• sábado, 18 de septiembre de 2021
  • Actualizado 10:41

 

 
 

SOCIEDAD

Hosteleros navarros critican su "permanente precariedad" por las restricciones

La contratación en el sector de la hostelería se ha desplomado un 67,8 % en Navarra desde julio de 2020, una caída inferior a la media nacional que se sitúa en el 75,4 %.

Un hombre sentado en una terraza durante la tercera ola del coronavirus en Pamplona. MIGUEL OSÉS
Un hombre sentado en una terraza durante la tercera ola del coronavirus en Pamplona. MIGUEL OSÉS

La Asociación Navarra de Pequeña Empresa de Hostelería (ANAPEH) ha mostrado su rechazo al mantenimiento de los aforos al 30 % en el interior de los establecimientos, lo que a su juicio deja al sector en una "permanente precariedad".

En este sentido, señala en un comunicado que otras autonomías, como el País Vasco o Madrid, mantienen los aforos de interiores al 50 %, "no observándose grandes diferencias en los datos de la pandemia entre unas y otras comunidades".

A los aforos del 30 %, destaca, "se unen unos horarios que impiden realizar el servicio de tarde-noche, lo que consideramos un sinsentido, ya que el espacio que se deja entre el cierre hostelero y el toque de queda de las 23:00 horas se aprovecha por parte de muchas personas para la celebración de reuniones y cenas en domicilios particulares u otros espacios".

Esta situación a juicio de ANAPEH, "incide en un aumento de los contagios, ya que, a diferencia de la hostelería, esos lugares no tienen la obligación de cumplir con ninguna medida de seguridad, como puede ser el distanciamiento, la ventilación o la desinfección permanente de los elementos comunes".

La Asociación asegura que el sector "se enfrenta a un escenario cada vez más difícil, que puede complicarse más aún si se endurecen las medidas de cara a Semana Santa, con una fuerte incertidumbre en un momento en que las empresas hosteleras han hecho acopio de género y han contratado personal".

"Esperamos que esta incertidumbre no termine con un nuevo cierre en esas fechas por la pérdida de material y empleo que supondría. Queremos dejar claro que entendemos la situación, que sabemos que es difícil para todas las personas, no somos insensibles a la situación sanitaria, pero estamos hablando de empleo, de pérdidas económicas y de salarios", advierte.

A esta situación, agrega ANAPEH, "se suma el lento ritmo de vacunación, donde tenemos todos y todas puestas nuestras mayores esperanzas, lo que viene a sumar una incertidumbre permanente que la hostelería lleva soportando desde hace ya más de un año, con continuos cierres y restricciones".

"Sólo nos queda animar a todas las personas a mantener un comportamiento ejemplar, cumplir siempre con las normativas de seguridad, higiene, distancias, evitar aglomeraciones y respetar las normas tanto en el ámbito público como en la hostelería y en los espacios privados", concluye. 

CONTRATACIÓN EN HOSTELERÍA

Por otra parte, la contratación en el sector de la hostelería se ha desplomado un 67,8 % en Navarra desde julio de 2020, una caída inferior a la media nacional que se sitúa en el 75,4 %, según un informe de la empresa de recursos humanos Ranstad.

En Navarra, se han dejado de firmar 1.722 contratos en hostelería desde verano, un descenso 7,6 puntos menos pronunciado que la media nacional, según el citado informe que se ha elaborado a partir de encuestas a 900 empresas del sector situadas a lo largo de todo el país, además de pulsar la situación de la contratación a través de los datos ofrecidos por el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE).

Según el estudio, en el territorio nacional, desde julio el número de contratos firmados en hostelería ha caído un 75,4 % y se han dejado de firmar 176.182 contratos, pasando de los 233.752 a los 57.570 actuales.

Los mayores descensos se han registrado en Baleares (-92,8 %), Galicia (-91,5 %) y Cantabria (-88,1 %), mientras que los menos pronunciados se han dado en el País Vasco (-58,4 %), Canarias (-45,9 %) y la Comunidad de Madrid (-31,3 %).

El informe de Randstad revela que cerca del 63 % de los empresarios de la hostelería no espera una recuperación total hasta el segundo trimestre de 2022, una cifra mucho más pesimista que la del conjunto de las empresas del país, de las que el 81 % prevé ya haber alcanzado en esa fecha niveles previos a la irrupción de la crisis.

Hace un año el volumen de contratos en hostelería estaba en 290.908 firmas, pero la llegada de la crisis sanitaria provocó que descendiera bruscamente, registrando apenas 13.854 contratos en abril.

En los siguientes meses, el indicador rebotó, aupado por el verano y la mejora de las condiciones sanitarias, registrando en julio los mencionados 233.752, la cifra más alta de la pandemia.

Pero el encadenamiento de las olas pandémicas y la incertidumbre por las restricciones han provocado que, con ligeros altibajos, el número de contratos en hostelería anote desde verano una tendencia negativa, hasta mostrar el pasado febrero el tercer peor registro de la era Covid-19.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Hosteleros navarros critican su "permanente precariedad" por las restricciones