SALUD

Navarra incorpora por primera vez en España tecnología puntera contra el cáncer ginecológico

La adquisición del primer aplicador Elekta de todo el país ha sido posible gracias al acuerdo de financiación con  la Fundación Amancio Ortega.

Imagen de un Servicio de Ginecología y Obstetricia en un hospital. Archivo / EFE
Imagen de un Servicio de Ginecología y Obstetricia en un hospital. Archivo / EFE  

El Complejo Hospitalario de Navarra (CHN) ha implantado el primer aplicador Venezia (Elekta) que comienza a usarse en España, de reciente desarrollo para braquiterapia ginecológica, equiparándose, así, a algunos hospitales punteros de Europa. 

Este aplicador Venezia es un equipamiento que permite combinar diferentes tratamientos de tumores avanzados de cérvix y vagina, cuando afectan al cérvix, el miometrio, la vagina y los tejidos paracervicales, según informa el Gobierno Foral.

Al respecto destaca que su implantación va a permitir al CHN ser centro de referencia nacional en braquiterapia ginecológica de alta complejidad, en tratamientos de cáncer de cérvix, endometrio y vagina. 

Su introducción permitirá, igualmente, participar en el siguiente estudio europeo EMBRACE II que proporcionará a la comunidad científica internacional información clave en el tratamiento combinado de radioterapia externa con IMRT(Radioterapia de intensidad modulada) y braquiterapia intersticial.

Esta implantación, según explica, es parte del "profundo proceso de renovación tecnológica" que está llevando a cabo y que afecta a los equipos de imagen, planificación y tratamiento de braquiterapia.

EN BASE AL ACUERDO CON LA FUNDACIÓN AMANCIO ORTEGA

Esta renovación se está ejecutando en el marco del protocolo firmado en marzo de 2017 entre el Ejecutivo y la Fundación Amancio Ortega para dotar a la sanidad pública con nuevos equipos de última generación para el diagnóstico y tratamiento del cáncer. 

El programa, con un presupuesto a cargo de la Fundación de 5,7 millones de euros, ha supuesto la instalación en el Complejo Hospitalario de Navarra de un acelerador lineal para radioterapia (3,6 millones), un equipo de radioterapia interna –braquiterapia- (650.000), dos scanner (1 millón) y un mamógrafo digital (309.000).

AUMENTA LA SEGURIDAD DE LAS PACIENTES

Con esta actualización, según destaca, se obtienen varias mejoras que van a permitir aumentar la precisión, la seguridad y el confort de los pacientes.

La renovación tecnológica en braquiterapia quedará completada con la instalación de un TAC intraoperatorio en radioquirófano que se llevará a cabo este próximo mes de diciembre y que dará la posibilidad de obtener imagen intraoperatoria tridimensional en tiempo real. 

Permitirá una mayor precisión en la colocación de los implantes, según el Gobierno que indica que no será necesario movilizar a las y los pacientes a otra sala de exploración para obtener las imágenes necesarias en la planificación de su tratamiento, ya que se conseguirán de forma inmediata en el mismo quirófano, lo que reducirá el tiempo transcurrido hasta la administración de su tratamiento. 

Al respecto remarca que la reducción de tiempos en los circuitos de tratamiento y la menor necesidad de movilización, aseguran una mayor seguridad y confortabilidad para los pacientes.

Desde la entrada en funcionamiento de la braquiterapia en el Hospital de Navarra en abril de 2008, el número de pacientes que se han beneficiado de ella ha sido creciente, con más de 500 procedimientos realizados en 2017. 

Además, en los últimos 5 años, el CHN se ha convertido en centro de referencia en técnicas complejas y ha tratado a pacientes de otras comunidades autónomas.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Navarra incorpora por primera vez en España tecnología puntera contra el cáncer ginecológico