SOCIEDAD

Un colectivo en Pamplona entrega 700 firmas ante la amenaza de quedarse sin trabajo por un 'cambio escolar'

LAB quiere entregar este documento también al INAI ya que el 95% de las trabajadores de comedores escolares son mujeres

Unas 700 trabajadoras de los comedores escolares de Navarra registran en el Departamento de Educación las firmas que han recogido en respaldo a un escrito sobre la jornada continua. MIGUEL OSÉS
Unas 700 trabajadoras de los comedores escolares de Navarra registran en el Departamento de Educación las firmas que han recogido en respaldo a un escrito sobre la jornada continua. MIGUEL OSÉS   miguel oses

Unas 700 de las más de 1.000 trabajadoras de los comedores escolares han firmado un documento, a iniciativa de LAB, que pide al Gobierno de Navarra que tome las medidas "necesarias" para "evitar despidos y reducciones de jornada" como consecuencia de la implantación de la jornada continua.

Representantes de LAB han entregado este jueves en el Departamento de Educación del Ejecutivo foral este documento, así como una instancia en la que piden una reunión con Educación y con el Instituto Navarro para la Igualdad (INAI).

En declaraciones a los medios de comunicación, la responsable de comedores escolares de LAB, Itziar Lukanbio, ha señalado que con la implantación de la jornada continua en los centros escolares "nuestras condiciones laborales y las del servicio empeoran". Así, ha indicado que, tras la implantación de esta medida en un centro educativo, "al final viene la empresa y trae disminuciones de jornada y despidos según la disminución de comensales".

En el documento aportado, se hacen cuatro peticiones al Departamento de Educación. Por un lado, se solicita que en los proyectos educativos que se elaboren para la jornada continua se presente un estudio elaborado entre el personal docente y del comedor sobre las repercusiones que esta medida tendrán en el servicio.

Un estudio que recoja la previsión de comensales, la valoración de las ratios, la adecuación de los espacios y del tiempo, y la planificación de los turnos y horarios según edad.

Por otro lado, piden que se valore la repercusión en el empleo de la implantación de la jornada continua, así como un compromiso del Ejecutivo foral de "adoptar las medidas necesarias para evitar despidos y reducciones de jornada".

Asimismo, piden al Gobierno de Navarra que garantice la continuidad de las becas y ayudas a comedor y transporte "ligadas actualmente a la necesidad derivada por el horario partido de las clases".

Finalmente, el cuarto punto llama a incluir la valoración del personal de comedor en el proceso de evaluación y en el proceso de reversión.

LAB quiere entregar este documento también al INAI ya que el 95% de las trabajadores de comedores escolares son mujeres de manera que "hay una descompensación" porque "las que empeoramos somos mayoritariamente mujeres y ya partimos de unas condiciones bastante precarias porque la media de trabajo suele estar entre 12 y 15 horas a la semana", ha indicado Itziar Lukanbio.

La representante de LAB ha destacado la aceptación de este documento entre las trabajadoras de los comedores escolares, que "ha firmado prácticamente todo el personal de los centros", y ha señalado que seguirán recogiendo firmas en los centros por los que todavía no han pasado.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Un colectivo en Pamplona entrega 700 firmas ante la amenaza de quedarse sin trabajo por un 'cambio escolar'