SOCIEDAD

Detectar 'bots' en Instagram o diagnosticar anginas sin ir al médico: la tecnología que cautiva a los jóvenes navarros

Cuatro mentores de la empresa das-Nano consiguieron impartir un curso piloto sobre inteligencia artificial durante la cuarentena.

Mentores de la empresa das-Nano impartiendo una de las sesiones presenciales del curso piloto de Introducción a la Inteligencia Artificial antes del confinamiento. CEDIDA
Mentores de la empresa das-Nano impartiendo una de las sesiones presenciales del curso piloto de Introducción a la Inteligencia Artificial antes del confinamiento. CEDIDA

LuzIA es una fundación en proceso de constitución que pretende conseguir que la sociedad navarra alcance un alto grado de conocimiento, desarrollo e implementación de los ecosistemas de inteligencia artificial. Sus socios fundadores son las empresas das-Nano/Veridas, Helphone (iniciadora del proyecto), iAR, Arpa y Exkal, a los que se han unido la Fundación Industrial Navarra y el Gobierno foral.

Uno de los primeros proyectos de esta institución ha sido el curso piloto de Introducción a la Inteligencia Artificial con estudiantes de cuarto de la ESO, en el que han participado un total de ocho chicas y tres chicos, diez de ellos del colegio Liceo Monjardín y una del colegio Sagrado Corazón.

Ya en el mes de enero, un grupo de quince mentores comenzaron a formarse con el fin de elaborar una serie de contenidos enfocados y adaptados a diferentes edades para acercarse a distintos grupos de jóvenes navarros.

Íñigo Olcoz Basarte es uno de estos coaches y, a sus 27 años, es ingeniero de software e inteligencia artificial en das-Nano y profesor asociado de la Universidad Pública de Navarra. “Uno de los objetivos del curso es promover vocaciones entre los jóvenes navarros”, explica el pamplonés.

“Cuatro mentores de das-Nano pudimos empezar con el curso a finales de febrero y tuvimos la suerte de que hicimos dos sesiones antes de confinarnos. Creo que esto fue la clave para que el conjunto de los chavales que asistían nos pusieran cara y fuera más fácil luego continuar con otras 14 sesiones que hicimos de manera telemática”, cuenta.

En ese contexto, afectados por el confinamiento y la pandemia, su curso fue el único que pudo completarse.

Varios estudiantes en una de las clases presenciales del curso piloto de Introducción a la Inteligencia Artificial, antes del confinamiento. CEDIDA

“El centro con el que lanzamos el curso piloto es Liceo Monjardín. Los presidentes de das-Nano se acercaron al colegio y les hicieron una demostración, que gustó mucho, de algunas de las cosas que hacemos como detectar con inteligencia artificial si un DNI es falso o es auténtico”, relata Olcoz.

Tras la presentación del proyecto se interesaron un total de 50 alumnos pero, al ser un curso piloto, el número de participantes solo podía ser de 10. Desde el propio centro instaron a los interesados a escribir “una carta de motivación anónima, que posteriormente leyeron los profesores para escoger a los integrantes”.

El curso estaba planteado en 16 sesiones y vertebrado en tres ejes: llevar a cabo aplicaciones de inteligencia artificial mediante una plataforma de programación educativa; adquirir conocimientos sobre el tema; y, por último, realizar un proyecto al completo.

En total, los estudiantes desarrollaron 7 proyectos con los que “pudieron demostrar que habían adquirido los conocimientos necesarios y que los habían llevado a la práctica”.

Además, el pasado 27 de julio, los Reyes Don Felipe y Doña Letizia visitaron la sede de das-Nano/Veridas, donde pudieron conocer el trabajo de la compañía y comprobar la utilidad de sus herramientas.

DETECTAR CUENTAS FALSAS EN INSTAGRAM

Irati Ganuza Osácar y Carlos Goyache Sarasa son dos de los alumnos de Liceo Monjardín, de 16 años, que participaron en este curso piloto.

En concreto, hicieron un análisis de autenticidad de cuentas de Instagram en el que, a partir de los datos publicados por las cuentas de esta red social, desarrollaron un modelo entrenado con datos reales extraídos de una plataforma de ciencia de datos que es capaz de discernir si una cuenta es un bot (robot) o pertenece a una persona real activa.

“A mí siempre me han gustado los temas relacionados con la robótica y la programación, cuando nos presentaron el curso me encantó y me apunté sin dudarlo”, dice Irati Ganuza.

“Cuando nos confinamos hacíamos las clases por videollamada y vinieron muchos invitados a explicarnos diferentes tipos de trabajo relacionados con la inteligencia artificial. Fue todo genial y creo que ha sido una experiencia inolvidable”, recalca.

Por su parte, Carlos Goyache también ha estado interesado desde pequeño en la tecnología, por lo que cuando les propusieron en el colegio llevar a cabo este proyectó le resultó “muy interesante”.

“Los dos primeros días, que fueron presenciales, nos vinieron muy bien para que nos pudieran explicar lo más complicado. Durante el confinamiento, una vez a la semana dos horas por la tarde, teníamos videoconferencias”, cuenta Goyache.

Gracias a esta oportunidad, estos dos estudiantes se plantean ahora estudiar algo relacionado con este ámbito.

“Para nosotros fue una muy bonita sorpresa la acogida que tuvimos por parte de los alumnos. Creo que están en una edad buena, tienen mucho futuro y ahora tienen que elegir y tomar decisiones”, defiende el mentor.

“Este curso ha sido exitoso, pero ha sido un piloto. Ahora, lo más probable es que lo intentemos llevar en formato de extraescolar a los colegios. Nosotros vamos a continuar trabajando para ver si podemos seguir extendiéndolo y acercarlo a todos los jóvenes de la sociedad navarra”, concluye Íñigo Olcoz.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Detectar 'bots' en Instagram o diagnosticar anginas sin ir al médico: la tecnología que cautiva a los jóvenes navarros