SOCIEDAD

Hacinados en penosas condiciones: socorren a los navarros que se encuentran encarcelados en el extranjero

La Fundación +34 tiene conocimiento de tres navarros que cumplen condena en cárceles de Perú, uno en Portugal, otro en Ecuador y dos en Marruecos. 

Imagen de un preso encarcelado en una prisión y sacando los brazos por los barrotes de la celda. ARCHIVO
Imagen de un preso encarcelado en una prisión y sacando los brazos por los barrotes de la celda. ARCHIVO  

El Gobierno de Navarra y la Fundación +34 trabajarán de manera conjunta para desarrollar un programa de atención a navarros encarcelados en el extranjero que "sufren condiciones inhumanas, precariedad y falta de apoyo".

Con ese fin, la consejera de Relaciones Ciudadanas e Institucionales del Gobierno foral, Ana Ollo, y el director de la Fundación +34, Francisco Javier Casado, han suscrito este lunes un convenio de colaboración.

El acuerdo está dotado con 10.000 euros, "que permitirán favorecer la situación tanto física como psicológica de los encarcelados navarros en otros países y recabar información de sus situaciones jurídicas, con el fin de acelerar los traslados a cárceles españolas".

El proyecto trata de garantizar al menos dos visitas médicas al año para realizar un exhaustivo chequeo médico, así como visitas periódicas por parte del voluntariado para la entrega de medicamentos, vitaminas, lotes higiénicos, ropa y calzado, lectura, etc. "donde la situación en los centros penitenciarios es más crítica para su supervivencia".

En la actualidad son siete las personas navarras que precisan de este programa de atención. Se tiene conocimiento de tres navarros en cárceles de Perú; uno en Portugal; dos en Marruecos y uno en Ecuador

Javier Casado ha indicado que la mayoría de los navarros encarcelados en el extranjero lo están en países sudamericanos por causas relacionadas con el tráfico de drogas y sin antecedentes penales previos.

DELITOS DE DROGAS

"No son un Pablo Escobar. A un Pablo Escobar no lo pillas en un aeropuerto con dos kilos de cocaína, le pillas a un pobre desgraciado al que le hacía falta dinero y al que han captado las redes de narcotráfico. Por eso los datos se han disparado cuando ha habido crisis económica en nuestro país", ha señalado en declaraciones a Efe tras asegurar que en algún momento llegó a haber 29 navarros en esta situación.

En cualquier caso, reconoce que proporcionalmente Navarra -al igual que las comunidades del norte de la Península Ibérica- es de las regiones con menor número de presos por estas causas, ya que a este tipo de delitos se prestan más personas en peores condiciones de las que se viven en la Comunidad foral.

Una vez encarcelados y en espera de juicio, los presos no son tratados de forma especial por ser extranjeros, y habitualmente conviven 20 personas en celdas preparadas para cinco, un "hacinamiento brutal" que provoca condiciones "muy malas" de salubridad.

A ello se suma que en muchas de estas prisiones la alimentación corre por cuenta de la familia de cada preso, lo que aún desfavorece más a los extranjeros porque sus allegados no pueden llevarles comida habitualmente.

Todo ello ha llegado a provocar el fallecimiento de algunos, y contra esto trabaja la Fundación +34, que se encarga de llevar desde productos de higiene personal hasta lectura a estos presos, además de visitarles y proporcionarles atención médica.

"Tenemos claro que han cometido un delito y deben pagarlo, pero claro, que lo paguen en condiciones normales", ha señalado Casado, que ha indicado que esta situación precaria dura mientras los presos no son juzgados y condenados, aunque con la sentencia en la mano el objetivo es lograr la extradición a España para cumplir las penas en otras condiciones.

La Fundación +34 es una entidad sin ánimo de lucro que nació en Valladolid en junio de 2014 y cuya finalidad es ayudar a las personas españolas privadas de libertad en centros penitenciarios situados en algunos países del extranjero donde las condiciones de vida en las prisiones son de hacinamiento, precariedad e insalubridad, así como recabar información de sus situaciones jurídicas, para poder acelerar los traslados a cárceles de España, que es el fin último de la fundación.

Para lograr sus fines, la Fundación +34 dispone de más de 200 personas voluntarias en España y en los países donde desarrolla sus tareas asistenciales.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Hacinados en penosas condiciones: socorren a los navarros que se encuentran encarcelados en el extranjero