SALUD

Las pautas de dos expertos para evitar la ansiedad en el confinamiento: "La disciplina es fundamental"

Enrique Aubá, psiquiatra, y Luis Astrain, psicólogo, explican la afectación que tiene el estado de alarma y cómo superar la crisis del coronavirus.

Una persona pasea a su perro por una calle desierta del Casco Antiguo de Pamplona. EFE/Villar López
Una persona pasea a su perro por una calle desierta del Casco Antiguo de Pamplona. EFE/Villar López

Vivir una pandemia es una situación que, al salirse de lo habitual, conviene tener en cuenta su afectación en la salud mental. El Colegio de Psicología de Madrid ha realizado varios avisos a la población para que este tema no sea de atención menor ante las consecuencias del coronavirus.

Afrontar el confinamiento obligatorio, la incertidumbre sobre el desarrollo de la pandemia, el miedo a padecer coronavirus o a que un ser querido se contagie son algunos de los sentimientos que pueden ocasionar desequilibrio mental y generar sintomatología de estrés o ansiedad en estás circunstancias.

Enrique Aubá Guedea, psiquiatra, subdirector médico y codirector del departamento de Psiquiatría de la Clínica Universidad de Navarra y Luis Astrain Romano, psicólogo clínico y deportivo de la Universidad de Salamanca y coordinador de Psicología Deportiva en Navarra, son dos expertos que en esta entrevista han dado algunas pautas para mantener la calma durante este momento crítico.

 
De izquierda a derecha, Enrique Aubá, médico de la Universidad de Navarra especialista en psiquiatría, y Luis Astrain Romano, psicólogo clínico y deportivo de la Universidad de Salamanca. CEDIDA

"Estamos atravesando una situación extraordinaria, ya que el movimiento de todos se ha visto limitado como nunca antes las nuevas generaciones lo han vivido, y en una situación adversa, como esta, es normal que tengamos desequilibrios emocionales", afirma Aubá. A lo que añade que "es normal que aparezcan síntomas en una escala media, como cansancio, apatía, desasosiego, ansiedad y depresión".

Sin embargo, es importante tener en cuenta que cada persona reacciona ante las adversidades de maneras distintas. "La perdida de control es un factor que incide en cómo la gente hace frente a la situación y también el grado de afectación con la enfermedad. No es lo mismo tener un familiar padeciendo coronavirus o uno mismo, a tener el miedo a contraerlo, pero no estarlo viviendo directamente", aclara por su lado Astrain.

En este sentido, estos dos expertos ofrecen una serie de recomendaciones para cuidar la salud mental y hacer más llevaderos los días en confinamiento del estado de alarma. Son las siguientes:

1. La aceptación. Hay que ser conscientes de la realidad que se esta viviendo actualmente y aceptarla para hacer más llevadero todos los cambios que puedan seguir surgiendo.

2. Tener mucha disciplina. Es importante un horario que permita organizar las nuevas rutinas y hábitos. Tanto para los adultos como para los niños. Esto debe incluir: tiempo para el ocio, la convivencia, el estudio, el trabajo, las comidas, el sueño, el ejercicio físico y las tareas del hogar.

"Los primeros días pueden hacernos gracia, debido a la novedad. Pero hay que tomarnos en serio la situación y hacerle sentir a nuestro cuerpo que esta es nuestra nueva realidad", apunta Aubá a la recomendación.

3. La buena alimentación y el ejercicio son claves. Tener los mismos horarios para las comidas, escoger alimentos frescos en la compra y tener un listado de ejercicios físicos que sean fáciles hacer desde casa.

"Vamos a requerir una ingesta de calorías menor a la que normalmente tenemos", aclara Aubá. A lo que Astrain también afirma que "hacer ejercicio físico es determinante para la sensación de bienestar, aumenta las neurohormonas, que van a ayudar a hacernos sentir más relajados".

4. Tener el mismo horario para acostarse y levantarse. Evitar estar en pijama todo el día e intentar estar en la cama solo a las horas de dormir.

"Hay que asemejar esta situación lo más posible a la normalidad, trabajar en una zona que se disponga para eso en el hogar y ducharse para empezar el día. Es importante para el autoestima no quedarse en pijama y salir de la cama", aconseja el psicólogo.

5. Que el tiempo de ocio sea de calidad. Es un buen momento para hacer todas aquellas cosas que antes "no teníamos tiempo de hacer y sacarle un espacio a la creatividad".

Entre las actividades, los expertos coinciden en que se puede "escoger un buen libro, película, escuchar música que nos guste y, si es posible, hacerlo acompañado. Es clave no mezclar estás actividades con las ocupaciones, como el trabajo o el estudio".

6. Evitar la sobreexposición a la información. El exceso de noticias y estadísticas puede aumentar los niveles de estrés y ansiedad. No se trata de no informarse, sino de tener límites y escoger fuentes oficiales y medios de comunicación para hacerlo.

"La información no puede recibirla todo el mundo de la misma manera. Los mensajes deben estar adaptados a cada edad, porque no todos tienen la capacidad de entenderlo igual. Por ejemplo, a los más pequeños les cuesta entender por qué están en casa todo el tiempo y, para este caso, el Colegio de Psicólogos tiene un cuento adaptado para explicarles qué pasa", enfatiza Astrain.

7. Hacer explícitas las reglas de convivencia en el hogar.

"Es evidente que vamos a tener que convivir estrechamente con quienes compartimos el hogar, por eso es importante que dejemos claro la mejor manera de llevar la convivencia", expone el psiquiatra.

8. No olvidar el lado positivo de la situación. 

"Es el mejor momento para hablar, aunque sea a través de pantallas, con los seres queridos y amigos. También para compartir con la familia", recomienda Astrain. Así mismo, Aubá considera que "esta situación ha sacado lo mejor de nosotros mismos. Se han dado iniciativas solidarias que ayudan a mirar desde otras perspectivas la enfermedad, y continuar con esto mejora nuestro estado de ánimo".

POBLACIÓN MÁS VULNERABLE

La situación que se vive actualmente genera mucha incertidumbre. Los expertos hablan de posibles secuelas psicológicas que tendremos al terminarse el confinamiento, pero esto dependerá de la cercanía con la enfermedad y de la vulnerabilidad física y mental de cada persona.

"Hay personas a las que se les están muriendo sus familiares, que no pueden acompañarlos, ni tener funerales para despedirlos dignamente, y todo esto va a costar tiempo que se cure. También los sanitarios están a niveles de estrés altos, queriendo hacer mucho más de lo que esta a su alcance y viendo morir a muchas personas. Todos ellos sí que podrían padecer estrés postraumático", explica el psicólogo Luis Astrain.

Además, otros factores que hacen más vulnerable a un sector de la población que a otros son vivir en condiciones deficientes, como espacios muy estrechos, estar alejado de los seres queridos, o tener niños pequeños o adultos mayores en riesgo alto de padecer la enfermedad.

A su vez, "las personas con dolencias psíquicas o trastornos previos son más susceptibles a sufrir más en estos cambios repentinos", asegura el psiquíatra Enrique Aubá.

Otro ejemplo son los deportistas. Astrain manifiesta que hay que tenerlos en cuenta, "ya que no pueden continuar con su práctica habitual y son conscientes, además, de que esta situación influirá negativamente en su estado físico. El no saber qué va ha ocurrir con sus competiciones (cambio de fechas, cancelaciones, contratos...) les puede crear altos niveles de estrés", refleja.

Pese a que hay que tener especial cuidado con ciertos sectores de la población, ninguno está exento de cualquier sintomatología de desequilibrio mental, como la ansiedad o la depresión. Por eso, hay iniciativas de los centros de salud navarros y especialistas locales para continuar con la atención psicológica y psiquiátrica por medios virtuales o telefónicos, si así lo requirieran.

"Los seres humanos tenemos la capacidad de salir adelante de situaciones estresantes; a eso se le denomina resiliencia", reflexiona Astrain. Asimismo, "no hay que pensar en esto solo de forma negativa, sino aprovecharlo como la posibilidad para ser mejores y crecer como personas. Es una oportunidad para ser mejores", concluye Aubá.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Las pautas de dos expertos para evitar la ansiedad en el confinamiento: "La disciplina es fundamental"