SOCIEDAD

La Comisión de Salud visita la Clínica Psicogeriátrica Josefina Arregui

La comisión se ha comprometido a la realización de un estudio que dote de viabilidad a un servicio sostenido desde la vocación y el voluntariado.

La Comisión de Salud visita el centro Josefina Arregui.
La Comisión de Salud visita el centro Josefina Arregui.  

La Comisión de Salud ha visitado, a petición del EH Bildu, la Clínica Psicogeriátrica Josefina Arregui, un centro de referencia en el diagnóstico, tratamiento y rehabilitación de pacientes ancianos aquejados de demencias, cuya unidad de hospitalización, dotada con 21 camas, está concertada dentro de la red de Atención Especilizada.

Los Parlamentarios que han asistido han sido Begoña Ganuza (UPN), María Solana, Consuelo Satrustegi (Geroa Bai), Asun Fernández de Garaialde (EH Bildu), Tere Sáez (Podemos-Ahal Dugu), María Chivite (PSN) y Javier García (PPN). 

La delegación del Legislativo ha sido recibida por Juan Manuel Vicente, gerente de la clínica,Joaquín Roldán, director Médico, y Vicente Madoz, vicepresidente del Patronato de laFundación Felipe Lecea, órgano rector de esta entidad benéfico social constituida en 1993 para dar cumplimiento a la voluntad de su fundador. 

El objeto de la visita, según ha explicado Asun Fernández de Garaialde a modo de preámbulo, ha sido “conocer el trabajo de la clínica Josefina Arregi en los campos asistencial, docente e investigador y cerciorarse de la necesidad de garantizar la viabilidad de un servicio que pervive gracias al voluntariado y al personal, cuyas condiciones laborales se han visto deterioradas”.

Seguidamente, ha tenido lugar un encuentro en el que Vicente Madoz ha repasado los principios asistenciales y los valores éticos que hacen de Josefina Arregi un centro “único, diferente”, a la hora de “tratar a enfermos avanzados de Alzheimer afectados por descompensaciones conductuales. El objetivo era y es preparar a esas personas para poder volver a convivir en casa, todo desde una actitud de escucha y un compromiso de solidaridad con las familias y los propios enfermos”.

Así, tras subrayar los “buenos resultados alcanzados con muy poco coste”, Madoz ha indicado que desde hace unos cuantos años el reto es “seguir funcionando”, dar continuidad al proyecto que en 1995 puso en marcha el industrial alsasuarra Felipe Lecea, “cuya prematura muerte nos dejó sin el patrimonio que se preveía. Hemos suplido las dificultades económicas con ingenio y gracias a la generosidad de la Sakana. En 52 años de profesión no he visto más amor que en esta Clínica”.

Sobre el concierto que mantenían con Salud Mental y que, desde 2011, suscriben con Atención Especializada, Vicente Madoz considera que la actual ubicación es la correcta. “Depender de Salud Mental fue un error enorme que, cuando el ex director Víctor Peralta nos dijo que sólo les interesaban seis camas, casi nos aboca al cierre. Marta Vera atendió nuestra propuesta y nos trasladó a Atención Especializada, un acierto, como lo demuestra el hecho de que desde 2011 el 73,86% de las derivaciones proceden de Atención Primaria”.

Joaquín Roldán, director Médico, ha reconocido que, si bien en su origen Josefina Arregi era una clínica dirigida a Sakana (su Centro de Día, con 25 plazas, sí que lo es), la realidad demuestra que “da servicio a toda Navarra, no en vano sólo el 18,26% de los pacientes proceden de la zona de Alsasua/Irurzun, siendo el grueso de la Cuenca de Pamplona (50,62%) y del resto de la Comunidad (31,12%)”.

Continuando con datos de 2015, Roldán ha señalado que de los 241 ingresos (129 mujeres, 112 hombres) producidos, 172 fueron de nuevos pacientes. “La edad media es de 80,7 años, son ancianos con demencias y otras patologías psiquiátricas que requieren máximos niveles de atención. El porcentaje de altas, 221, fue del 91,7%. La clínica está al completo, el tiempo medio de espera es de 25 días y las estancias de en torno al mes”.

En cuanto a los motivos de ingreso, la alteración de conducta (61%) se erige en la principal causa, muy por delante del trastorno confusional agudo (13,28%), la descompensación psicopatológica (7,88%), el deterioro cognitivo (5,81%), el desorden del sueño (5,39%) y las patologías varias (6,64%).

A ese respecto y tras destacar al Alzheimer como primer diagnóstico (59,75%) por delante de la demencia C.Lewy (13,28%), Roldán ha precisado que Josefina Arregi es una clínica que “está preparada para atender a esta clase de enfermos, algo impensable en el CHN, debido a las características físicas de sus plantas”.

Roldán ha aludido también al grado de satisfacción de los usuarios, muy elevado tanto en lo tocante a las instalaciones (3,64 puntos sobre 4), donde “la aportación del voluntariado en tareas de acondicionamiento ha resultado determinante” (antes se puntuaba con un 2), como en lo referido a personal (3,56) y servicios prestados (3,73).

Juan Manuel Vicente, gerente de Josefina Arregi, ha desgranado los pormenores económicos de un balance que en 2015 arrojó un saldo negativo de 48.255 euros, sólo compensado por los 114.208 euros procedentes de donaciones. Los ingresos de explotación ascendieron a 1.478.141 euros y los gastos a 1.526.396. “Con esas cifras no hay margen para afrontar inversiones básicas (camas, colchones, uniformes, cámaras, etc)”.

Y en lo que atañe al personal, Vicente ha comentado que el panorama “no invita a que la gente quiera venir, pues la carga de trabajo es mayor (el ratio de profesionales es menor) y los sueldos, además de estar por debajo de lo normal, se encuentran congelados desde 2011. Aquí el componente vocacional es muy importante”.

En su turno de intervenciones, las portavoces de EH Bildu, UPN, Geroa Bai, Podemos-Ahal Dugu, PSN y PPN han destacado la aportación de la clínica a la Sanidad Navarra y han abogado por otorgarle con urgencia el lugar que le corresponde a partir de un “estudio” de necesidades.

Asun Fernández de Garialde (EH Bildu) ha subrayado la “referencialidad de Josefina Arregi para toda Navarra, también en lo relativo a formación e investigación” y ha asegurado que “el precio del concierto (170 euros por cama, según ha apuntado el gerente) no se corresponde con el trabajo. La clínica está al albur de los donativos y del voluntariado y eso no puede ser, es tercermundista. Aunque sea nuestra opción, no planteamos que se convierta en pública directamente, sino que el Departamento realice un estudio que nos lleve a actuar tras un debate conjunto”.

Begoña Ganuza (UPN) ha tachado a Josefina Arregi de clínica “única en España. Sus valores humanizan la medicina, a día de hoy tan deshumanizada, y eso la hace imprescindible. Eso es lo más importante. Estamos de acuerdo con realizar un estudio detallado, porque es muy injusto que no se reconozca su labor ni siquiera con los estándares mínimos”.

María Solana (Geroa Bai) ha defendido la abstención de su grupo en la reciente moción de EH Bildu (11 febrero) solicitando la realización de un estudio para valorar la posibilidad de que Josefina Arregui pase a ser centro público. “No entendimos la unilateralidad de la iniciativa ni la ausencia de una mesa de trabajo entre la Fundación, la clínica y el Departamento de Salud. Creemos que hay que afrontar el tema desde ahí. Nuestras dudas no radicaban en el objetivo, sino en el método. Hay que hacerlo entre todos y con premura. Nuestro apoyo y nuestro reconocimiento han sido siempre indiscutibles”.

Tere Sáez (Podemos-Ahal Dugu) ha abogado por “ajustar el importe del concierto a las condiciones reales del servicio, ahora mismo basado en la vocación y el voluntariado. Habrá que ver cómo se encaja el espíritu de trabajo de esta clínica en el sistema sanitario, otorgándole el valor ético y económico que merece. Nadie duda de la gran y exclusiva labor de Josefina Arregi”.

María Chivite (PSN) ha declarado que “todos estamos de acuerdo sobre la gran labor que realizan y la necesidad de que continúen. Mi grupo siempre ha respaldado este centro, no puede quedar sujeto al azar, a la eventualidad de las donaciones. Se podría plantear una iniciativa conjunta en el Parlamento para, entre todos, atribuirle la función que debe desempeñar en Salud y Servicios Sociales”.

Javier García (PPN) ha evidenciado su conformidad con la pretensión de “analizar la situación actual, ver las opciones y optar por la mejor para el conjunto de la sanidad navarra. Presta un servicio a nivel de toda la Comunidad que hay que preservar”.

Antes de concluir y tras aceptar la conveniencia del estudio “para no seguir a ciegas”, Juan Manuel Vicente ha manifestado que “nuestro coste por cama está muy por encima del que se nos abona en el concierto. Una cosa es no tener ánimo de lucro y otra llevar 22 años sin poder acometer ninguna renovación, con poco personal, mal pagado…Me gustaría saber cuánto cuesta una cama de Josefina Arregi en el SNS”.

A continuación, los Parlamentarios han realizado un recorrido guiado por las distintas dependencias y, acompañados por el director médico, han comprobado las distintas dependencias y terapias que se realizan en la clínica.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La Comisión de Salud visita la Clínica Psicogeriátrica Josefina Arregui