pamplona, a su paso por Tafalla, con la conservación del yacimiento.

Pero no siempre es posible o no se considera necesario hacer visibles los restos y, así, se sellan de forma permanente o temporal para asegurar su conservación, una vez documentados.

Es lo que ocurrió durante la construcción por parte de la sociedad pública Nasuvinsa de la nueva área de actividad económica de la localidad de Lumbier, donde se halló el yacimiento arqueológico Centro Alfarero de San Bartolomé.

Desde la última intervención de los arqueólogos en 2009, una vez documentado el hallazgo y comprobado que no había más restos fuera de la zona balizada, el yacimiento de esta villa romana permanece sellado con material geotextil y grava, a la espera de otros estudios.

Restos de un vial aparecido en las obras de urbanización del parque Chantrea Sur AYUNTAMIENTO DE PAMPLONA
Restos de un vial aparecido en las obras de urbanización del parque Chantrea Sur AYUNTAMIENTO DE PAMPLONA / ARCHIVO

También están tapados, a la espera de nuevos trámites, los restos de un asentamiento rural de época romana que se encontraron en abril de 2021 en un control arqueológico de las obras de instalación de riego por aspersión en un paraje próximo a Peralta.

Se trata de un asentamiento romano de los siglos III-IV después de Cristo, en el que destaca un gran edificio con tres pavimentos de mosaico. Uno de ellos, de 30 por 9 metros, es el de mayores dimensiones hallado en Navarra.

De forma paralela a la obra, se ha llevado a cabo una actuación de conservación preventiva de los mosaicos, que ya se han cubierto para protegerlos y continuar con los estudios geofísicos. La Institución Príncipe de Viana y el Ayuntamiento de Peralta trabajan para conservar los restos y diseñar una estrategia de actuación a futuro.

RESTOS EN EL CENTRO DE LAS CIUDADES

En muchas ocasiones, estos hallazgos se producen en pleno centro de las ciudades y suponen una oportunidad de valorización de edificios urbanos.

Es lo que ocurrió en 2018 durante las catas de las obras promovidas por Nasuvinsa en la calle Compañía de Pamplona para la rehabilitación del primer edificio destinado a alquiler joven. Estas obras sacaron a la luz restos arqueológicos de unas termas de la época romana (una de las dos que había en Pamplona), que corresponden en concreto al muro del antiguo edificio de baños públicos y al criptopórtico o galería cubierta.

El muro ha quedado a la vista a través de un suelo transparente en el portal, y en el ventanal contiguo que da a la calle se ha realizado una pequeña musealización utilizando una basa de columna de arenisca recuperada en la calle Curia de Pamplona y cedida por el Departamento de Cultura y Deporte de Gobierno de Navarra para su exposición. Asimismo, se han colocado paneles explicativos sobre estas termas de la ciudad romana de Pompelo de hace casi 2.000 años.

GRANDES EXCAVACIONES EN PAMPLONA

Cuanto más grandes son las excavaciones, más posibilidades hay de que aparezcan restos arqueológicos, sobre todo si se llevan a cabo en el "corazón" de Pamplona, como es la Plaza del Castillo. En las obras de construcción del aparcamiento subterráneo, de 2001 a 2003, se hallaron importantes restos que comprenden desde la época romana hasta la contemporánea.

Destacan los restos de unas termas con piscinas con mosaicos, entre otros elementos, y otras estructuras como edificaciones, pavimentos o pozos. De época medieval se encontraron los cimientos de una gran muralla que tenía adosada una torre cuadrangular, un cementerio musulmán del siglo VIII con 190 esqueletos orientados hacia la Meca y vestigios del Convento de Santiago, del siglo XIII al XVI, con unas cincuenta tumbas cristianas.

De estos restos arqueológicos, la muralla medieval es la única que se ha conservado y puede verse en el interior del aparcamiento subterráneo.

También en la Plaza del Castillo, durante los trabajos de demolición del edificio ubicado entre el bar Txoko y el Casino Eslava, apareció en 2018 parte de uno de los cuatro torreones del castillo del rey Luis Hutín construido entre 1308 y 1310 y una sección de un lienzo de muralla de la fortificación.

El proyecto fue modificado tras el hallazgo para atender a las recomendaciones del Servicio de Arqueología de Príncipe de Viana y, así, los restos arqueológicos pueden contemplarse en la planta sótano del bar-restaurante El Torreón del Castillo, que ha habilitado este espacio para que sea visitable al tratarse de un Bien de Interés Cultural.

Por su parte, el Palacio de Congresos y Auditorio de Pamplona Baluarte adoptó este nombre cuando, en el año 2000, durante las obras de construcción del edificio aparecieron los restos del siglo XVI del baluarte de San Antón, derribado a finales del siglo XIX con el primer ensanche de la ciudad. Los restos pueden contemplarse en la actualidad en la llamada Sala Muralla de Baluarte.

De esta forma, lo que hace no muchos años era una molestia que promotoras y constructoras encontraban durante el desarrollo de sus obras, ha pasado a ser un elemento que en muchas ocasiones aporta un "plus" a edificios e infraestructuras que muestran a los ciudadanos estos vestigios del pasado de Navarra.

CRONOLOGÍA DE LOS HALLAZGOS

  • De 1990 a 2012. Obras de la Autopista del Camino. Localizados 25 yacimientos, desde la edad de bronce hasta la edad media, 18 de los cuales no se conocían con anterioridad. Destaca el hallazgo en 2009 de una villa romana en Legarda (siglos I al III), con un pozo de agua, lagares y una vivienda, además de jarrones y restos de animales. También el descubrimiento de restos humanos prehistóricos (edad de bronce) en Lorca, sobre todo dos inhumaciones, de un adulto y un niño, sin ajuar funerario.
  • Desde finales de los 90 hasta 2012. Reurbanización del casco antiguo de Pamplona. Numerosos restos romanos destacados como el Foro de Pompelo en la plaza de Navarrería. En la de la calle Merced se encontró un tramo de la muralla bajo imperial y una torre semicircular de unos ocho metros de diámetro. Se halló una "decumanus maximus" en la calle Dormitalería. En el imperio romano era una calle de dirección este-oeste, que cruzaba con el "cardo maximus", de dirección norte-sur.
  • 1995. Parque eólico en Guerinda. La empresa EHN, durante la construcción de un parque eólico, halla los restos del siglo XVII de  uno de los pocos molinos de viento que existieron en Navarra. El molino ha sido reconstruido siguiendo el modelo de los molinos de la Consuegra (Toledo), sobre todo el conocido como "molino Sancho".
  • 1999. Centrales térmicas de Castejón. En 1999, durante la construcción de una de las centrales se halló la necrópolis celtibérica de El Castillo, con restos de incineraciones y ajuares funerarios muy bien conservados, incluidas armas de todo tipo. Más tarde, en 2001, se encontró en la zona la importante villa romana de El Montecillo, donde se ha hallado cerámica, estructuras, dos tumbas con monedas como ajuar funerario, un apero de labranza de hierro y un jarrito de cerámica sigilata hispánica. También en 2001 se realizó una campaña de sondeos para la Planta de tratamiento de Aguas Residuales (NILSA) y se encontraron suelos de distintas estancias, una de ellas pavimentada con mosaico. Muchos de estos restos pueden verse en el Museo en Castejón, ubicado en el antiguo mercado, en la plaza principal de la localidad.
  • 2001. Aparcamiento de la Plaza del Castillo. En las obras se descubrieron restos arqueológicos que comprenden desde la época romana hasta la contemporánea. De época romana destacan unas termas con piscinas con mosaicos. De época medieval se encontraron los cimientos de una gran muralla, un cementerio musulmán del siglo VIII con 190 esqueletos y vestigios del Convento de Santiago, del siglo XIII al XVI, con unas cincuenta tumbas cristianas. De la época moderna y contemporánea apareció un muro perteneciente al castillo construido por orden de Fernando el Católico en el siglo XVI, restos del convento de los Carmelitas Descalzos (siglos XVII a XIX) y los cimientos del antiguo Teatro Gayarre (1840-1931). También conducciones de agua del siglo XVIII correspondientes a la primera vez que se trajo agua de fuera de Pamplona, entre otras estructuras.
  • 2004. Aparcamiento en San Fermín de Aldapa. En las catas para un aparcamiento que finalmente no se construyó, aparecieron restos de una vivienda romana de un comerciante que fue identificado porque apareció un sello con forma de anillo con su nombre: “L. Corneli Celsi” (Lucio Cornelio Celso). También 18 sepulturas de época medieval.
  • 2007. Aparcamiento en la Avenida de Roncesvalles. Con motivo de la construcción del aparcamiento subterráneo, se hallaron en el subsuelo importantes hallazgos arqueológicos, entre los que destacan los restos del antiguo Baluarte de la Reina y del Castillo de Santiago.
  • 2007. Autovía del Pirineo. En el término de Monreal, se ha encontrado el yacimiento arqueológico Arizkoa, que comprende una necrópolis medieval y un poblado prehistórico.En la necrópolis medieval (siglos XI a XIV) se han hallado 336 sepulturas. Junto a ella se ha localizado una zona de 52 silos medievales. Cerca de la necrópolis se encontraron restos de un asentamiento prehistórico con una gran vivienda de planta ovalada.
  • 2009. Concentración parcelaria en Ablitas y Cortes. Durante los trabajos de la concentración parcelaria de estas localidades se encontró el que probablemente es el tramo de calzada romana mejor conservado, no sólo de Navarra, sino de todo el Valle del Ebro. Son 200 metros de una vía de 30 kilómetros que iba de Belsinone (Mallén) a Cascantum (Cascante).
  • 2019. Derribo los Cines Carlos III. Tras el derribo del edificio de los cines, se encontraron restos del foso del Castillo de Santiago (siglo XVI) y un fragmento de las murallas del siglo XVI-XVII que pasaban por este lugar.
  • 2021. Obras de recogida neumática de basuras. Durante las obras para la implantación de la recogida neumática de basuras en la plaza de San Francisco y la calle Ansoleaga, salieron a la luz restos de la antigua cárcel de la ciudad.
  • 2021. Reurbanización del Paseo Sarasate de Pamplona. En los sondeos para una posible reurbanización del paseo aparecieron restos de la ciudad romana de época altoimperial, un tramo de muralla medieval y un esqueleto en buen estado de conservación.
  • Desde 2012. Canal de Navarra y sus zonas regables. En 2012, con motivo de las obras de los regadíos del Canal de Navarra, se descubrieron las termas de Beire, con dos piscinas y habitaciones con sistema de hipocausto (calefacción subterránea) y mosaico. Además, en 2021, en un control arqueológico de las obras de instalación de riego por aspersión en un paraje próximo a Peralta, se hallaron los restos de un asentamiento rural de época romana de los siglos III-IV d.c., cuyas características y extensión se desconocían. En el yacimiento destaca un gran edificio en el que se ha centrado la actuación.
  • 2021. Obras en el edificio de las Salesas en Pamplona. Las obras de reforma y adecuación de la nueva sede de la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona sacaron a la luz restos arqueológicos que van desde el siglo I hasta el XX. Destaca una necrópolis de la ciudad romana altoimperial, con un enterramiento y un fragmento de inscripción de mármol de los siglos I-II. También se ha hallado traza urbana y un barrio artesanal medieval desde el siglo XI-XII hasta el XIV.
  • 2022. Peatonalización de la calle Bosquecillo de Pamplona. Hallados restos de la actividad humana en torno al convento de San Francisco entre los siglos XIII y XVI. Se trata de treintena de enterramientos humanos, una zona de fundición de campanas que se habrían utilizado para el propio convento y vestigios cerámicos de diferentes lugares, algunos de la Galia, además de una moneda de Teobaldo.
  • 2022. Obras del TAV en Tafalla. Restos de un castellum o recinto militar de época romana de la segunda edad de hierro (siglo I antes de Cristo). De planta trapezoidal, cuenta al menos con una torre adosada al flanco oeste y una torre interior integrada en la muralla. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Tres décadas encontrando restos arqueológicos en las obras de Navarra: así condicionan los proyectos