• lunes, 28 de noviembre de 2022
  • Actualizado 15:47
 
 

SOCIEDAD

"Jaque al reino": la novela que habla de Sancha Ramírez, una mujer adelantada a su tiempo

El autor expolítico Chesús Yuste habla de su nueva novela histórica, que cuenta con el ritmo policíaco al que está acostumbrado desde su primera obra, "La mirada del bosque", o con "Asesinato en el Congreso".
 

El escritor y expolítico aragonés Chesús Yuste reaparece con una novela histórica en la que se adentra en la vida de la condesa doña Sancha Ramírez, una mujer adelantada a su tiempo a la que su hermano, el rey Sancho Ramírez, otorgó un papel no de reina pero sí "muy superior al que le correspondería" como mujer en la Edad Media. EFE/Javier Cebollada
El escritor y expolítico aragonés Chesús Yuste reaparece con una novela histórica en la que se adentra en la vida de la condesa doña Sancha Ramírez, una mujer adelantada a su tiempo a la que su hermano, el rey Sancho Ramírez, otorgó un papel no de reina pero sí "muy superior al que le correspondería" como mujer en la Edad Media. EFE/Javier Cebollada

El escritor y expolítico Chesús Yuste reaparece con una novela histórica en la que se adentra en la vida de la condesa doña Sancha Ramírez, una mujer adelantada a su tiempo a la que su hermano, el rey Sancho Ramírez, otorgó un papel no de reina pero sí "muy superior al que le correspondería" como mujer en la Edad Media, de administradora de monasterios y territorios y hasta el cargo de obispa de Pamplona.

Lo cuenta en una entrevista con Efe con motivo de la publicación de su nuevo libro, "Jaque al reino", una novela histórica pero con el ritmo policíaco al que está acostumbrado desde su primera obra, "La mirada del bosque", o con "Asesinato en el Congreso".

"Me parecía increíble que esta mujer pudiera acumular tanto poder y que fuera nombrada obispa auxiliar de Pamplona, un caso absolutamente excepcional que merecía una mayor investigación" explica Yuste (Zaragoza, 1963), quien aprovecha los "celos, envidias y rechazo" que generan todas las mujeres que ostentan poder para construir una trama conspirativa, en este caso ficticia pero que "no sería de extrañar", porque unos años antes había muerto asesinado el rey Sancho de Pamplona, cuyo trono vacante podría ocupar Sancho Ramírez.

Según Yuste, el papel de Doña Sancha es "muy peculiar porque ella no es la reina, es la hermana del rey", y una vez que queda viuda, "libre de las servidumbres matrimoniales", asume la administración del Monasterio de Santa Cruz de la Serós y del masculino de Siresa; empieza a administrar territorios; se pone al frente del Obispado de Pamplona y, "aún más increíble", es que aparece junto a su hermano en la mayor parte de la documentación que genera el reino durante esa época e, incluso, a la muerte de este, junto a su sobrino, el nuevo rey Pedro I.

"Mientras la reina Felicia de Roucy está teniendo hijos para el rey (tres de ellos futuros reyes), da la sensación de que ellos están compartiendo el Gobierno", observa Yuste.

Conocedor de los entresijos de la política como exdiputado en el Congreso y en el Parlamento autonómico con Chunta Aragonesista, Yuste aporta una de las "claves" que contiene la novela como es la reflexión que la condesa hace del funcionamiento del mundo y de las relaciones de poder a partir de un tablero de ajedrez.

Yuste reconoce que sea cual sea la civilización o la geografía, "luchas de poder ha habido siempre; en el siglo XI y el en XXI. Ahora estamos viendo que lo que eran guerras del siglo XX que creíamos superadas no lo están. El recurso de la violencia para imponer ideas, la hegemonía de un pueblo sobre otro, es algo que se da y por mucho que lo repudiemos no desaparece cerrando los ojos" advierte.

No obstante, cree que ahora la lucha de poder es "más civilizada que hace mil años" y las "conspiraciones no acaban con el apuñalamiento del líder, simplemente se le hace dimitir".

Cuna del reino de Aragón, Yuste refleja en esta obra el papel "fundamental" que ejerció el Monasterio de San Juan de la Peña como "gran aliado de la política de la Corona de Aragón". "Un lugar absolutamente emblemático", horadado en la roca del Monte Pano, lo que le da un aspecto "espectacular e incluso mágico".

También le ha llamado la atención el pulso que ha habido en Aragón a lo largo de la historia entre poner su interés en Europa o en la Península Ibérica.

"En Aragón siempre se ha dado ese pulso, por un lado entender que los Pirineos no son un muro sino un puente que nos relaciona con Europa", apunta Yuste, quien explica que en la novela se ve cómo el Camino de Santiago es una ruta de libre circulación de ideas y personas de todo el mundo o las alianzas del rey Sancho Ramírez apoyando las reformas eclesíasticas pero también con reinos del otro lado de los Pirineos que "chocan con sectores inmovilistas con cierta nostalgia de la España visigótica", una pulsión que, asegura, "nos ha acompañado varios siglos".

Con esta novela, Yuste, licenciado en Geografía e Historia, contribuye a divulgar la importante historia de Aragón, para que se conozca y "no se pierda ese legado y esa identidad que nos conforma colectivamente como lo que somos".

Por eso agradece que haya "tantos escritores de novela histórica" y editoriales como Doce Robles que se dediquen a la divulgación de la historia y cuenten con una colección específica de novela, "fundamental para acercar la historia de aragón a las nuevas generaciones".

"En la novela histórica -asegura- lo que hacemos es rellenar los puntos que faltan en la historiografía".

Y es que, a su juicio, hay muchos elementos de la historia de Aragón que "no se conocen" pero también surge de la necesidad de "combatir determinadas 'fake news' que se construyen sobre la historia medieval originaria de nuestros pueblos" y, en este caso concreto, para difundir el pulso que había en el último tercio del siglo XI entre "reformistas e inmovilistas", sobre lo que, precisa, hay poco escrito.

Para Yuste es "muy importante que Aragón no ignore lo qué es, de donde viene, para saber a dónde tiene que ir", porque "los aragoneses, cuando dejan de ser conscientes de lo que son, cuando olvidan su cultura e ignoran su historia, es cuando desaparecen como pueblo".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
"Jaque al reino": la novela que habla de Sancha Ramírez, una mujer adelantada a su tiempo