PREMIUM  SOCIEDAD

Cigüeñas 'eléctricas': una pareja de esta especie anida en lo alto de un tendido eléctrico en Pamplona

Al principio anidaron en la iglesia de San Francisco, pero se vieron obligadas a trasladarse y optaron por un poste junto al Paseo del Arga.

Cigüeñas blancas en un nido sobre un tendido eléctrico de Pamplona. EFE/ Jesús Diges.
Cigüeñas blancas en un nido sobre un tendido eléctrico de Pamplona. EFE/ Jesús Diges.  

Una fotografía de Jesús Diges (EFE) ha puesto de relevancia los problemas a los que se enfrentan las cigüeñas en la capital navarra.

En la instantánea se puede ver cómo una pareja de cigüeñas se posa sobre un nido construido en lo alto de un tendido eléctrico situado en el Paseo del Arga, frente a la Ciudad Deportiva Amaya. 

En declaraciones del Fondo Navarro para la Protección del Medio Natural, Gurelur, esta se trataría de la única pareja censada en Pamplona. 

"Construyeron su primer nido en la torre de la iglesia de San Francisco. Después, a petición del párroco, el nido se trasladó un metro para evitar que los excrementos cayesen sobre la entrada. Al principio parecía conforme con la medida, pero después del trabajo y el esfuerzo económico que hubo que hacer terminó pidiendo que se retirara el nido, con lo que la pareja emigró a una torre de tendido eléctrico situada junto al Arga", señalan desde Gurelur.

Desde 1994 la asociación censa todas las cigüeñas que existen en Navarra. En 2017 superaban las 900 parejas y este año, a falta de completar algunas mediciones, se espera que la cifra sea incluso superior. 

En Pamplona, sin embargo, lo tienen especialmente difícil a la hora de nidificar. "Al tratarse de una zona urbanizada, tienen que desplazarse considerablemente para alimentarse. Ese esfuerzo físico, que se traduce en gasto energético, siempre es superior al alimento que consiguen. De ahí que les cueste nidificar. El año pasado, por ejemplo, fracasaron", añaden. 

Pese al tremendo riesgo que entrañan los tendidos eléctricos, "todos los años muere algún ejemplar", estos resultan atractivos a ojos de las cigüeñas, que se han visto desprovistas de otros lugares más idóneos. "Desde hace 10 o 15 años se vienen lanzando medidas disuasorias para evitar que nidifiquen en edificios y campanarios. El 50% de las parejas ha optado entonces por trasladarse a los árboles situados en los márgenes de los ríos, pero algunas parejas, como la de Pamplona, siguen intentándolo en la ciudad", señalan.

Con sus 2,10 metros de envergadura la pareja 'pamplonesa' habría optado por lo alto de este tendido "para poder desplegarse sin problemas, y evitarse depredadores indeseados", señalan como razones fundamentales desde Gurelur. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Cigüeñas 'eléctricas': una pareja de esta especie anida en lo alto de un tendido eléctrico en Pamplona