• sábado, 13 de agosto de 2022
  • Actualizado 20:44
 
 

SOCIEDAD

La cuadrilla de Marcilla que se vuelca con Andrey, su 'quinto' en la guerra de Ucrania

Andrey Krasnopyr pasó cuatro veranos de su infancia en Marcilla y ahora resiste a los bombardeos rusos en el frente de batalla.

marcilla top
Las cuadrillas El Txispazo y Las Revoltosas se han volcado con su 'quinto' Andrey Krasnopyr, que se encuentra en el frente de batalla de su Ucrania natal. CEDIDA

Iosune López tiene 25 años y vive en Marcilla. Andrey Krasnopyr, 26, y sobrevive bajo el asedio de las bombas rusas en Boryspil. Ambos se conocieron hace más de una década en los veranos que Andrey pasó en el municipio ribero. Durante cuatro años, Marcilla supuso una vía temporal de escape del orfanato ucraniano donde vivía junto a sus hermanos.

Por entonces, bajo el techo de un matrimonio del pueblo que le acogió, Andrey pasaba desde junio hasta terminar las fiestas jugando con Iosune y el resto de miembros de El Txispazo y Las Revoltosas, bañándose en las piscinas municipales y aprendiendo sus primeras palabras de castellano.

“Después, con catorce años, dejó de venir al pueblo. Como el orfanato no le dejaba comunicarse perdimos el contacto hasta que en la pandemia me dio por buscarlo y di con él a través de redes sociales”, explica Iosune.

Desde ese momento, tanto ella como el resto de la cuadrilla retomaron el contacto con Andrey, quien constantemente les preguntaba por sus vidas y el día a día en Marcilla.

UNA INVASIÓN Y UN PUEBLO VOLCADO EN AYUDAR

Sin embargo, hace poco más de un mes las conversaciones amistosas se tornaron en una creciente preocupación por la situación de Andrey y su país. La amenaza de una invasión de Ucrania ordenada por Putin parecía materializarse y copaba los mensajes.

No obstante, y a pesar de la inminente invasión cada vez más cerca, era el propio Andrey el que mandaba palabras de esperanza y calma a sus amigos de Marcilla, quienes observando las noticias de las televisiones no podían dejar de pensar en la situación de él y sus hermanos.

"Nos llegó a decir que eran rumores y que no pasaría nada. Pero tras una semana de calma, le mandaron con su hermano Sergey a combatir al frente de batalla por ser hombres en edad militar", cuentan sus amigos del pueblo.

Tras insistirle durante semanas en si necesitaba ayuda de cualquier tipo, finalmente Andrey cedió a sus ruegos con una única petición: le urgía material de protección como casco y chaleco antibalas.

En cuestión de horas, todo el pueblo se volcó en recaudar dinero que luego Iosune hacía llegar a través de Paypal. Bizum, dinero en metálico y donativos que tuvieron el colofón el pasado sábado 26 de marzo.

"Ese día se celebraba una comida popular multitudinaria con más de 550 personas y era el escenario perfecto para organizar una rifa y recaudar la mayor cantidad posible", explican los miembros de El Txispazo y Las Revoltosas.

Así, pidieron a Andrey que se grabara en vídeo para poder enseñarlo a los vecinos y que recordasen a aquel chico ucraniano que pasaba los verano en Marcilla, y con la dedicación de dos cuadrillas del pueblo sacar la iniciativa adelante.

"Él nunca nos ha pedido nada hasta que no le ha quedado otra opción. Es un chico que realmente se preocupa por cómo estemos todos y que nos repite siempre que está deseando volver a vernos y abrazarnos", resume Iosune.

En el caso de querer ayudar a Andrey Krasnopyr, y a sugerencia del redactor de esta noticia, sus amigos han habilitado la cuenta de correo electrónico penaeltxispazo@gmail.com a través de la cual gestionar cualquier tipo de colaboración


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La cuadrilla de Marcilla que se vuelca con Andrey, su 'quinto' en la guerra de Ucrania