SOCIEDAD

Cien docenas de churros para los hospitales: Teodoro Malo entrega su mejor manjar para los sanitarios

La churrería San Miguel de Pamplona se vuelca con lo que mejor sabe hacer y endulza la tarde a los que trabajan frente al coronavirus.

El churrero Teodoro Malo Bea ha prepadado 100 docenas de churros para los sanitarios y policías.
El churrero Teodoro Malo Bea ha prepadado 100 docenas de churros para los sanitarios y policías.  

El churrero Tedoro Malo Bea ha querido colaborar con los sanitarios y policías de Pamplona durante la crisis por el coronavirus endulzando la tarde a todos los que trabajaban en la tarde del martes. 

Para ello, ha querido entregarles lo mejor sabe hacer, cien docenas de churros que se han repartido por la Clínica San Miguel, Hospital San Juan de Dios, ambulantorio San Martín, centro de Salud de Buztintxuri, SAR Navarra en Policía Municipal, residencia Amma Argaray y Sos Navarra. 

Aunque originario de La Rioja, Teodoro Malo ha pasado la mayor parte de su vida en Navarra y se siente profundamente arraigado en esta tierra, donde siempre ha regentado churrerías en distintos puntos de Pamplona, como las que ahora tiene en la plaza de la Libertad y en la calle Navas de Tolosa. 

La churrería San Miguel ha entregado los churros a través de la iniciativa #Food4heroes nacida para que los distintos restaurantes y locales de la ciudad puedan hacer llegar a los sanitarios sus aportaciones ante las largas jornadas de trabajo en los hospitales. 

Teodoro Malo ha acudido a su churrería para preparar los cientos de churros a sus 71 años, operado de corazón hace un año y a sabiendas de que forma parte del grupo de riesgo ante el coronavirus, pero ha querido aportar su granito de arena para mostrar su agradecimiento al trabajo de los sanitarios y otros cuerpos. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Cien docenas de churros para los hospitales: Teodoro Malo entrega su mejor manjar para los sanitarios