PREMIUM  SOCIEDAD

Riezu, sobre la gestión de Goñi en la CAN: "Si alguien era crítico desaparecía de la escena muy pronto"

Lorenzo Riezu ha comparado en la comisión de investigación los dos modelos de dirección que se produjeron durante su mandato y durante el posterior de Enrique Goñi.

Comparencia del ex director general de Caja Navarra, Lorenzo Riezu, en la comisión de Investigación sobre la desaparición de dicha entidad. IÑIGO ALZUGARAY
Comparencia del ex director general de Caja Navarra, Lorenzo Riezu, en la comisión de Investigación sobre la desaparición de dicha entidad. IÑIGO ALZUGARAY  

El exdirector general de Caja Navarra Lorenzo Riezu ha afirmado este viernes en la comisión de investigación sobre el banco desarrollada en el Parlamento foral  que los directivos de la entidad durante su mandato tenían "un promedio de 20 años de experiencia en el mundo de las cajas", mientras que "los que vinieron luego -el equipo de Enrique Goñi- tenían probablemente muy poca experiencia, la fueron adquiriendo pero se llevó al término que finalmente conocemos".

A lo largo de su comparecencia, Lorenzo Riezu ha comparado los dos modelos de dirección que se produjeron durante su mandato y durante el posterior de Enrique Goñi.

"Nosotros teníamos una cultura de ir más moderadamente y el señor Goñi era más violento en el cambio de personas y en la expansión, y todo eso va acompañado de costos añadidos que van a penalizar el coeficiente de solvencia", ha apuntado.

Lorenzo Riezu ha señalado que durante su mandato "algunas cosas hicimos bien y otras probablemente no hicimos tan bien". "Lo nuestro ha estado quizá más en la línea de haber dado una continuidad a lo que recibimos de la Caja. Recibimos una buena Caja, tratamos de darle una continuidad y tratamos de mejorar aspectos concretos", ha asegurado.

En este sentido, ha afirmado que "avanzamos bastante en el diseño de un sistema de planificación estratégica segmentada, con un acento puesto sobre todo en el sector de particulares". "Tratamos de discriminar a los clientes en función de la vinculación que tenían con la entidad, de darles un trato favorable con temas como son el cobro de comisiones y labores de reconocimiento hacia el cliente, y creo que dieron su fruto", ha señalado.

Entre los aspectos negativos de su gestión, ha citado el hecho de "no haber tomado mayor protagonismo en procesos de colaboración y alianzas a partir del año 1999" y ha explicado que esas alianzas hubieran podido ser "un soporte de contención a las cajas en lo relativo a los gastos, para poder hacerlas más fuertes en sus propios territorios".

Sobre Enrique Goñi, ha señalado que "es una persona que vende bien, se vende muy bien, tiene unas dotes de presentación, y a esto le acompaña una cierta prepotencia o soberbia". "Goñi ha sabido ganarse ciertos apoyos de poder, cosa que otros probablemente no hayamos sabido hacer. Me refiero al ámbito político y empresarial, pero eso tiene el peligro de caer en cierto amiguismo", ha apuntado.

Además, ha indicado que Goñi "es una persona que ha tenido un carácter más imperativo en nombramientos y ceses, es algo que le costaba poco, a veces es bueno pero a veces supone marginar a ciertos talentos".

Igualmente, ha señalado que en la gestión de Goñi "pueden pesar más algunos aspectos negativos, como esa idea de buscar tamaño, parece que la grandeza va a ser una solución de futuro, cuando el tamaño no es solución, la solución estaba en la fortaleza, en la solvencia, con el tamaño podemos terminar haciendo un gigante con pies de barro".

También ha considerado que su sucesor en el cargo "no admitía a directivos críticos, si alguien era crítico desaparecía de escena muy pronto".

Lorenzo Riezu ha finalizado este viernes su comparecencia en la comisión de investigación después de cuatro jornadas de preguntas por parte de los grupos parlamentarios. Ha sido el segundo en comparecer después del exdirector de Caja Navarra Enrique Goñi y el próximo en acudir a la comisión será el exdirector de la Caja de Ahorros Municipal de Pamplona Manuel López Merino.

SIN "GRAN INCIDENCIA DE LOS POLÍTICOS"

Por otro lado, sobre la presencia de políticos en el consejo de la entidad, Lorenzo Riezu ha explicado que a él le tocó vivir el periodo en el que la Caja estuvo "más politizada", con el presidente del Gobierno de Navarra presidiendo la entidad y el consejo de Gobierno en pleno formaba parte también del Consejo.

Pese a ello, ha señalado que "no había una gran incidencia de los políticos en la labor de la Caja, ni en los años del señor Juan Luis Uranga -su antecesor en el cargo".

También ha hablado sobre la obra social que se realiza actualmente en la Comunidad foral, para afirmar que "la obra social que tienen los navarros no va más allá de la que tenían en 2002". "Que 16 años después tengamos una obra social parecida, me parece que hemos progresado poco. No me consuela que en otras partes hayan ido por caminos parecidos o peores", ha afirmado.

"FINAL MALO"

En la jornada de este viernes, Riezu ha afirmado que la entidad financiera "tuvo en su conjunto un final malo, porque la desaparición como tal de la Caja es mala", si bien ha valorado que finalmente fuera absorbida por CaixaBank.

Ha afirmado que Caja Navarra era "de todos los navarros" y era más que los 26.000 navarros que tomaron acciones de Banca Cívica. "Yo no fui uno de los que tomó acciones de Banca Cívica. Mi hermano sí, y perdió. Pero la Caja era más. Era de todos los navarros, cualquiera que sea la personalidad jurídica que se le ponga, era de todos los navarros", ha asegurado.

No obstante, ha reconocido que, "cuando alguien está cayéndose, si le echan una mano y lo levantan del suelo... Esta entidad fue La Caixa, y es una entidad que da garantía, confianza y servicio, pero no es lo mismo".

Lorenzo Riezu ha señalado que "una de las misiones" de la Caja era "estar en todo el ámbito de Navarra". "Si estábamos en tantos sitios es porque creíamos que una entidad de ámbito local identificada con sus gentes tiene que tener un plus con respecto a otras entidades financieras y creo que lo teníamos. Además, procurábamos llegar a todos los clientes cualquiera que fuera su condición", ha dicho.

El exdirector general de la entidad ha explicado que en el otoño de 2010 (cuando él ya no estaba en la Caja), se quedó "sorprendido con el proceso que se había iniciado vía Banca Cívica y entendía que aquello podía conducir a la desaparición de la Caja".

"Me dediqué a estudiar a través de memorias, auditorías de la Caja y estadísticas del Banco de España, y en febrero de 2011 creía que sabía qué estaba pasando y me dio por escribir un informe con la idea de tener ese conocimiento y tratar de hablar con los consejeros que conocía para trasladarles mi propia preocupación y ver si había manera de reencauzar aquella situación. No hubo éxito", ha explicado.

Lorenzo Riezu ha explicado que su primera aparición en la prensa "no fue crítica", sino que "simplemente procuraba que se formara un foro de reflexión para ver si aquella situación se podía reconducir". "Creo que se estaba a tiempo, algo se podía haber hecho, pero esta llamada no tuvo ningún interés para nadie, prácticamente", ha señalado.

Continuando con esta línea, ha afirmado que visitó a los consejeros de Caja Navarra, uno de los primeros el propio presidente, José Antonio Asiáin, para explicarles su punto de vista. "Algunos mostraron interés en tener papeles, pero se estaba en un proceso electoral y la Caja estaba siendo arma arrojadiza de unos contra otros y no quería entrar con este documento en darle mayor acento", ha apuntado.

"NO VEO BANCA PÚBLICA"

También en la comisión ha señalado Lorenzo Riezu que "no ve" crear en Navarra una banca similar a lo que fue Caja Navarra ni tampoco una banca pública. "Puedo estar equivocado, pero lo veo muy difícil", ha dicho.

Ha indicado que "crear otra caja tiene poca hechura, es muy difícil; tampoco lo veo con una banca pública". "Es muy difícil, se perdió una oportunidad por parte de las cajas cuando al final de los años 90 se empezó a hablar de colaboraciones y alianzas".

El exdirector de CAN ha añadido que puede "estar arrepentido de no haber tratado de tener más protagonismo entre las cajas en el sentido haber buscado otras soluciones con otros profesionales para buscar colaboraciones y alianzas sin perder la identidad territorial y sus gentes, lo que nos hubiera permitido soluciones similares e incluso mejoradas a Caja Rural".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Riezu, sobre la gestión de Goñi en la CAN: "Si alguien era crítico desaparecía de la escena muy pronto"