• domingo, 20 de junio de 2021
  • Actualizado 20:13

 

 
 

SOCIEDAD

Conexión entre Navarra y Siria: los Maristas Azules de Alepo, galardonados con el Premio Internacional Solidaridad 2016

Este colectivo destinará los 15.000 euros del premio a programas de ayuda humanitaria y emergencia para refugiados del conflicto sirio.

 

 

Un grupo de maristas azules en Alepo.
Un grupo de maristas azules en Alepo.

Los Hermanos Maristas de Alepo (Siria), conocidos como los maristas azules, son los ganadores del Premio Internacional "Navarra" a la Solidaridad 2016 por "su trabajo en la zona del conflicto armado, arriesgando su propia vida para atender a las personas damnificadas por la guerra".

Con este galardón, al que optaban trece candidaturas, el jurado ha querido reconocer, además de su labor, la de las personas voluntarias que trabajan con ellos, en red con otras organizaciones cristianas, musulmanas y aconfesionales, así como el hecho de que hubieran permanecido en Alepo una vez comenzada la guerra.

El premio, otorgado por unanimidad, pretende asimismo, según ha detallado Miguel Induráin, resaltar el trabajo de esta organización tanto con personas que han tenido que desplazarse de otras zonas del país hasta Alepo como con los damnificados en la ciudad por el conflicto armado, así como su defensa del derecho a la vida.

Los maristas azules preven destinar los 15.000 euros de dotación del galardón, que se les entregará a finales de noviembre o principios de diciembre, a programas de ayuda humanitaria y emergencia para las personas refugiadas del conflicto sirio, así como programas educativos destinados a niños.

Además de esta candidatura se han presentado otras doce, de las que se han seleccionado seis finalistas: Proactiva Open Arms, de España; Fundación Promoción Social de la Cultura, España; Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR), de España; Sabes. Asociación Saneamiento Básico, Educación Sanitaria y Energías Alternativas, de El Salvador; Asociación Marroquí para la Integración de los Inmigrantes, de España y Marruecos; y Hermanos Maristas de Siria.

Muchas de esas organizaciones tienen en común su labor en el ámbito de las personas refugiadas, lo que, en opinión de Laparra, "no es casualidad", sino que "tiene que ver con el hecho de que el tema de los refugiados es posiblemente uno de los problemas más graves que hay gestionar a nivel europeo".

"Tanto en la entidad seleccionada como en otras el objeto del trabajo tiene que ver con uno de los derechos más fundamentales, sino el más fundamental, que es el derecho a la vida", ha aseverado, tras lo que ha considerado "insoportable" e "inaceptable" que haya personas que estén muriendo en territorio europeo, precisamente en ese proceso de búsqueda de asilo y refugio.

Con la elección de los maristas azules se busca además enviar "un mensaje de apoyo a todas las personas que colaboran para tratar de aliviar los efectos perversos de este problema y un mensaje a la conciencia estatal e internacional en cuanto a la necesidad de tomar medidas en otro orden de cosas", ha agregado el vicepresidente.

HISTORIA DE LOS HERMANOS MARISTAS

Los Hermanos Maristas están en Siria desde 1904, si bien a principios de este siglo su presencia se reducía a la ciudad de Alepo. Al comienzo de la guerra, en 2011, decidieron quedarse allí y reorientar su labor para atender a los desplazados del conflicto armado, lo que dio lugar a la aparición de los denominados "maristas azules", un grupo formado por religiosos y voluntarios.

Su tarea se realiza en el barrio que los cristianos llaman "Djabal Al Sayde" y los musulmanes "Cheikh Maksoud", al norte de Alepo y destino de muchos desplazados internos del país, de camino hacia los pasos fronterizos y los campamentos de refugiados de Turquía, pero también de habitantes de Alepo cuyas casas están en medio de las refriegas entre gobierno y rebeldes.

Realizan tareas de suministro de agua y alimentos, facilitan el realojo de las personas desplazadas y ofrecen atención sanitaria a las personas heridas y actividades educativas a los menores.

En la última edición, la celebrada en 2014, el galardón fue para la Fundación Juan Ciudad y la hermana Paciencia Melgar.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Conexión entre Navarra y Siria: los Maristas Azules de Alepo, galardonados con el Premio Internacional Solidaridad 2016