SOCIEDAD

Tudela, rendida ante la niña Daniella Garro en una multitudinaria Bajada del Ángel en la plaza de los Fueros

Ni el cielo nublado ni la amenaza de lluvia consiguieron enturbiar esta tradicional ceremonia de la Semana Santa tudelana.

La niña Daniella Garro ha protagonizado este domingo una multitudinaria Bajada del Ángel. EFE/ Jesús Diges
La niña Daniella Garro ha protagonizado este domingo una multitudinaria Bajada del Ángel. EFE/ Jesús Diges  

La niña Daniella Garro ha protagonizado este domingo una multitudinaria Bajada del Ángel en la que ni el cielo nublado ni la amenaza de lluvia han podido empañar la tradicional ceremonia que cierra la Semana Santa en Tudela.

Ante una plaza de los Fueros abarrotada para presenciar este acto declarado Fiesta de Interés Turístico Nacional, Garro ha descendido desde la Casa del Reloj ataviada como un ángel y suspendida en una maroma hasta llegar a la imagen de la Virgen que sale en procesión, momento en el que, con el público en total silencio, le ha dicho: "¡Alégrate, María, porque tu hijo ha resucitado!".

Tras los aplausos, la niña ha quitado a la Virgen el velo negro que simboliza el luto por la muerte de Jesucristo y, lanzando aleluyas, ha retornado simulando un vuelo hasta el templete del que había salido.

La niña Daniella Garro sale del templete en la Casa del Reloj de la plaza de los Fueros. EFE

Daniella Garro ha estado acompañada de su padre y su abuelo en los instantes previos al inicio del acto, al que ha llegado 15 minutos antes de la hora señalada ya vestida de ángel y preparada para ser encaramada a las cuerdas que sujetan la maroma, manejada por miembros de la Brigada Municipal de Tudela.

Según ha comentado, estaba "tranquila" y "con ganas de salir", y de hecho se la ha visto relajada mientras se ultimaban los preparativos en la segunda planta de la Casa del Reloj, donde familiares, personas ligadas a la organización del acto y autoridades, como el alcalde de la ciudad, Eneko Larrarte, o el vicepresidente económico del Gobierno de Navarra, Manu Ayerdi, han presenciado su bajada.

Antes, ha sido acompañada por los Auroros de Tudela desde su domicilio hasta la casa de los Vallejo-Arregui, donde se llevan a cabo los ensayos en los meses previos y, también a modo de tradición, se celebra un desayuno de hermandad, en el que participan ángeles de años anteriores, el de este y su suplente, Aimar Sánchez, que será el protagonista del acto del 2020.

SEIS NIÑAS

Desde sus inicios hace más de cuatro siglos, siempre se había designado a un niño para dar vida al personaje del Ángel, un hecho que cambió en el 2008, cuando por primera vez se eligió a una niña, Amaya García Ridruejo.

La niña Daniella Garro observa la plaza de los Fueros de Tudela, abarrotada de personas para presenciar la Bajada del Ángel. EFE

Tras García, ha habido otras cinco niñas que han sido ángeles de Tudela: Celia de Vega (2013), Alba Garde (2015), Ariadne Asín (2017), Ariadna Munilla (2018) y, este año, Daniella Garro.

Tras la Bajada del Ángel, que culmina con la procesión hasta la catedral de Santa María la Mayor, donde el ángel toma la Primera Comunión, numerosos vecinos de Tudela continúan la jornada con comidas en huertos particulares y en el Soto de Las Norias, junto al río Ebro, una costumbre que también se ha convertido en parte de la tradición de este día.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Tudela, rendida ante la niña Daniella Garro en una multitudinaria Bajada del Ángel en la plaza de los Fueros