• lunes, 06 de diciembre de 2021
  • Actualizado 03:45

 

 
 

SOCIEDAD

La cuadrilla de Tudela que se deja bigote desde hace 10 años por una buena causa

Con la excusa de una comida entre amigos, cada año se reúnen para recaudar fondos que entregan a asociaciones que luchan contra el cáncer. 

La cuadrilla de Tudela posa en grupo con sus bigotes el pasado fin de semana tras celebrar su cita anual que concluyó con una donación a la Asociación Española contra el Cáncer en Navarra. CEDIDA
La cuadrilla de Tudela posa en grupo con sus bigotes el pasado fin de semana tras celebrar su cita anual que concluyó con una donación a la Asociación Española contra el Cáncer en Navarra. CEDIDA

Una cuadrilla de Tudela lleva más de una década luciendo una vez año sus bigotes y lo hacen por una buena causa: recaudar fondos para alguna asociación que luche e investigue contra el cáncer. 

Tras un año sin poder celebrar la cita por la pandemia del coronavirus, el pasado sábado todos ellos volvieron a reunirse con una condición: lucir unos mostachos que les permitieran pasar un buen rato y recaudar dinero para una buena causa. 

"Todo comenzó hace al menos 10 años haciendo la broma porque alguno de la cuadrilla ya llevaba bigote. Por aquel entonces no se conocía tanto el movimiento 'Movember' y nosotros ya comenzamos a hacerlo cuando alguien dijo a ver si nos atreveríamos", explica Fernando Marín, uno de los miembros del grupo y participante cada edición. 

El movimiento "Movember" toma su nombre de la conjunción de las palabras en inglés moustache (bigote) y november (noviembre) y surgió para concienciar sobre enfermedades que afectan a la salud de los hombres, como el cáncer de próstata. 

El encuentro tuvo lugar desde la hora del vermú en el bar De risa y oro y culminó con una comida en el Mesón Julián. "Además de los donativos que podemos hacer cada uno de nosotros, el restaurante también colabora", explica Marín que añade que este año se han entregado 440 euros a la Asociación Española contra el Cáncer de Navarra, que agradeció a la cuadrilla de Tudela el bonito gesto. "Gracias por vuestra donación a la asociación y por ayudarnos con este pequeño gesto del bigote para visibilizar el cáncer", ha escrito la asociación en sus redes sociales. 

El grupo está formado por 'jóvenes' de Tudela, una cuadrilla del año 77 y otra del 81. "Empezamos unos pocos, pero cada vez somos más y en la última nos hemos reunido cerca de 30 personas", confirman. 

Según explican, la mayoría se deja barba en las semanas previas y se afeita dejando sólo el bigote para acudir a la comida. Luego, alguno lo mantiene unos días, pero buena parte de ellos se lo quita tras pasar la jornada. "A los que llevan bigote siempre, les decimos que ellos lo que tienen que hacer es venir sin bigote", comenta entre risas Fernando Marín, que no oculta que si alguno llega sin el bigote se puede llevar una buena "bronca y abucheos". 

El dinero recaudado lo van entregando cada año a una asociación implicada con temas de cáncer, salvo que año pasado. "Cómo no pudimos hacer la comida, sí que hicimos colecta y lo recaudado fue para el comedor solidario Villa Javier de Tudela, por la gente que lo estaba pasando mal por la pandemia", explica. 

El encuentro de este año tuvo, además, un recuerdo muy especial y sentido por uno de los miembros de la cuadrilla, Daniel Abad Casado, que falleció en agosto de 2020 en un accidente de tráfico. "Él fue uno de los que empezó con esto y siempre nos decía para juntarnos. Ha sido duro este año sin él, pero también ha servido para recordarle", concluye Marín. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La cuadrilla de Tudela que se deja bigote desde hace 10 años por una buena causa