• martes, 11 de mayo de 2021
  • Actualizado 21:45

 

 
 

TERRORISMO

Covite advierte de la escalada de violencia en Navarra y el País Vasco y reclama que se tomen medidas

El Colectivo de Víctimas del Terrorismo ha celebrado sus jornadas anuales, en las que ha reconocido a título póstumo a la última víctima de las FARC.

Covite entrega un reconocimiento al último asesinado por la guerrilla de las FARC en Colombia, el soldado Jaime Perdomo. DANI POZO
Covite entrega un reconocimiento al último asesinado por la guerrilla de las FARC en Colombia, el soldado Jaime Perdomo DANI POZO

El Colectivo de Víctimas del Terrorismo (Covite) ha denunciado este sábado que España disculpe la "impunidad" de las FARC en el acuerdo de paz de Colombia, al tiempo que demande justicia con el terrorismo de ETA. También ha advertido al Gobierno que luche contra la radicalización yihadista y no lo haga contra la radicalización "etnonacionalista" en País Vasco y Navarra.

Covite ha considerado que estas contradicciones benefician a quienes intentan justifican el "asesinato selectivo", como ha sostenido su presidenta, Consuelo Ordóñez, en la clausura de las XV Jornadas Anuales del colectivo celebradas en Madrid.

En su discurso, Órdoñez ha cargado contra el rol del Partido Nacionalista Vasco respecto a la banda terrorista ETA, pues, a su juicio, el PNV es un peligro para la deslegitimación del terrorismo al alinearse con la "teoría del conflicto", que establece que tanto el Estado como ETA ejercieron una violencia ilegítima y sistemática.

El colectivo ha pedido que la lucha contra toda radicalización sea una prioridad en España y ha denunciado que existen en País Vasco y Navarra "espacios de impunidad en los que el culto al asesino no son excepción, sino norma". "Dejar de asesinar no convierte al criminal en un símbolo de la paz ni en un héroe", ha apostillado.

Un informe realizado por Covite para las Naciones Unidas sobre el impacto del terrorismo en los derechos humanos ha sido el marco en el que se han discutido los escenarios "posterroristas" en los casos de ETA y las FARC con el catedrático de Historia e investigador del Real Instituto Elcano, Carlos Malamud, y los autores del informe Irene Muñoz y Josu Puelles como ponentes.

Malamud ha resaltado que las víctimas del terrorismo en Colombia están reclamando reparación, ha asegurado que las FARC se sentaron a negociar porque estaban "derrotadas estratégicamente" y ha afirmado que la sociedad colombiana "no votó contra la paz sino contra puntos del acuerdo" entre el Gobierno y la guerrilla.

La abogada Irene Muñoz se ha referido a los miembros de las fuerzas de seguridad y de las fuerzas armadas como los "grandes olvidados" de las víctimas del terrorismo, mientras que Puelles ha resaltado la importancia de tener en cuenta la moral en la lucha contra el terrorismo.

Además, en la clausura de las jornadas, que comenzaron el viernes, Covite ha dado un premio al último asesinado por la guerrilla de las FARC en Colombia, el soldado Jaime Perdomo, cuya familia se ha mostrado muy agradecida al tiempo que ha censurado que en Colombia "el terrorista está protegido y sin embargo a la víctima se la arrincona".

NOMBRAMIENTO PÓSTUMO DE VIDAL-ABARCA COMO PRESIDENTA DE HONOR

En la primera jornada, Covite nombró a Ana María Vidal-Abarca como Presidenta de Honor del Colectivo. Consuelo Ordóñez, presidenta del colectivo, ha destacado que Vidal-Abarca, cofundadora de la Asociación de Víctimas del Terrorismo, “era una luchadora nata contra el terrorismo más atroz, el de los críticos años 80, y referente moral ineludible para una país de memoria frágil”.

Ordóñez ha destacado la imperiosa necesidad de recuperar el activismo de Ana María, “que resistía en la calle, que alzaba la voz para plantar batalla ideológica a los fanáticos y que velaba por la dignidad de las víctimas del terrorismo de una forma inteligente y eficaz”.

En presencia de la familia de Vidal Abarca, Ordóñez ha explicado que el hecho de que “Covite tenga la oportunidad de vincular su nombre al de Ana María Vidal-Abarca, que la familia de Ana María nos considere dignos de poder nombrarla presidenta de honor, es algo que nos honra y nos impone a apartes iguales”.

Ana Velasco, en representación de su familia, ha recogido una placa conmemorativa y ha declarado que su madre “se sentiría orgullosa de recibir esta distinción”. Uno de los ponentes en las jornadas anuales del Colectivo, asesor de la Secretaría de Estado de Seguridad, Jesús Rueda, ha anunciado que desde el Ministerio del Interior se estudiará la posibilidad de poner el nombre de la presidenta de honor de Covite a la sala principal de la Fundación Centro Memorial de las Víctimas del Terrorismo


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Covite advierte de la escalada de violencia en Navarra y el País Vasco y reclama que se tomen medidas