ECONOMÍA

La crisis sanitaria destroza también la confianza de los consumidores navarros en el primer trimestre del año

Las expectativas de trabajo y la situación económica general esperada sufren los mayores descensos en el Índice de Confianza del Consumidor.

Una calculadora rodeada de billetes y monedas de euro ARCHIVO
Una calculadora rodeada de billetes y monedas de euro ARCHIVO

El Índice de Confianza del Consumidor (ICC) presenta opiniones más pesimistas respecto al trimestre anterior y en relación al mismo periodo de 2019.

Este deterioro de la confianza de los consumidores deriva del descenso de prácticamente todos sus componentes, fundamentalmente en las expectativas de trabajo y la situación económica general esperada. Tan sólo las previsiones sobre el ahorro y la situación económica general actual reflejan una evolución más favorable.

Así se desprende de la Encuesta de Coyuntura Económica de Hogares correspondiente al primer trimestre del año realizada por el Instituto de Estadística de Navarra (Nastat) sobre una muestra aleatoria de 640 hogares.

Este deterioro de la confianza en el primer trimestre del año no se ve reflejado en los índices de confianza de España, que refleja síntomas de ligera recuperación, ni de la Unión Europea, que refleja un perfil de estabilidad.

El Nastat ha precisado que los índices de confianza de la UE y España se calculan con periodicidad mensual siendo la media de los tres meses que componen el trimestre el dato trimestral. Sin embargo, para Navarra la encuesta es trimestral, siendo la recogida de campo de este primer trimestre entre el 24 de febrero y el 27 de marzo.

Prácticamente el 50% de la muestra se encuestó después del 10 de marzo, con lo que los resultados "reflejan de forma significativa el impacto del Covid-19 en términos de confianza del consumidor, no así en la UE y España donde tan sólo un porcentaje de los resultados del mes de marzo pueden mostrar la actual situación social y económica", ha indicado.

ÍNDICE DE CONFIANZA DEL CONSUMIDOR

El Índice de Confianza del Consumidor (ICC) muestra las opiniones más pesimistas del trimestre tras pasar de -17,6 a -31,8, empeoramiento que se acentúa respecto al -11,8 alcanzado el primer trimestre de 2019.

Respecto al periodo precedente, destaca el deterioro de las previsiones sobre el mercado de trabajo y la situación económica esperada, fundamentalmente la situación económica general esperada.

En términos interanuales, las expectativas sobre el paro y la situación económica general esperada presentan la pérdida de confianza más destacada.

Analizando el Índice de Confianza del Consumidor por sexo, se observan opiniones más pesimistas para las mujeres que para los hombres. Para este trimestre se cifra el índice en -33,4 para mujeres y -30,5 para hombres, destacando la diferencia reflejada en las expectativas sobre el ahorro.

ÍNDICE DE SENTIMIENTO DE LOS HOGARES

El Índice de Sentimiento del Consumidor se debilita por tercer trimestre consecutivo y sitúa el índice en 72,0, tras el 79,0 estimado el trimestre anterior.

Este descenso del índice proviene fundamentalmente de la pérdida de confianza observada en la situación económica esperada, tanto general como del hogar y, en menor medida, del momento de compra.

Tan solo la situación económica general actual registra opiniones más optimistas en este periodo. Con relación al mismo trimestre del año anterior, la situación económica general esperada, refleja el deterioro más destacado del periodo.

DESCIENDE LAS EXPECTATIVAS ECONÓMICAS Y LA PROBABILIDAD DE COMPRA

El Índice de Expectativas Económicas acentúa el descenso respecto al trimestre anterior al pasar de -15,1 a -24,3. Esta pérdida de confianza se refleja en el deterioro observado en prácticamente todos sus componentes, especialmente en las previsiones del mercado laboral en las expectativas sobre demanda y nivel de precios. Tan solo las previsiones sobre el ahorro reflejan señales de ligera recuperación.

En términos interanuales, todos los componentes reflejan opiniones más pesimistas, mostrando las expectativas del mercado laboral el deterioro más destacado.

El Índice de Probabilidad de Compra muestra señales de moderación al pasar de 7,2 a 6,1 y se mantiene prácticamente en los mismos niveles en términos interanuales. Tan solo la adquisición de segunda vivienda refleja opiniones más optimistas respecto al trimestre precedente, evolución que no compensa las valoraciones más desfavorables estimadas en compra de primera vivienda, coche, teléfono móvil y ordenador. En términos interanuales todos sus componentes presentan una pérdida de confianza.

Finalmente, el Índice de Situación Económica Familiar refleja las opiniones más pesimistas y sitúa el índice en 8,8, inferior tanto al 15,7 observado el último trimestre de 2019 como al 23,2 registrado el mismo trimestre del año anterior.

Este menor dinamismo deriva fundamentalmente de las opiniones más pesimistas reflejadas en la valoración del ahorro y, en menor medida, de la situación financiera, mostrando las expectativas sobre el ahorro señales de ligera recuperación.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La crisis sanitaria destroza también la confianza de los consumidores navarros en el primer trimestre del año