• viernes, 21 de enero de 2022
  • Actualizado 02:47

 

 
 

SALUD

El CHN aplica de forma pionera en España una novedosa técnica para tratar una anomalía en una arteria

La prevalencia del aneurisma de aorta abdominal se sitúa como la décima causa de muerte en mayores de 55 años.

Un momento de la intervención realizada en el Complejo Hospitalario de Navarra. GOBIERNO DE NAVARRA
Un momento de la intervención realizada en el Complejo Hospitalario de Navarra. GOBIERNO DE NAVARRA

El Complejo Hospitalario de Navarra (CHN) ha implantado una nueva técnica quirúrgica para el aneurisma de aorta abdominal que permite aplicar a más pacientes el tratamiento endovascular convencional al causar menos complicaciones y ser adecuado en mas casos, al tiempo que puede servir también cuando la intervención tradicional no ha funcionado.

El aneurisma de aorta abdominal es un problema cardiovascular que se caracteriza por un aumento debido a la arteriosclerosis de al menos el 50% del diámetro de esta arteria (suministrador del flujo sanguíneo a todos los órganos salvo el corazón), y cuanto mayor es el aneurisma más riesgo hay de que el vaso se rompa, con el consiguiente riesgo vital.

El tratamiento habitual consiste en insertar una prótesis desde las arterias femorales a través de las ingles, y la nueva técnica implantada por el CHN se basa en la inserción de "endoanclajes" para fijar la prótesis a la pared de la aorta mediante un catéter especial y unos tornillos en forma de hélice, indica el Gobierno en un comunicado.

Y agrega que el hecho de fijar la prótesis de esta forma "permite prevenir la posible migración de la misma, así como los posibles defectos de sellado del aneurisma", por lo que es "una alternativa a los pacientes cuya anatomía aórtica no permite un buen sellado del aneurisma, ampliando así el espectro de personas en las que es posible el tratamiento endovascular convencional".

Para la colocación de estos anclajes "es fundamental una correcta planificación de cada caso" para saber en qué lugar preciso deben ir y la angulación que se debe dar al arco de rayos X para poder llevar a cabo la intervención.

El CHN es uno de los primeros hospitales del Estado que han incorporado esta técnica y lleva ya un año acumulando experiencia práctica y formando profesionales.

La prevalencia del aneurisma de aorta abdominal (AAA) en la población aumenta según la edad y afecta más a los hombres, hasta situase como la décima causa de muerte en mayores de 55 años.

Sin tratamiento médico, la única reparación posible es quirúrgica, bajo anestesia general, pero la intervención solo se indica cuando el diámetro de la aorta en la zona más dilatada ronda los 5-5,5 centímetros.

Las dos opciones de tratamiento quirúrgico son la cirugía convencional abierta y la endovascular, y se trata de resecar la zona aneurismática de la aorta y sustituirla por un injerto protésico.

En la cirugía convencional el abordaje se hace desde el abdomen, mientras que en la endovascular se hace a través de las ingles, ya sea por exposición quirúrgica de las arterias femorales o de forma percutánea (pinchando desde la piel) para "forrar" la aorta por dentro con una prótesis que se introduce enrollada y se despliega bajo control radiológico en el sitio oportuno.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El CHN aplica de forma pionera en España una novedosa técnica para tratar una anomalía en una arteria