PREMIUM  EDUCACIÓN

¿Sin comer por la huelga feminista? Una circular de un colegio público en Navarra cabrea a varias familias

En el boletín remitido por el centro se informa de que en el caso de mínimos sólo podrán tener acceso al servicio de comedor los "transportados del Gobierno de Navarra y las familias desfavorecidas".

Comedor de una escuela infantil. EFE
Comedor de una escuela infantil. EFE  

Padres y madres del colegio público Catalina de Foix, en la localidad navarra de Cizur Mayor, han protestado después de que desde la institución educativa se les haya informado, a través de un boletín, de cómo afectará la huelga feminista fechada para el próximo 8 de marzo y que, al parecer, podría dejar sin comer a más de un centenar de alumnos.

A través de un breve texto remitido el pasado miércoles 20 de febrero, y que cuenta con el visto bueno de la dirección del centro, se les comunica a las familias el protocolo de actuación implantado en el área del comedor ante la celebración de la huelga.

En primer lugar, en el documento que también puede verse aquí, el centro especifica que "no se garantizará ninguna dieta por razones de seguridad alimentaria".

Además, se insiste en que en el caso de que se puedan dispensar alimentos serán dispuestos en forma de picnic y no se informará de su contenido al ser "susceptible de cambio en el último momento".

Asimismo, el centro ha informado de que en el caso de que se activen los protocolos de servicios mínimos "únicamente se mantendrá el comedor para los transportados del Gobierno de Navarra y a las familias socialmente desfavorecidas". Una decisión que dejaría fuera del menú a alumnos que vienen de sitios tan dispares como por ejemplo Ardoi o Puente la Reina.

No obstante, a falta aún de unos días para su celebración, el centro escolar anuncia que no informará hasta la misma semana de la huelga si habrá servicio de comedor o se activan los servicios mínimos.

Ante estas palabras, algunos padres han considerado estas medidas desproporcionadas y discriminatorias respecto a otros estudiantes del centro ante una convocatoria que, precisamente, apela a la "igualdad".

"La igualdad afecta a más sectores de la vida", señala un padre de este centro público en Cizur Mayor que, además, señala que con estos puntos dictados por parte de la dirección del centro, más de cien alumnos de entre tres y doce años podrían quedarse sin comer.

"Es buena manera de educar en la igualdad al alumnado del centro y de respetar la integridad física", termina irónicamente este padre.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
¿Sin comer por la huelga feminista? Una circular de un colegio público en Navarra cabrea a varias familias