ECONOMÍA

Una localidad navarra, el lugar escogido para establecer un nuevo tramo ferroviario y testar innovaciones

Adif busca "fomentar el desarrollo tecnológico siguiendo el modelo de otros centros de pruebas existentes en Europa, EEUU, China o Japón".

Una vía de un tren. ARCHIVO
Una vía de un tren. ARCHIVO  

El Consejo de Administración de Adif ha aprobado en su última reunión un acuerdo que permitirá promover e impulsar la creación de un tramo ferroviario de pruebas y ensayos que se emplazará en el entorno de Corella.

Para ello, Adif ha puesto en marcha un concurso público de ofertas para el otorgamiento de la concesión administrativa de una superficie de 36.000 m2 de dominio ferroviario, entre los puntos kilométricos 91/800 y 95/800 del trayecto Castejón-Cintruénigo, dentro de la línea Soria-Castejón, actualmente en desuso.

En la elección de este tramo "se han tenido en cuenta y analizado tanto sus características técnicas como su viabilidad, resultando idóneo para su uso como tramo de pruebas y ensayos de material rodante y sistemas y equipamientos ferroviarios asociados", ha destacado en un comunicado Adif.

También se podrán realizar otro tipo de pruebas, como las de carga de estructuras, deformación, suspensiones, acoplamientos y resistencias de todo tipo de componentes y equipos.

De este modo, el objetivo principal del concurso es "fomentar y favorecer el desarrollo tecnológico de la industria ferroviaria española, mediante la creación de un tramo de pruebas en nuestro país, siguiendo el modelo de otros centros de pruebas ferroviarios existentes tanto en Europa, como son los circuitos de Chequia-Velim, Francia-Valenciennes o Alemania-Wildenrath, como en Estados Unidos, China o Japón", ha destacado la entidad.

Además, se pretende "aprovechar y destinar a usos ferroviarios diversos espacios de la línea Soria-Castejón, por la que en la actualidad no circulan servicios comerciales".

En este sentido, según el acuerdo aprobado, el concesionario podrá acceder, entre otros, al arrendamiento del recinto de la antigua estación de Corella, inmueble patrimonial de Adif, para destinarlo a instalaciones auxiliares del centro de pruebas.

El concurso, que contempla una duración de la concesión de 20 años, prorrogables quinquenalmente hasta un máximo de 35 años, prevé expresamente que se pueda rescatar la concesión en caso de que se proceda a la reapertura al tráfico ferroviario de la línea Soria-Castejón.

Entre los criterios de adjudicación del concurso destaca el proyecto a desarrollar, tanto en sus aspectos técnicos como en aquellos derivados de la actividad planteada, tales como su interés para el servicio público ferroviario y el desarrollo tecnológico de la industria ferroviaria, el impacto sobre la economía local o el número de empleos directos e indirectos generados.

También se valorará la inversión a realizar tanto en la infraestructura ferroviaria como en las edificaciones auxiliares ubicadas en el entorno de la estación de Corella.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Una localidad navarra, el lugar escogido para establecer un nuevo tramo ferroviario y testar innovaciones