SOCIEDAD

Avisan desde Navarra de que la pandemia está provocando un empeoramiento en la salud mental de las personas mayores

No tocar, no besar y, en algunos casos, no poder ver a los seres queridos impacta muy negativamente en la salud mental de esta población, que necesita este contacto.

Residentes en un centro para personas de la tercera edad, en una imagen de archivo. EUROPA PRESS
Residentes en un centro para personas de la tercera edad, en una imagen de archivo. EUROPA PRESS  

La pandemia de Covid-19 está afectando también a la salud mental de las personas mayores que estaban bien cognitivamente, y ha provocado un empeoramiento del estado mental en aquellas que ya presentaban demencia u otros problemas.

Estas afirmaciones han sido realizadas por el doctor Jorge Pla, psicogeriatra de la Clínica Universidad de Navarra, durante la XIX Reunión Anual de la Sociedad Vasco-Navarra de Psiquiatría, que se ha celebrado estos días de forma telemática y que ha reunido a los psiquiatras de Navarra y el País Vasco para analizar el impacto del coronavirus en la salud mental.

En este foro, Pla, con motivo de la inminente celebración del Día de la Personas Mayores, el 1 de octubre, ha señalado que las medidas de confinamiento y aislamiento social suponen para la población mayor “un problema para su salud mental, al generar cuadros depresivos y de ansiedad. Se trata de un colectivo que ya de por sí presenta mucha fragilidad en su salud mental y física”.

“Al igual que en otros segmentos de la población, la incertidumbre y la restricción de los contactos sociales con su familia y su círculo más cercano está haciendo mella en la salud de las personas mayores que cognitivamente estaban bien y también en aquellas que sufren demencia u otros problemas de salud mental. Hay personas que, por ejemplo, recibían a sus nietos diariamente en su casa a la hora de comer para ayudar a sus hijos que trabajan, y ahora no pueden acercarse”, ha subrayado.

Esta situación, ha descrito el experto, “está generando cuadros depresivos. No poder tocar, no besar y, en algunas ocasiones, no poder ver a los seres más queridos impacta muy negativamente en la salud mental de esta población que necesita de este contacto”.

“La situación de aislamiento acelera el deterioro cognitivo, que ya de por sí es rápido en las personas mayores que tienen problemas de demencia. Tampoco ayuda la falta de estímulo, la inquietud, los temores por la familia y allegados, el miedo al contagio, la desesperanza, el aburrimiento y el hastío. Además, la falta de ejercicio y movimiento empeoran las condiciones físicas que después costará mucho recuperar. Había personas que andaban más de 40 minutos al día y que ahora no se mueven”, ha aseverado.

NORMAS DE SEGURIDAD

En este contexto, el especialista ha recomendado que “las personas mayores sigan las normas de seguridad y protejan su inmunidad reduciendo el estrés y cuidando el sueño y el descanso, la alimentación (vitamina C y D) y una hidratación adecuada”.

“También es importante mantener el ejercicio cognitivo y físico regular, mejorar la higiene personal y mantener la funcionalidad con rutinas seguras”, ha destacado Pla, al tiempo que ha considerado “relevante difundir a los mayores la información disponible con veracidad y optimismo”.

Por último, el psicogeriatra ha hecho hincapié en que “se debe compatibilizar una actitud prudente frente al virus con la dignidad y el cuidado de la salud mental de una persona mayor. Y, por supuesto, en este sentido, facilitar a las personas mayores que tengan contactos sociales con sus allegados, pero siempre de forma segura y siguiendo las normas sanitarias”.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Avisan desde Navarra de que la pandemia está provocando un empeoramiento en la salud mental de las personas mayores