• jueves, 29 de julio de 2021
  • Actualizado 15:31

 

 
 

SOCIEDAD

Apuestan por un "acuerdo amistoso" entre propietarios e inquilinos de pisos en Navarra por el coronavirus

Irache ha destacado que los pisos alquilados por estudiantes para el curso escolar no son su vivienda habitual.

Varios estudiantes trabajando. ARCHIVO
Varios estudiantes trabajando. ARCHIVO

La Asociación de Consumidores de Navarra Irache ha recibido decenas de consultas sobre alquileres de pisos por parte estudiantes y de propietarios de viviendas tras la declaración del estado de alarma.

Irache ha destacado que los pisos alquilados por estudiantes para el curso escolar no son su vivienda habitual y "muchos de ellos habrán abandonado la vivienda para cumplir el confinamiento en sus localidades de residencia, mayoritariamente en el domicilio familiar".

Por otro lado, ha indicado que las dos universidades navarras ya han dado por suspendidas las clases presenciales de este curso académico.

"Dado que el curso no se va a reanudar, muchos de ellos están interesados en finalizar el contrato y no pagar ya más meses de renta", ha explicado en una nota la asociación.

Irache ha señalado que los pisos alquilados para el curso escolar "son arrendamientos para uso distinto de vivienda y se regulan fundamentalmente por lo acordado por las partes".

Y ha destacado que en estos alquileres "no se aplican algunas medidas decretada por el Gobierno para los arrendamientos de vivienda habitual, como prórrogas o moratorias de pago en según qué casos".

"En estas situaciones lo primero que hay que hacer es mirar el contrato de arrendamiento, ver las condiciones y comprobar si existe alguna cláusula que permita desistir del alquiler", ha aconsejado Irache, que ha apuntado que la Ley de Arrendamientos Urbanos "no contempla que en estos casos, más allá de lo pactado, el inquilino pueda dejar de pagar".

Sin embargo, ha explicado que existe un principio jurisprudencial, llamado 'Rebus Sic Stantibus', que "permite suspender, modificar o resolver un contrato por la alteración sobrevenida de circunstancias que le afectan sustancialmente. Para ello, este cambio del contexto debe romper el equilibrio del pacto, de tal manera que para una de las partes sea imposible o resulte muy gravoso cumplirlo".

En este sentido, Irache ha considerado que "en estas circunstancias excepcionales este principio jurisprudencial permitiría a los estudiantes tratar de negociar la resolución del contrato o, al menos, una rebaja de la renta en condiciones más justas para ambas partes".

Irache ha recomendado que inquilino y propietario lleguen a un "acuerdo amistoso", y ha señalado que, de no ser así, habría que acudir a los tribunales.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Apuestan por un "acuerdo amistoso" entre propietarios e inquilinos de pisos en Navarra por el coronavirus