• sábado, 23 de octubre de 2021
  • Actualizado 22:10

 

 
 

SOCIEDAD

La churrería de la Mañueta hace una apertura inédita en Pamplona: "Tenemos una deuda con la ciudad"

El mítico negocio ha decidido abrir sus puertas rodeado de txistularis y churros para honrar a Paulina Fernández, la propietaria, que tiene ya 95 años de edad.

La churrería La Mañueta celebra su 145 aniversario. PABLO LASAOSA 001
La churrería La Mañueta celebra su 145 aniversario. PABLO LASAOSA 001

Un fin de semana lluvioso pero con sabor a churros, así ha amanecido Pamplona este sábado 16 de diciembre gracias a la inédita apertura de la churrería de la calle Mañueta de Pamplona, que ha decidido regalar su especialidad con más de 145 años de historia a los vecinos y viandantes de la ciudad: churros y un chupito de 'patxaca'.

A las 8.00 horas, los antiquísimos hornos del mítico negocio que todos los Sanfermines abre sus puertas, se han puesto en marcha a un ritmo vertiginoso para hacer frente hasta las 11.00 de la mañana a la llegada de decenas de ciudadanos que querían su ración de churros para desayunar. El motivo, los 145 años de la churrería y los 95 años de la propietaria, Paulina Fernández, que lleva toda una vida haciendo ante los hornos satisfacer la demanda ciudana de churros.

Paulina que recibió el pasado 2016 el primer Pañuelo de Pamplona durante la celebración del Privilegio de la Unión, ha podido disfrutar del cariño y el entusiasmo de los pamploneses que desde siempre son fieles a esta churrería. También, en su honor y, a modo de regalo de la familia por tantos años de trabajo, un grupo de txistularis  se ha personado en el lugar y le ha dedicado varias canciones populares, a las que ella ha respondido con un "¡Que me emociono!".

Tras escucharlos, con una marcada sonrisa en la cara ha querido señalar en tono jovial que "estoy muy bien y mayor, fíjate. Lo único que hago ahora es animar a los demás para que puedan hacer más churros. Todos los que están aquí conmigo son de casa, por eso estoy contenta y emocionada".

Por su parte, Fermín Elizalde, hijo de Paulina y quien actualmente está al mando del generacional negocio, ha apuntado que "hemos decidido abrir porque los 145 años se cumplieron el día 13, el día de Santa Lucía. entonces como era un día entre semana pues no abrimos, pero hemos abierto esencialmente porque la mamá tiene 95 años, está bien y yo quería que disfrutara como hoy".

"Yo quería que viera a los gigantes en la calle, que son unos gigantes que hizo su padre para el carnaval de 1905. Además, hemos tenido un año complicado, un familiar tuvo un accidente y se está recuperando, por lo que este día celebramos que las cosas van despacito pero para adelante", ha continuado en medio del ajetreo de la cocina.

Respecto a su madre, ha recalcado su emoción, apuntando que "Paulina ha vivido este día con mucha emoción al ver la churrería abierta, a los gigantes preparados para salir...está muy muy contenta. Hoy estamos toda la familia, estamos trabajando 20 personas, está toda la familia y más que nada nos juntamos porque es una fiesta, no es porque sea necesario para trabajar sino porque es gente que simplemente quiere participar en la fiesta, porque, repito, esto para nosotros es una fiesta".

Por último, se ha atrevido a hablar del futuro de la pequeña y longeva tienda y ha afirmado que "aquí hay cinco personas de fuera trabajando pero que al llevar 25-30 años con nosotros, son como de la familia. Como decía mi difunto padre, "cuesta esfuerzo" abrir. Cada vez somos más mayores y pesar de que la actual quinta generación sigue tirando del carro, pues esperamos abrir en los siguientes Sanfemines, al final te sientes tan querido por la gente cuando ves esto...por gente que viene de todos los sitios para ver esto, pues al final esto es un tributo o deuda con Pamplona que hay que hacer".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La churrería de la Mañueta hace una apertura inédita en Pamplona: "Tenemos una deuda con la ciudad"