PREMIUM  SOCIEDAD

Visibilizar un trabajo esencial en Navarra: Cruz Roja señala que el 89% de las personas cuidadoras son mujeres

Cruz Roja pone en valor la labor que realizan las personas cuidadoras no profesionales que muchas veces queda invisibilizada.

Una persona mayor en silla de ruedas. ARCHIVO
Una persona mayor en silla de ruedas. ARCHIVO  

Cruz Roja ha puesto en marcha la iniciativa "#MiraQuienCuida" para visibilizar la realidad de las personas cuidadoras no profesionales, mayoritariamente mujeres, un 89 %, y dar a conocer los servicios que realiza para apoyar a las personas que cuidan de otras personas.

En la conmemoración del Día de las Personas Cuidadoras, Cruz Roja pone en valor la labor que realizan las personas cuidadoras no profesionales que muchas veces queda invisibilizada al realizarse fundamentalmente en el ámbito del domicilio privado y ser una actividad no remunerada.

"Los cuidados tienen rostro de mujer", sostiene la organización que, basándose en los datos de las personas que atiende, apunta que más del 80 % de las personas que cuidan son mujeres, la mayoría de ellas familiares de la persona dependiente, hijas o esposas.

Con una edad superior a los 50 años, la cuidadora en general comparte domicilio con la persona cuidada, afronta su labor a diario, carece de ocupación remunerada, comparte este rol de cuidadora con otros roles familiares y no recibe ayuda de otras personas.

Las principales dificultades que tienen que afrontar en su día a día son el desconocimiento de la dolencia que afecta al familiar y la forma en que se deben prestar los cuidados y el no contar con conocimientos ni habilidades desarrolladas para minimizar el impacto de los cuidados en la salud y bienestar de la persona cuidadora.

Además se encuentran con dificultades para encontrar y disfrutar de momentos de descanso y tiempo libre, así como el autocuidado y para compaginar la vida cotidiana con los cuidados (trabajo, estudios o aficiones), así como para gestionar la dimensión emocional de los cuidados y los pensamientos erróneos (culpa, rencor, rabia e ira, soledad y aislamiento y tristeza).

No poner límites al cuidado, aprender a pedir ayuda y prevenir el síndrome del cuidador quemado son otros de los problemas a los que se enfrentan.

Entre los beneficios que reporta para las personas cuidadoras esta labor, Cruz Roja cita el sentir que nos quieren, sentirnos útiles, adquirir nuevas habilidades y conocimientos y estrechar la relación con las personas cuidada.

La organización ayuda a todas estas personas a través de acciones específicas que mejoran sus capacidades para la gestión de esa tarea, reduciendo la intensidad o carga del cuidado, a través de acciones de respiro y fomentando el apoyo mutuo.

En esa línea les ofrece formación e información, les facilita un servicio de apoyo y respiro a través del voluntariado y grupos de apoyo y cooperación entre personas en situación similar.

Con el Servicio Multicanal SerCuidadorA se facilita información, orientación, consultas y soporte emocional (Web, teléfono, e-mail, whatsapp, app y redes sociales).

En total y anualmente, Cruz Roja atiende (de forma presencial y online) a más de 240.000 personas mayores y cuidadoras no profesionales.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Visibilizar un trabajo esencial en Navarra: Cruz Roja señala que el 89% de las personas cuidadoras son mujeres