PREMIUM  SOCIEDAD

Una cárcel en la Plaza del Castillo: denuncia el encierro en sus casas de las personas con discapacidad

La Federación de Asociaciones de Personas con Discapacidad Física y Orgánica de Navarra ​ha reclamado que se garantice la accesibilidad universal.

Arrestópolis, la iniciativa de Cocemfe en Pamplona para denunciar la situación de 'encarcelamiento' que sufren muchas personas discapacitadas en los edificios de sus viviendas. COCEMFE
Arrestópolis, la iniciativa de Cocemfe en Pamplona para denunciar la situación de 'encarcelamiento' que sufren muchas personas discapacitadas en los edificios de sus viviendas. COCEMFE  

La Federación de Asociaciones de Personas con Discapacidad Física y Orgánica de Navarra (Cocemfe) ha salido este miércoles a la calle para denunciar el encierro que sufren en sus propias casas por falta de accesibilidad y reclamar medidas para una autonomía que les permita el derecho al trabajo, la educación o el ocio.

Un escalón puede suponer para estas personas quedar aisladas en su domicilio porque la ley actual solo obliga a las comunidades a acometer las obras necesarias para garantizar la accesibilidad si el coste de la derrama no supera la suma de 12 cuotas.

Y de hecho, según ha indicado el presidente de Cocemfe durante un acto en al Plaza del Castillo, en el que han simulado estar encerrados en una celda, más del 50% de los edificios navarros tienen algún peldaño para acceder al portal y un 17% carece de ascensor.

A estas barreras ha sumado porteros automáticos situados demasiado altos para las sillas de ruedas, puertas demasiado pesadas, garajes con rampas para alpinistas y zonas comunes no accesibles.

"Garantizar la accesibilidad para todas las personas es una inversión justa y necesaria", ha dicho Arellano, y ha subrayado que "la privación de libertad sin haber cometido un delito es una de las peores vulneraciones de derechos" que nadie sabe si sufrirá algún día si no se ponen los medios para evitarlo.

Ha reclamado por ello a las instituciones que garanticen la accesibilidad universal en todos los edificios de Navarra, que se modifique la ley de propiedad horizontal para que las obras de reforma necesarias sean obligatorias y que se ayude con fondos públicos a realizarlas.

Cocemfe pide además que no sea necesario que la persona afectada tenga que denunciar la situación, sino que lo pueda hacer una tercera, para evitar así posibles reacciones contra ella.

El acto ha contado con el testimonio de una mujer divorciada, con dos hijos a su cargo, en silla de ruedas y con una pensión de 820 euros, que por su enfermedad llegó un momento en el tuvo que subir y bajar arrastras las escaleras hasta el tercer piso.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Una cárcel en la Plaza del Castillo: denuncia el encierro en sus casas de las personas con discapacidad