• domingo, 26 de junio de 2022
  • Actualizado 10:33
 
 

SOCIEDAD

El desafío de los rescates sanitarios en cuevas, a debate en un congreso en Pamplona

El congreso, organizado por la Federación Navarra de Espeleología, comienza este viernes 14 y finalizará el domingo.

Dos operarios durante una expedición de espeleologia ARCHIVO
Dos operarios durante una expedición de espeleología.ARCHIVO

El desafío de los rescates sanitarios en cuevas centra el III Congreso nacional de Espeleosanitario y Primera Intervención que desde este viernes hasta el domingo reúne en Pamplona a personal sanitario y expertos en espeleosocorro de todo el país.

Las cuevas, según apuntan los organizadores de este evento, son uno de los medios más hostiles y extremos a los que se puede enfrentar un especialista en emergencias, con rescates que exigen permanecer largas jornadas bajo tierra, internarse a centenares de metros de profundidad en entornos poco conocidos, y coordinar una logística muy compleja que implica mover centenares de metros de cuerdas y toneladas de material. 

Para intercambiar formación y mejorar la respuesta ante estos desafíos expertos en la materia se reúnen en el auditorio Civican de la capital navarra.

"¿Cómo actuar ante una hemorragia grave si la persona herida está a 600 metros de profundidad? ¿cómo sacarla inmovilizada en una camilla a través de los túneles angostos y las chimeneas verticales de una cueva? o ¿de qué modo maneja la presión psicológica quien interviene en un rescate así?" son algunas de las cuestiones a las que tratarán de responder.

El objetivo es encontrar "las mejores soluciones a los problemas a los que se enfrenta un equipo de rescate en un medio tan hostil como una cueva, desde el aspecto organizativo al legal o el sanitario".

Aunque la formación en seguridad de los espeleólogos es alta, y por ello los accidentes son escasos, las consecuencias de cualquier percance en un entorno tan hostil, según remarcan, son mucho mayores que en superficie.

Frente a los grandes avances que se han producido en los rescates en montaña, donde los equipos helitransportados pueden socorrer a un accidentado en cuestión de minutos, en espeleología los rescates llegan a durar días, con muchos participantes y una complejísima logística. 

En este contexto las ponencias tratarán de arrojar luz sobre las muchas dudas que surgen en esas situaciones, mejorar la preparación de los espeleólogos y minimizar así los errores.

Según indican, aunque hay grupos profesionales que intervienen en rescates -como Bomberos o el GREIM de la Guardia Civil-, en casi todas las comunidades autónomas se han creado grupos específicos de espeleosocorro formados por espeleólogos voluntarios que están acostumbrados al medio y tienen el entrenamiento psicológico adecuado para permanecer largas jornadas bajo tierra. 

En esos grupos de personas voluntarias cada vez hay más personal sanitario y un ejemplo de ello es Navarra, donde la competencia del rescate recae sobre Protección Civil, y donde el grupo voluntario de espeleosocorro cuenta al menos con 6 jefes de equipo, 15 socorristas, 3 médicos y 2 enfermeras.

Con el fin de optimizar los esfuerzos y mejorar la prevención, en el Congreso se pretende poner en marcha un registro común de accidentes en espeleología a nivel nacional, similar al que existe para los accidentes de montaña.

El congreso ha sido organizado por la Federación Navarra de Espeleología, con la colaboración del Servicio de Protección Civil de Navarra, y cuenta con el apoyo del Servicio de Bomberos de Navarra.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El desafío de los rescates sanitarios en cuevas, a debate en un congreso en Pamplona