SOCIEDAD

Guardas forestales, los ojos que controlan la movilidad en las zonas rurales de Navarra

Este colectivo lleva a cabo una “labor pedagógica” con la ciudadanía colaborando con los agentes de la autoridad.

Imagen de un guarda forestal controlandouna zona en Navarra. ASOCIACIÓN NAVARRA DE GUARDAS FORESTALES
Imagen de un guarda forestal controlandouna zona en Navarra. ASOCIACIÓN NAVARRA DE GUARDAS FORESTALES  

Los más de 100 guardas que componen el servicio de Guarderío de Medio Ambiente del Gobierno de Navarra se han convertido durante el estado de alarma en un agente activo en el control de la movilidad fuera de las urbes, algo especialmente importante en estos días de Semana Santa en los que las vacaciones y el buen tiempo pueden animar a salir de casa.

Según ha indicado en una entrevista con Efe la directora del servicio de Guarderío de Medio Ambiente, Gloria Giralda, desde el decreto del estado de alarma están llevando a cabo una “labor pedagógica” con la ciudadanía colaborando con los agentes de la autoridad en el cumplimiento del estado de alarma.

Los guardas, ha explicado, se han dedicado sobre todo “a informar y educar”, una labor que “ha sido más intensa en los primeros días por el desconocimiento de la gente de lo que se podía y no se podía hacer”, aunque ha reconocido que tras un mes de confinamiento sigue habiendo quien no cumple con las restricciones de movilidad.

“Hay personas a las que les sigue costando creerse que no pueden ir a pasear con su familia por el camino que lo hacían siempre o saludar a los vecinos del pueblo”, ha comentado subrayando que “el objetivo no es multar, sino que la gente se vaya a casa para evitar que haya contagios”.

A pesar de esto, a través de Comisiones Obreras (CCOO) el servicio de Guarderío de Medio Ambiente ha informado de que a lo largo de estas primeras semanas se han detectado diferentes incumplimientos como incendios forestales, caza furtiva, pesca, circulación de motos campo a través, paseos de perros lejos del domicilio y prácticas deportivas y de ocio en el monte por los cuales “se han tramitado diferentes propuestas de sanción”.

Al contrario que lo ocurrido en algunas zonas como La Pedriza, en la sierra madrileña, donde en primer fin de semana se concentró un gran número de gente dispuesta a pasar un día en el monte, en Navarra “mas bien fue un goteo de gente, con una persona en un punto corriendo, otro paseando y otro con los perros a 10 kilómetros de su casa” ha ejemplificado Giralda.

Para prevenir este tipo de aglomeraciones desde el Guarderío de Medio Ambiente han realizado una labor de precintado e instalado carteles informativos sobre las prohibiciones decretadas en el estado de alarma en zonas habituales de ocio al aire libre como son la selva de Irati, la foz de Lumbier o distintos nacederos.

El servicio de Guarderío de Medio ambiente, además de este control de la movilidad, ha continuado con sus labores habituales como servicio esencial de cuidado del entorno natural con trabajos de protección de especies en peligro de extinción, actuaciones de apoyo en la extinción de incendios o la detección y retirada de nidos de avispa asiática.

La ausencia de personas en el campo, ha reconocido, ha influido también en su trabajo, ya que no cuentan con los ojos de la sociedad para informarles sobre casos como la existencia de estos nidos de avispa, perjudiciales para el ecosistema, o de algún animal herido.

Esta ausencia de personas, ha comentado, puede que afecte también al modo en el que críen los animales y su estado, algo que “veremos a medio plazo”.

Más allá de las funciones propias de su colectivo, a través de CCOO han manifestado su “compromiso de colaboración ante cualquier requerimiento” en tareas de su competencia “en la gestión o ayuda ante esta crisis sanitaria, como la asistencia a aquellos núcleos rurales demandantes u otras en las que nuestra aportación sea de utilidad”.

Aunque los trabajadores no cuentan con Equipos de Protección Individual (EPI) al considerar que estos “son escasos y deben usarlos quienes están en primera línea tratando con los enfermos”, ha señalado al directora del servicio, sí cuentan con un protocolo con medidas de protección para evitar los contagios, como la obligación de mantener la distancia de seguridad y la desinfección constante.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Guardas forestales, los ojos que controlan la movilidad en las zonas rurales de Navarra