SALUD

Navarra priorizará los test de Covid-19 en centros de mayores y de personas con discapacidad

El ejecutivo ha afirmado que en estos momentos es ya el sector de la población al que más pruebas se han realizado.

Residencia de ancianos de la Casa de Misericordia durante el confinamiento por el coronavirus y el estado de alerta. MIGUEL OSÉS
Residencia de ancianos de la Casa de Misericordia durante el confinamiento por el coronavirus y el estado de alerta. MIGUEL OSÉS  

El Gobierno de Navarra ha intensificado las acciones de prevención en las residencias de mayores y discapacidad, con distintas acciones, entre ellas la realización de test de coronavirus en estos centros.

El departamento de Salud, en colaboración con Derechos Sociales, ha realizado hasta el momento 800 pruebas, sobre una población de 6.856 personas residentes, lo que significa el 11,7%. Este martes se prevé realizar otros 151 test adicionales.

Tras la intensificación en la realización de pruebas PCR en centros residenciales, el Ejecutivo ha señalado que en estos momentos es ya el sector de la población al que más pruebas se han realizado.

Una cuestión "lógica", a juicio de la consejera de Derechos Sociales, Mari Carmen Maeztu, "al tratarse probablemente del grupo más vulnerable y que exige mayor protección y prevención". En este momento la prueba se realiza ya para todos los casos que se solicitan o son necesarios.

Estas pruebas se están practicando también a profesionales, ha detallado Maeztu, quien ha indicado que el lunes próximo se realizará a la plantilla de los centros San Jerónimo de Estella y Nuestra Señora de Gracia de Tudela que sustituirá a quienes se encuentran conviviendo de forma permanente con residentes y salen para dar el relevo.

La inversión que el Departamento de Derechos Sociales ha previsto para la atención a la población mayor en residencias, a través de distintas acciones, asciende a 1 millón de euros este primer mes. El 50 por ciento corresponde a personal.

Una de estas acciones ha consistido en el aprovisionamiento de material de protección, complementario al proporcionado por Salud. Se han comprado 8.220 mascarillas, 163.800 guantes, 2.402 equipos de protección, 135 gafas y 400 pantallas para su distribución en los centros, según las necesidades que han manifestado los mismos.

PERSONAL DESTINADO AL CUIDADO DE MAYORES EN RESIDENCIAS

Maeztu ha detallado que desde el comienzo de la pandemia el departamento de Derechos Sociales organizó un dispositivo de seguimiento de las residencias de mayores, "consciente de que se trata de uno de los grupos más vulnerables al coronavirus".

La incidencia de la pandemia es mayor en la población de más edad, ha continuado, y el hecho de vivir en comunidad "acentúa el riesgo de contagio".

Este dispositivo está compuesto por 2 médicos, 4 enfermeras y 7 terapeutas ocupacionales, de la Sección de Valoración de la Dependencia y de Inspección de Derechos Sociales, que hacen un seguimiento diario a todos los centros.

A este dispositivo se ha sumado un refuerzo de enfermería aportado por Salud de 11 enfermeras y 5 auxiliares.

Esta monitorización de 71 centros de mayores, además de los 49 de discapacidad, permite conocer en cada momento la situación y necesidades de cada uno.

Para Derechos Sociales, esta información es "sumamente importante, puesto que permite tomar decisiones sobre las actuaciones necesarias en cada momento". A partir de esta información, se han realizado intervenciones en 7 residencias.

Se han habilitado dos espacios para acoger positivos confirmados que no requieran hospitalización con capacidad conjunta inicial de 74 plazas, ampliables hasta 148.

Se trata de la residencia Félix Garrido de Sarriguren y del Balneario de Fitero. La primera instalación, que comenzó a funcionar para este uso el 29 de marzo, ya ha recibido 42 personas procedentes de otras residencias.

El equipo profesional está compuesto por 22 cuidadoras gerontológicas, en turnos de día y noche, contratadas por Derechos Sociales y 4 personas de enfermería del Departamento de Salud, que garantizan atención 24 horas. Hay que sumar también la contratación de servicios de cocina y limpieza.

Por su parte, este lunes el Balneario de Fitero, destinado a la zona de la Ribera, recibían las primeras 4 personas. El equipo profesional contratado está compuesto por: personal de enfermería, 4 personas, contratado por el Departamento de Salud, y el personal contratado por el Departamento de Derechos Sociales: 6 personas cuidadoras, un médico, 2 para cocina, y una de mantenimiento.

En caso de llegar a la plena ocupación (96) plazas, sería necesario contratar hasta 40 personas cuidadoras.

A estos recursos se suma la iniciativa de la Casa de Misericordia de Pamplona, con la que Derechos Sociales ha colaborado y apoyado para trasladar a personas residentes de su propio centro sin contagio, al hotel AC San Fermín de Burlada.

INCIDENCIA DEL COVID-19 EN LAS RESIDENCIAS DE MAYORES

En lo que respecta a la incidencia del Covid-19 en las residencias, a día de hoy, el número de personas fallecidas con PCR positivo son 41, ha indicado el Gobierno. Además de esta cifra, los centros residenciales informan de otras 71 personas fallecidas con síntomas compatibles con el Covid-19.

Los positivos confirmados en las residencias de mayores ascienden a 363 casos, de un total de 5.835 personas. De todas ellas, 40 están hospitalizadas y 323 permanecen en las propias residencias.

Asimismo, son 380 personas las que presentan síntomas compatibles con el Covid-19. Las bajas de profesionales son en este momento 376, de una plantilla total en torno a 4.000 personas.

En cuanto a los centros de discapacidad, hasta el momento hay 60 personas con PCR positivo y 3 han fallecido. Además, otras 40 presentan síntomas compatibles. En este sector, el personal de baja asciende a 89 profesionales.

Como dato más positivo, Maeztu ha destacado que en el 73,5% de los centros no hay ningún caso positivo identificado.

La consejera de Derechos Sociales ha indicado que "sin duda, estamos ante un escenario complicado, muy duro desde el punto de vista humano".

"Las personas mayores y las residencias son el sector más vulnerable de la población donde, además, el 70% son personas dependientes y la inmensa mayoría con edad muy avanzada, que es la que está sufriendo un mayor índice de mortalidad motivada por esta grave enfermedad", ha dicho.

Ha dicho que este departamento y el conjunto del Gobierno, los centros residenciales, y todo el personal de atención y cuidado, "están haciendo todo lo humanamente posible para procurar la mejor atención a nuestros mayores sin escatimar ningún recurso".

"Navarra está dando lo mejor de sí para procurar el mejor cuidado posible a nuestras personas mayores, por puro sentido de la ética y la justicia", ha manifestado.

Por su parte, el vicepresidente Javier Remírez ha afirmado que "nuestros mayores están en Navarra bien cuidados".

"No estarán solos, no los abandonaremos. Nuestros mayores tienen una atención sanitaria directa, nunca han estado fuera del circuito sanitario", ha sentenciado.

Según ha añadido, "a nuestros mayores se les atiende, tanto en los casos positivos certificados, como a los que tienen síntomas como si fueran positivo a todos los efectos sanitarios, tanto dentro de las residencias como en otros dispositivos creados".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Navarra priorizará los test de Covid-19 en centros de mayores y de personas con discapacidad