• martes, 22 de junio de 2021
  • Actualizado 03:33

 

 
 

SOCIEDAD

"La pesadilla continúa": hosteleros navarros critican la 'desescalada' de Chivite

Tres asociaciones aseguran que muchos locales seguirán cerrados con las nuevas medidas impuestas por el Gobierno de Navarra tras 222 días sin interiores.

Reapertura del interior de los establecimientos de hostelería. MIGUEL OSÉS
Un local de hostelería de Pamplona con el interior abierto hace meses. MIGUEL OSÉS

La Asociación Navarra de Pequeña Empresa de Hostelería (Anape), la Asociación de Salas de Fiesta, Baile y Discotecas de Navarra (Asbana) y la Asociación del Casco Antiguo de Pamplona han rechazado "la imposición de dos velocidades en la apertura de la hostelería y la discriminación de bares y pequeños establecimientos".

Así, ha criticado que, pese a que se hable de desescalada, "muchos locales seguirán cerrados con las nuevas medidas impuestas por el Gobierno de Navarra". "Tras 222 días cerrados los interiores de hostelería desde el inicio de estado de alarma hace 425 días, más otros 89 días en los que solo se ha podido abrir al 30% y con una gran mayoría de establecimientos que no cuenta con terraza, es un balance desolador al que se suma que muchos establecimientos van a seguir cerrados cuando en el resto de España se está empezando a abrir toda la hostelería. Este es el panorama", han afirmado en un comunicado.

Anapeh, Asbana y la Asociación del Casco Antiguo han afirmado que el anuncio de medidas de flexibilización en las próximas semanas por parte del Gobierno de Navarra "puede ser positivo para los restaurantes, con muchos matices, castigan a los pequeños hosteleros que regentan bares y cafeterías, que sirven pinchos o venden bocadillos". "En Navarra, al contrario que en otras muchas comunidades autónomas, la pesadilla continuará en cientos de establecimientos, que no podrán abrir en esta ocasión porque el Gobierno de Navarra solo autoriza horarios restringidos para servir desayunos y comidas y/o cenas en restaurantes; pero no pinchos, bocadillos o raciones en bares o cafeterías", han lamentado.

Así, han afirmado que no entienden "esta discriminación ni comprendemos por qué un comensal puede sentarse a comer con una botella de vino y copa y no puede hacerlo para tomarse un pincho, una caña o una copa, más aún cuando en esta segunda opción el tiempo transcurrido es menor". "Incluso la apertura del ocio nocturno con sus restricciones y limitaciones para contener las fiestas ilegales y los botellones, tras decaer el toque de queda no avalado por el TSJN, no entendemos que se mantengan las restricciones en horario en hostelería y en ocio nocturno", han añadido.

Las tres asociaciones consideran que "se está creando un peligroso precedente, castigando a muchas empresas hosteleras que seguirán cerradas o a medio gas y con las personas que trabajan en ellos en ERTE o bordeando el paro". "Se crea así un planteamiento de desescalada a dos velocidades, dando la sensación de que existen locales de primera y de segunda sencillamente porque unos sirven comidas y el resto otras modalidades gastronómicas. Quede claro que apoyamos que se abran los restaurantes, pero no entendemos ni entenderemos medidas que van en contra de la lógica y de la economía de muchas personas, en un momento de la pandemia en que hay pocas restricciones y en la que éstas se aplican de manera discriminatoria y dirigida contra la hostelería", han insistido.

Además, han asegurado que "a esto se suman medidas que van a ser difíciles de cumplir". "A tan sólo una semana de la apertura parcial se nos remiten dos documentos, la Declaración Responsable y la Ficha de Restaurantes. En ellos nos encontramos con requisitos como disponer de medidores de CO2, que en una siguiente fase desaparecerán del panorama y ya no volverán a ser utilizados -más gastos para la hostelería-", han señalado.

Asimismo, han afirmado que "se dice también que no habrá límite de aforo, pero se impone una distancia de dos metros entre las sillas de las distintas mesas, una distancia entre platos de setenta centímetros y un máximo de seis comensales por mesa. Una medida que desde luego afecta a los aforos, especialmente, de nuevo, de los locales pequeños".

Las asociaciones han pedido que "se desvincule a la hostelería de la situación epidemiológica, dejando de criminalizarla y señalarla; que se apliquen a toda la hostelería las mismas medidas, sin discriminaciones y que tengan en cuenta también a los pequeños negocios y al ocio nocturno; que se cree una mesa de trabajo que tenga como objeto recuperar todo lo que hemos perdido, como las barras, las copas o el ocio nocturno; que se analice con total transparencia la evolución de la desescalada en la hostelería, para saber si es el sector el causante de los contagios o bien lo son los incumplimientos de las medidas decretadas por Sanidad, y que se repare el daño causado al sector hostelero".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
"La pesadilla continúa": hosteleros navarros critican la 'desescalada' de Chivite