SOCIEDAD

Critican el "engendro" legislativo de Beaumont con su polémica ley al crear "policías de primera y segunda categoría"

CCOO y UGT piden a Podemos y a I-E que no cedan ante las "presiones" de sus socios y apoyen la enmienda a la totalidad de esta ley "mercantilista y a la desesperada".

Concentración de policías de Navarra, coincidiendo con la comparecencia de la consejera María José Beaumont en el Parlamento de Navarra (21). IÑIGO ALZUGARAY
Concentración de policías de Navarra, coincidiendo con la comparecencia de la consejera María José Beaumont en el Parlamento de Navarra (21). IÑIGO ALZUGARAY

La sección sindical de CCOO en Policía Foral ha denunciado la decidida apuesta de EH Bildu y Geroa Bai por crear en el Cuerpo de la Policía Foral el "peligroso precedente" de tener "policías de primera y de segunda categoría".

Así se desprende para la organización sindical de la contraoferta, que tildan de "mercantilista y a la desesperada", que estos grupos parlamentarios han hecho a los sindicatos corporativos, ante la inacción del equipo que dirige la consejera Beaumont.

De hecho, CCOO asegura que la oferta se trata de una "retahíla de falsas promesas y compromisos políticos que van a llevar a que los futuros y futuras policías forales que ingresen en el cuerpo policial tengan unos derechos laborales distintos de quienes hoy ya forman parte de él".

De esta manera, el sindicato espera que Podemos e Izquierda Ezkerra se comporten con "lealtad" con los trabajadores y han asegurado que "sería incomprensible que estos partidos accedieran ahora a las pretensiones que el nacionalismo que gobierna la comunidad ha planteado sobre el futuro de la seguridad de todos los navarros".

Asimismo, han criticado las "presiones" que estos partidos de izquierda están sufriendo por parte de los socios del ejecutivo de Barkos y esperan que sigan adelante con la aprobación de la enmienda a la totalidad de la Ley de Policías, a la que llaman "engendro legislativo".

El proyecto Beaumont, dice CCOO, "se ha tramado a escondidas y a espaldas de la verdadera mayoría, y a última hora, incluso EH Bildu y Geroa Bai han hecho alarde de su escaso talante dejando de lado a la mitad de la Policía Foral y a la mayoría de las policías locales".

Por ello, desde la sección sindical de CCOO quieren defender una Policía foral "imparcial, apolítica y alejada de intereses partidistas" y rechazan ser "presos del ambiente político".

Así, desde el sindicato busca la dimisión de la consejera Beaumont y de todo su equipo y pide que regrese "a su actividad profesional de la que nunca debió salir para torpedear a los policías forales".

CRÍTICAS A LA LEY DESDE UGT

UGT ha pedido este martes a Podemos e Izquierda-Ezkerra que "pongan sentido común" a la situación creada en torno al proyecto de ley de Policías, después de EH Bildu y Geroa Bai estén negociando con los sindicatos de la Policía Foral APF y SPF, y que "no se dejen llevar por cantos de sirena". "Si no hay un acuerdo con los sindicatos mayoritarios han de frenar que siga adelante", ha dicho.

En rueda de prensa, la delegada sindical de UGT en Policía Foral, Josune Sánchez, ha indicado que están "en contra total de la forma en que se he realizado la negociación". "Son dos partidos los que están negociando con dos sindicatos y hay cosas que las van a proponer después de que estos sindicatos les den el visto bueno tras sus respectivas asambleas", ha dicho, para señalar que de "los 2.000 policías en Navarra serán 300-400 policías los que digan sí o no a estas propuestas".

Se ha dirigido a Podemos e Izquierda-Ezkerra para decirles que "se trata de una negociación unilateral entre dos partidos y dos sindicatos y lo único que quieren es que las enmiendas a la totalidad que han presentado ellos mismos no sigan adelante, engañando al personal". "Esto es jugar con la Policía", ha lamentado.

Por su parte, Juan Francisco García Crespín, responsable federal del sindicato de Policía de UGT, ha indicado que "un modelo policial no se puede basar en una propuesta que se pueda cambiar cada dos años, y menos cuando se hace de noche, a oscuras...". "Nos parece asombroso que este Gobierno esté jugando de esta manera tan soberbia", ha comentado.

Según ha dicho, "no se merece la ciudadanía de Navarra tener un cuerpo de Policía Foral sujeto a vaivenes políticos". "Los que aprobaron en 2015 la ley ahora no la quiere y la quieren cambiar", ha criticado, para pedir "un modelo de seguridad integrador de verdad en Navarra, donde la Policía Foral y la local se integren juntos y sea un modelo de Comunidad".

También ha pedido a Podemos e Izquierda-Ezkerra que "pongan sentido común" y "no se dejen llevar por cantos de sirena". "Si no hay un acuerdo con los sindicatos mayoritarios han de frenar que siga adelante este tipo de acuerdos, hechos de noche y sin luz", ha afirmado.

Sergio Uría, miembro de la Policía Municipal de Pamplona y responsables de Administración Local de UGT de Navarra, ha señalado que "dos partidos de izquierdas, que son los que han venido mostrando hasta ahora discrepancias con respecto a la aprobación de un proyecto de ley sin consenso con la parte social, no pueden aprobar un proyecto de ley creado a medida de los intereses de la 'empresa' y ahora, a última hora, modificado al parecer atendiendo a los intereses de los representantes de los mandos, de la clase dirigente de la Policía Foral".

Según ha añadido Uría, "sigue sin resolver y sigue dejando en la estacada al grueso de los trabajadores de los Policías de Navarra".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Critican el "engendro" legislativo de Beaumont con su polémica ley al crear "policías de primera y segunda categoría"