SOCIEDAD

La Coral de Cámara, a punto de recibir su primer premio en Navarra: "La propia tierra actúa de madrastra"

Tras 72 años de trayectoria, la institución se muestra "emocionada" por recibir el Príncipe de Viana y agradecidos por la difusión que concederá el premio.

La Coral de Cámara de Pamplona en un concierto ofrecido en la capital navarra.Foto: BALUARTE
La Coral de Cámara de Pamplona en un concierto ofrecido en la capital navarra.Foto: BALUARTE  

La Coral de Cámara de Pamplona se encuentra a unas horas de recibir en Olite el Premio Príncipe de Viana de la Cultura 2018 "resuelta, emocionada y agotada".

Desde que a finales de abril se conoció que eran ellos los distinguidos este año con este galardón cultural que concede el Gobierno de Navarra "no hemos parado", dice en declaraciones a Efe su director, David Gálvez.

Y añade que ha sido un mes "muy emocionante, con todos haciendo muchísimas cosas para organizarlo todo", así que cuando ya solo faltan unas horas para que la presidenta Uxue Barkos les entregue su distinción la sensación es de estar "agotados".

Un cansancio físico que compensan sin embargo con una sensación interior "de alivio, de recibir por fin el premio", señala Gálvez, y añade que, "cuando piensas que ya ha llegado, dices: que bien".

La Coral de Cámara de Pamplona está además "resuelta", "decidida" y con "ánimo" de cara al futuro, una circunstancia en la que su director está convencido de que tiene algo que ver este Premio Príncipe de Viana que le llega después de 72 años.

Un tiempo en el que la agrupación ha recibido numerosos reconocimientos nacionales y extranjeros pero ninguno en Navarra, "no por olvido, creo yo, sino porque la propia tierra es como una madrastra, que quiere que seas mejor pero que nunca te reconoce los méritos".

Ahora que ese momento ha llegado Gálvez apunta que es posible que la Coral "no haya tenido un acercamiento óptimo con la sociedad para que la Administración pudiera conocer los méritos y valorarlos", aunque a lo largo de su trayectoria no solo ha estado con la vanguardia sino también con los músicos navarros, lo que ha situado a nivel internacional a esta comunidad.

En todo caso, si ese fallo existió, es tiempo de subsanarlo, comenta el director, y recuerda que el Premio Príncipe de Viana lleva aparejada la difusión de su obra a través de un proyecto con la dirección general de Cultura.

"Nos pondremos a trabajar en él en cuanto pasen estos días", explica, y no descarta que la forma de materializarlo sea a través de "conciertos en las cabeceras de merindad".

Si es así la agenda de la Coral de Cámara de Pamplona ya no va a dar más de si, porque "2019 lo tenemos todo cerrado y 2020 casi todo", dice orgulloso su director, que también destaca el nuevo disco que grabarán este otoño.

Un panorama que contrasta con el vivido no hace tanto por la agrupación y que David Gálvez tiene aún muy presente porque el era casi un recién llegado a la dirección.

"Lo más complicado fue en 2014 y 2015", cuando la parte "oficial", la de la directiva, "funcionaba", pero la coral estaba "desorientada, no había coherencia ni unión como tal, no acabábamos de encajar".

"Superada ya" esta situación y con más de 4.000 conciertos a lo largo de su vida, el futuro se presenta bien para la Coral de Cámara de Pamplona, asegura, y destaca no solo ese proyecto pendiente de concretar con el Gobierno que les puede llevar a recorrer Navarra sino las citas de Baluarte y otros ciclos nacionales e internacionales y algunos proyectos como "Le parisien".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La Coral de Cámara, a punto de recibir su primer premio en Navarra: "La propia tierra actúa de madrastra"