• viernes, 01 de julio de 2022
  • Actualizado 12:14
 
 

SOCIEDAD

Chivite defiende las restricciones que impedirán tomar las uvas en familia: "Son absolutamente necesarias"

El Gobierno foral modifica a sólo unos días de fin de año todas las previsiones iniciales y prohibirá salir a la calle después de las 23 horas del día 31. 

Rueda de prensa para presentar que la primera vacuna del COVID19 se ha puesto en Navarra, en la residencia El Vergel. PABLO LASAOSA
María Chivite ha acudido a la residencia El Vergel, donde ha departido con algunos de los residentes que han recibido hoy la vacuna. PABLO LASAOSA

La presidenta del Gobierno de Navarra, María Chivite, ha destacado que la vacuna del Covid-19 significa "esperanza e ilusión" y "es el principio del fin", si bien ha subrayado que es necesario "seguir manteniendo" las medidas restrictivas, que ha calificado de "absolutamente necesarias" para que, en caso de una tercera ola, "nos afecte lo menos posible".

Lo ha hecho a las pocas horas de que su gobierno modificara toda la planificación de las Navidades en Navarra, impidiendo de nuevo la entrada y salida de la Comunidad foral durante los días de fin y principio de año y con el 'regalo' de un toque de queda a las 23 horas, para prohibir así que nadie pueda juntarse a tomar las uvas con sus seres queridos. De esta manera, la Chivite elimina la flexibilización de medidas en una nueva improvisación y alegando un empeoramiento de los datos que no existe sobre el papel. 

"No podíamos terminar de mejor manera este año", ha manifestado Chivite, quien ha destacado que la vacuna "significa hoy esperanza e ilusión después del año tan duro que nos ha tocado vivir"

La presidenta ha expresado su reconocimiento a los profesionales sanitarios y sociosanitarios que "han estado en la primera línea de batalla contra el Covid-19" así como a los usuarios de las residencias de mayores "que han sido los que más han sufrido esta crisis del Covid-19" y que "son los primeros que van a tener esta herramienta de la lucha contra el coronavirus, que es la vacuna".

Igualmente, ha agradecido a quienes "de manera incansable desde el mes de marzo han estado dándolo todo para afrontar esta crisis", citando a las consejeras Induráin y Maeztu y sus equipos "que no han tenido ni un sólo día de descanso con esta crisis del coronavirus".

"Este es un momento de esperanza, de muchísima ilusión, estamos comenzando a ver la luz al final del túnel, es el principio del fin", ha afirmado Chivite, que ha precisado, no obstante, que "es el principio" y "todavía no hemos ganado esta batalla porque nos quedan todavía unos cuantos meses" durante el proceso de vacunacion, por lo que "vamos a tener que seguir conviviendo" con el virus.

Así, ha remarcado que "tenemos que seguir manteniendo" las medidas de restricción que, ha reconocido, "son medidas duras, que nos cuesta a todos y todas un gran esfuerzo cumplir, pero que son absolutamente necesarias para que, si viene la tercera ola, nos afecte lo menos posible".

INDURÁIN: "SE ABRE UN CAMINO DE ESPERANZA"

Por su parte, la consejera de Salud, Santos Induráin, ha resaltado que, con la vacuna, "se abre un camino de esperanza" y ha expresado su agradecimiento hacia los usuarios de las residencias "que han vivido momentos muy duros".

De la misma manera, ha agradecido "a todos los científicos e investigadores que han trabajado como no hemos conocido nunca en la historia de la medicina y de las vacunas". También a los estados y empresas; "todo el mundo ha tenido un objetivo común para que esto hoy fuera una realidad", ha valorado.

Ha extendido su agradecimiento a los profesionales sanitarios que "llevan meses trabajando sin parar para ayudar y hacer que, entre todos, diéramos la mejor respuesta, la más razonable, y una respuesta también ilusionante en este momento".

Según ha explicado, más del 80% de los 1.500 trabajadores sanitarios y sociosanitarios que están llamados a vacunarse contra el Covid-19 a partir del próximo martes han respondido ya a este emplazamiento. En ese mismo día empezará también la vacunación en otros centros residenciales.

"Hay todo un camino, con un inicio y un viaje en paralelo, que es que no dejemos ninguna medida preventiva", ha destacado Induráin. "Tenemos que seguir con ellas unos cuantos meses, porque esto es el inicio pero de todos depende que la victoria sea al final una realidad", ha insistido.

En este sentido, ha llamado a los residentes y profesionales que están llamados a vacunarse en esta primera fase, así como al conjunto de la población, a vacunarse "porque sabemos lo que supone la vacunación frente a los riesgos que tenemos con el coronavirus". "La vacuna supone vida", ha remarcado.

En la misma línea, la consejera de Derechos Sociales, Mª Carmen Maeztu, ha expresado su "alegría y satisfacción" porque "por fin haya llegado este momento de esperanza después de este largo recorrido, de estos meses tan duros para toda la ciudadanía, pero especialmente para las residencias" donde "se ha producido el epicentro de esta crisis y donde tenemos que lamentar tantas muertes".

Maeztu ha subrayado que "es un momento de esperanza pero también en el que tenemos que seguir manteniendo las medidas de prevención" porque "todo este proceso de vacunación va a llevar algún tiempo". Por ello, ha incidido en la necesidad de que "todos y todas sigamos extremando" las precauciones.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Chivite defiende las restricciones que impedirán tomar las uvas en familia: "Son absolutamente necesarias"