SOCIEDAD

El Colegio de Dietistas de Navarra denuncia "indefensión jurídica" y el grave daño económico que sufre

Al no ser considerados centros de cierre temporal "nos vemos obligados a tener que pedir la ayuda usando la vía del 75 % de ingresos".

Una manzana, una de las frutas recomendadas en las dietas saludables por parte de los nutricionistas.
Una manzana, una de las frutas recomendadas en las dietas saludables por parte de los nutricionistas.  

El Colegio de Dietistas y Nutricionistas de Navarra reitera su denuncia ante la grave indefensión jurídica que están sufriendo, tras la aprobación de laOrden SND/310/2020, de 31 de marzo, por la que se establecen como servicios esenciales determinados centros, servicios y establecimientos sanitarios, entre ellos, las consultas de nutrición y dietética que pueden continuar abiertos.

En el anexo de la Orden, en su punto “C.2.2 Consultas de otros profesionales sanitarios” el Ministerio de Sanidad declara esencial todos los centros sanitarios, no habiendo ninguna excepción para la profesión de dietista-nutricionista, como ocurre con otras profesiones sanitarias de fisioterapia, odontología, logopedia, etc.

Según subraya el doctor Giuseppe Russolillo, presidente del colegio oficial “sí, somos esenciales, hace años que lo sabemos, pero nunca nuestros gobiernos nos han reconocido como esenciales hasta el pasado martes 31 de marzo”. Sin embargo, lamenta, “ahora que ha llegado el momento de pedir las ayudas sin mayor burocracia ni papeleo, sin mayores trámites que el resto de la población, resulta que somos esenciales y podemos estar abiertos".

"Ni siquiera se aclara si podemos o “debemos” estar abiertos”. A su juicio, con la última publicación del Gobierno de España, “se provoca una grave indefensión jurídica y un grave daño económico a la profesión, puesto que al no ser considerados centros de cierre temporal nos vemos obligados a tener que pedir la ayuda usando la vía del 75 % de ingresos menos que los ingresos medios de los últimos seis meses.

Esta circunstancia, no tienen por qué cumplirla todas las y los dietistas nutricionistas, todo ello sin olvidar que si alguien ingresa un 50 ó 60 % menos tampoco puede pedir la ayuda”. Además, añade que se considera a los centros de nutrición y dietética “esenciales” y, por tanto, pueden o “deben” seguir abiertas, si bien no se tiene acceso a las medias de protección individual frente al contagio “pudiendo contagiar a nuestras familias y a otras personas y, lo más importante, estando las consultas de nutrición y dietética vacías de pacientes dado el confinamiento de la población” afirma el Dr. Russolillo.

Pero es que, además, recalca, “esta medida también es injusta frente aquellas dietistasnutricionistas que tienen una clínica o centro sanitario con personal contratado, no pudiendo hacer un ERTE y estando obligadas a mantener los mismos recursos humanos, pero sin ingresos”.

Declarar el cierre temporal no significa “que tengamos que dejar de trabajar, podemos seguir haciéndolo desde casa, teletrabajando y atendiendo a los pacientes. Declarar el cierre temporal es garantizar que todas las y los dietistas-nutricionistas puedan acogerse a las ayudas en condiciones de igualdad efectiva”.

El Colegio Oficial de Dietistas-Nutricionistas de Navarra ha recibido la respuesta el departamento de Salud del gobierno de Navarra en la que explican que este asunto ya no es competencia suya, y que no pueden hacer más que dar traslado de la petición al gobierno central. Por ello, CODINNA-NADNEO agradece a la Consejera de Salud, Santos Induráin su rápida respuesta y que adopte el compromiso de mediar por la difícil situación de las y los dietistas-nutricionistas de Navarra.  


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El Colegio de Dietistas de Navarra denuncia "indefensión jurídica" y el grave daño económico que sufre