• lunes, 25 de octubre de 2021
  • Actualizado 01:03

 

 
 

SOCIEDAD

El 'alivio' que Chivite permite a la hostelería para 'frenar' la brutal crisis que sufre el sector en Navarra

El Gobierno de Navarra ha cedida tras las peticiones de los hosteleros y les permite ampliar su servicio de comida a domicilio. 

GRAFCAV9920. PAMPLONA, 11/10/2020.- Aspecto que presentan el mediodía del domingo las terrazas de algunos de los bares del Casco Viejo de Pamplona en una jornada donde la presidenta María Chivite ha anunciado este domingo más limitaciones al ocio y a las relaciones sociales para toda Navarra a fin de evitar el avance del coronavirus, y aunque de momento no ha planteado restringir la movilidad sí que lo ha recomendado. Las medias, que entrarán en vigor el martes, no incluyen confinamientos perimetrales ya que el foco de contagios son básicamente las relaciones sociales y limitar la movilidad con otras comunidades tiene dificultades legales. Entre algunas de esas medidas en hostelería y restauración se reduce el aforo al 30%, salvo en el exterior que será del 50%, el cierre de estos locales será a las 22:00 horas, y los grupos serán de un máximo de seis personas tanto en el interior como en el exterior. EFE/ Jesús Diges
Una terraza completamente vacía en Pamplona. EFE/ Jesús Diges

Dos semanas después de las duras restricciones aplicadas en Navarra que obligaron a bajar la persiana a decenas de bares y restaurantes, el Gobierno de la Comunidad foral ha cedido a las solicitudes del sector y les permitirá un pequeño alivio para poder trabajar, aunque sea a través de encargos a domicilio. 

Por el momento, se ha decidido ampliar en hora y media el horario de la entrega a domicilio o la recogida en establecimiento, pasando de las 21 horas a las 22.30 horas, según ha informado el consejero de Manu Ayerdi, tras mantener una reunión con los hosteleros en el Palacio de Navarra.

El Gobierno de Navarra ha anunciado, tras decidir prorrogar otros durante catorce días el cierre del sector hostelero en la Comunidad foral, que está trabajando para acelerar la gestión de las ayudas de 10 millones de euros al sector así como que está estudiando la posibilidad de aprobar nuevas medidas de apoyo.

Junto con ello, el Gobierno foral va a crear "desde ya mismo" una mesa técnica entre Salud Pública y los representantes de los hoteleros para "analizar los escenarios que se van a ir produciendo en función de la evolución de los elementos epidemiológicos fundamentales para, a partir del análisis de la evolución de esos escenarios, ir planificando los momentos y las circunstancias de una posible desescalada, siempre en función de la evolución de los criterios epidemiológicos".

En el ámbito económico, el Gobierno de Navarra va a trabajar para "acelerar todos los trámites internos" para adelantar la convocatoria de ayudas de diez millones, que el Ejecutivo se había comprometido a publicar como fecha tope el 31 de diciembre. Ayerdi ha explicado que el Gobierno quiere que ese plazo fijado para fin de año "se acorte lo más posible".

En la misma línea, se está trabajando para que, una vez publicada la convocatoria, "la gestión sea lo más automática posible". "Parte del sprint que queremos va por ahí, no solo que se publique cuanto antes, sino que la gestión no sea complicada, que todo sea lo más automático posible de manera que el dinero llegue cuanto antes", ha indicado.

Además, ha trasladado "tranquilidad" a los establecimientos en cuanto a su concurrencia a la convocatoria, dado que "el mensaje es que no se quede nadie fuere".

Por otro lado, el Gobierno foral se ha comprometido a analizar durante estos catorce días el planteamiento del sector hostelero de "dibujar ayudas económicas adicionales a los diez millones de euros para atender la situación que la pandemia está suscitando y pueda suscitar también en el futuro".

Manu Ayerdi ha explicado que no se ha valorado "en ningún caso" la posibilidad de reabrir la hostelería en este momento y ha explicado que "la interpretación y las evidencias que muestran Salud y todos los informes técnicos que está manejando desde distintos organismos, gobiernos internacionales y el Ministerio apuntan a que la hostelería, al ser un elemento donde se suscita una interacción social de las personas, es un elemento sobre el que es oportuno adoptar restricciones, no por la actividad de los empresarios, que está siendo impecable".

El consejero ha reconocido que está siguiendo la destrucción de empleo en el sector "con enorme preocupación, no se puede valorar de otra manera", pero ha precisado que "el Gobierno y toda la sociedad, también el sector, tenemos un interés absolutamente común y único que es revertir la situación epidemiológica que tenemos y esto es absolutamente fundamental, porque al final, tanto los indicadores de incidencia acumulada como los indicadores hospitalarios están en unos niveles que no nos podemos permitir, que tenemos que corregir sí o sí, y ese es un interés general absoluto". "Somos conscientes de que las medidas que adoptamos, en este caso con la hostelería tienen esa repercusiones negativas", ha indicado.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El 'alivio' que Chivite permite a la hostelería para 'frenar' la brutal crisis que sufre el sector en Navarra