SOCIEDAD

Concentración nicaragüense por la muerte de un temporero: "En Navarra hay personas que están siendo esclavizadas"

Actualmente en la Comunidad foral residen un total de 6.000 personas procedentes de este país latinoamericano en busca de nuevas oportunidades laborales. 

Concentración convocada por la Comunidad Nicaraguense de Pamplona para protestar por la muerte en Murcia de Eleazar Blandón "por las condiciones de explotación laboral en el campo". MIGUEL OSÉS
Concentración convocada por la Comunidad Nicaraguense de Pamplona para protestar por la muerte en Murcia de Eleazar Blandón "por las condiciones de explotación laboral en el campo". MIGUEL OSÉS

Una treintena de personas se han concentrado en la plaza del Ayuntamiento de Pamplona a las doce del mediodía para homenajear y hacer justicia sobre la muerte de Eleazar Blandón Herrera, un inmigrante nicaragüense sin empadronamiento y solicitante de asilo político. Blandón fue un temporero que buscaba una vida mejor en Murcia, pero lo que encontró fue un trabajo con unas condiciones deplorables.

El nicaragüense sufrió un infarto debido a un golpe de calor y murió en un centro de salud de la misma ciudad. "Blandón soportó el maltrato y los abusos laborales por parte de su jefe en la explotación agraria de Murcia. Estamos para recordar que ninguna persona es ilegal", señala Yenisa López Cortés, organizadora de la concentración y procedente de Managua, Nicaragua.

"Ese 1 de agosto la jornada laboral se extendió desde las 7 de la mañana hasta las 14.00 horas, y luego se prolongó en la recolección de melones en una finca adyacente. Ese día, Eleazar se desplomó en plena jornada de recolección", han recordado.

El temporero fue abandonado en la entrada del centro de salud y, cuando los enfermeros acudieron para atenderle, lo encontraron sin pulso y con paradas cardiorrespiratoria tras dar negativo en la prueba del Covid-19. Posteriormente ingresó en el hospital Rafael Méndez en coma y fue sometido sin resultados a un masaje cardíaco durante cuarenta minutos. 

Blandón no pudo retornar a su país junto a su mujer y sus cinco hijos, que le habían comprado el billete de vuelta para el próximo 23 de octubre, tras haberle contado los episodios laborales que vivía en Murcia, pero lamentablemente, debido a la ley de extranjería, no pudo volvera ver a su familia.

Durante el acto, los nicaragüenses que han acudido han recordado con fotografías del afectado, velas y frutas, en memoria del trabajo del temportero, la importancia de crear una regulación para todas aquellas personas que llegan a países europeos con el fin de mandar dinero a sus familias.

La comunidad nicaragüense señala que, en la Comunidad foral, también se da el caso de la explotación laboral en las personas migrantes. MIGUEL OSÉS

"Mientras compramos cómodamente sandías y frutas en el supermercado, ¿cuántos Eleazar más faltarán para que las vidas de los migrantes sin papeles en España tengan valor?", reclama la comunidad nicaragüense durante el homenaje.

Tras un minuto de silencio y el sonido de los aplausos que ponían fin a la concentración en el corazón de la ciudad, la mayoría de los asistentes han continuado velando a Blandón.

Actualmente en Navarra residen de cerca 2.000 nicaragüenses que vienen a buscar una vida mejor y ayudar a sus familias que viven en situaciones extremas. Lo que pide este grupo de nicaragüenses es que se regule el marco laboral de las personas que se encuentran con estas "situaciónes de explotación" al llegar al país de destino.

"Yo soy solicitante de asilo político y los trabajos que tenemos como mujeres jóvenes son normalmente domésticos, cuidado de niños o ancianos y en el campo", afirma López.

Además, la organizadora del acto concluye con un mensaje que apela a la concienciación sobre la situación que también se vive en Navarra. "Lo que estamos reclamando no solo es justicia para Eleazar Blandón, sino pedimos justicia por todas las personas migradas que estamos aquí ya que, como personas, tenemos unos derechos. Sólo pedimos trabajos dignos. En Navarra hay personas que están siendo esclavizadas y que trabajan más de 14 horas por salarios injustos". 


Concentración nicaragüense por la muerte de un temporero: "En Navarra hay personas que están siendo esclavizadas"