SOCIEDAD

El Covid-19 rompe una tradición en pueblos de Tierra Estella: no se celebrará la fiesta del "mayo"

Murieta no podrá celebrar la quema del "mayo" después de tenerlo clavado un mes entero en lo alto de un chopo.

La quema del mayo en Murieta, Domingo 2 de junio de 2019. Navarra.com
La quema del mayo en Murieta, Domingo 2 de junio de 2019. Navarra.com  

La crisis sanitaria del coronavirus ha roto las costumbres y las tradiciones de nuestra sociedad. En plena primavera no hay opción a las fiestas populares para evitar contagios en Navarra. Localidades grandes y pequeñas han suspendido celebraciones con una antiguedad que se pierde en el tiempo.

Es el caso, por ejemplo, de la fiesta del "mayo" en varias localidades de Tierra Estella, que debían celebrarse este domingo 31 de mayo. Cuatro pueblos de esta zona media de Navarra dan la bienvenida así a la primavera: San Martín de Améscoa, Larraona, Zudaire y Murieta. 

Mediante esta costumbre, que consiste en alzar el tronco de un árbol en cuyo extremo se colocan trofeos, gallinas, rosquillas, monedas etc., se pide protección para las cosechas. Esta tradición ancestral está documentada desde el siglo XVI, que parece remontarse hasta el mundo pagano de los romanos.

Cada pueblo lo celebra a su manera. En Murieta, el "mayo" cumpliría este domingo 31 todo un mes colgado en lo alto de un chopo en el frontón de la localidad. La fiesta consiste en tirar al suelo el chopo y quemar el "mayo" o muñeco, que simboliza al culpable de todos los males de la localidad en el último año (sequías, tormentas, etc), entre el alborozo de los más jóvenes.

Un grupo jotero o musical ameniza la fiesta en el frontón, donde los vecinos y amigos del pueblo se reúnen para degustar el aperitivo popular o escudilla a la sombra de los chopos. También tiene una vertiente deportiva con la carrera ciclista de cadetes que organiza el CC Estella cada año para homenajear al corredor local fallecido Luis Miguel Meoqui.

La quema del "mayo" es el punto final a las fiestas pequeñas de Murieta, que se abrieron el 1 de mayo con el traslado y colocación del "mayo", un muñeco relleno de paja con un mono azul de trabajo, atado y clavado al chopo. Las fiestas patronales tienen lugar el penúltimo fin de semana del mes de agosto.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El Covid-19 rompe una tradición en pueblos de Tierra Estella: no se celebrará la fiesta del "mayo"