• viernes, 06 de agosto de 2021
  • Actualizado 00:28

 

 
 

SOCIEDAD

El columpio que le llevó a un estudiante navarro a fichar por una fábrica de mobiliario

Un año después de terminar la carrera, la empresa iSiMAR ha contratado a este graduado de la primera promoción de Diseño de la Escuela de Arquitectura.

Pablo Pérez posa junto al columpio que iSiMAR acaba de sacar a la venta. UNIVERSIDAD DE NAVARRA
Pablo Pérez posa junto al columpio que iSiMAR acaba de sacar a la venta. UNIVERSIDAD DE NAVARRA

Pablo Pérez -graduado de la primera promoción de Diseño de la Universidad de Navarra- suma ya varias creaciones en su cartera de “invenciones”. Al martillo plegable que creó el año pasado, llamado CER O, se añade ahora un columpio para exterior que fue su proyecto del Trabajo Fin de Grado en colaboración con la empresa iSiMAR, en junio del año pasado.

La invención tomó forma, a pesar del confinamiento, en sus prácticas en la empresa navarra iSiMAR, dedicada al mobiliario de exterior. En ella se ha hecho realidad y ahora es una de las novedades del catálogo 2021.

“Conocí la empresa en una asignatura con el profesor Francesco Faccin sobre diseño de mobiliario. Durante mi Erasmus en Italia, contacté con iSiMAR y al volver, en febrero, ya tenía una cita para hablar de mi TFG con directivos y diseñadores de producto la empresa. El objetivo era decidir entre todos qué proyectos les interesaba que desarrollara. Valoramos trabajos tan variados como lámparas para exterior o nuevos materiales para productos de sus colecciones… Finalmente nos decantamos por crear un columpio basado en su colección Bolonia”, recuerda el diseñador navarro.

Para el desarrollo del columpio “priorizamos la comodidad y el relax del usuario a la hora de utilizarlo, favoreciendo una posición cómoda y relajada, acompañada de un leve balanceo controlado, y un cojín mullido y denso al mismo tiempo”, explica Pablo sobre su diseño, que ya tenía bastante encauzado cuando comenzó el confinamiento en marzo. “Aunque las prácticas se pospusieron, yo seguí con el TFG con ayuda y consejo tanto de iSiMAR como de sus directores de arte, de ILMIODesign y de otro estudio de diseño de mobiliario navarro: DVELAS. Al final pude presentar el proyecto con un modelo a escala real en acero del columpio, que iSiMAR tuvo el enorme detalle de fabricar para que estuviera colgado en la Universidad el día de las defensas”, añade.

DE LAS PRÁCTICAS AL PRIMER CONTRATO

En verano Pablo pudo retomar las prácticas hasta diciembre y en enero de este año le contrataron ya como diseñador de producto en la empresa navarra, donde se encarga de tareas muy diversas: “Desde ayudar en labores de fábrica, mejorando y facilitando la información para los trabajadores, hasta participar en el desarrollo de nuevos productos, preparando modelado 3D y renderizado, haciendo seguimiento o  generando contenido para su posterior promoción en la página web y redes sociales”, detalla.

“En iSiMAR estamos muy contentos de poder compartir los diferentes proyectos de desarrollo de producto con Pablo. La posibilidad de sumar al equipo perfiles recién graduados en Diseño nos aporta una visión joven y creativa que resulta muy enriquecedora en cada proyecto. Del mismo modo, consideramos esencial el apoyo a los jóvenes en sus primeros pasos en el mercado laboral y continuaremos brindando este tipo de oportunidades”, subraya Saioa Ardaiz, diseñadora de Producto en la empresa navarra. Por su parte, Luis Unceta y Eduardo Ruiz de Velasco -socios de la empresa iSiMAR y ambos alumni de Universidad de Navarra- coinciden en el valor de contar con jóvenes graduados en Diseño: Supone una inyección de talento muy relevante a nuestra compañía, además de compartir muchos de los valores que fomenta la Universidad”.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El columpio que le llevó a un estudiante navarro a fichar por una fábrica de mobiliario