SOCIEDAD

El fondo buitre que amenaza con desahucios en Pamplona tiene unas 800 viviendas entre la Comarca y la Ribera

Chivite afirma que el martes el Gobierno espera "dar una solución" a las viviendas protegidas compradas por Testa Residencial.

Edificio en la Rochapea amenazado de desahucio. MIGUEL OSÉS
Edificio en la Rochapea amenazado de desahucio. MIGUEL OSÉS  

La presidenta del Gobierno de Navarra, María Chivite, ha manifestado este viernes que, "desde la discreción", vienen trabajando hace semanas con el fondo inversor Testa Residencial por la compra de varios edificios de vivienda protegida y ha señalado que mantendrán una reunión el próximo martes en la que esperan alcanzar un acuerdo y "solventar esta cuestión".

En declaraciones a los medios de comunicación, Chivite, que ha señalado que también se reunirán con las familias afectadas, ha pedido "discreción" y ha indicado que "este fondo buitre tendría unas 400 viviendas en Pamplona y Comarca y otras 400 en la Ribera y podríamos darle solución a todas estas cuestiones".

La presidenta navarra ha precisado que la semana que viene "podría haber un acuerdo en torno a no superar ese límite de los 650 euros de alquiler". "Todo parece apuntar a que se llegará a ese acuerdo y no tendríamos que hablar ni de familias desalojadas ni mucho menos", ha comentado, para mostrarse "optimista".

"UNA SOLUCIÓN URGENTE"

Por su parte, Izquierda-Ezkerra ha registrado una Pregunta Oral en el Parlamento de Navarra en la que pregunta al Departamento de Ordenación del Territorio, Vivienda, Paisaje y Proyectos Estratégicos del Gobierno de Navarra por "las actuaciones que tiene previsto implementar para dar solución a la necesidad urgente de las 160 familias afectadas por la amenaza de desalojo de un Fondo Buitre, así como para evitar que situaciones similares se repitan en el futuro". 

"La problemática por desgracia no es nueva, los fondos buitres adquieren grandes lotes de vivienda protegida cerca del periodo de descalificación, y una vez las viviendas libres de la protección oficial especulan con el precio de los alquileres sin importarles lo más mínimo los proyectos vitales de los inquilinos", han afirmado en un comunicado.

La coalición formada por Izquierda Unida y Batzarre ha reclamado al Gobierno de Navarra "un giro atrevido en las políticas públicas de vivienda, que ponga en el centro de sus actuaciones las necesidades de la ciudadanía frente a la indecente especulación de los fondos buitres".

"Las nefastas políticas de vivienda de los Gobiernos anteriores de UPN nos han llevado a esta desastrosa situación, en la que contamos con un parque público de vivienda hipotecado y con fecha de caducidad al servicio de los especuladores", han indicado.

Por último,  Izquierda-Ezkerra ha exigido una "solución urgente e inmediata para las 160 familias afectadas de los barrios de la Rochapea y San Jorge de Pamplona, así como un estudio de los posibles casos similares existentes en nuestra comunidad para evitar a futuro situaciones similares".

"La vivienda digna y adecuada es un derecho recogido en el artículo 47 de la Constitución, y es fundamental e imprescindible que las administraciones públicas garanticen su cumplimento efectivo frente a los intereses de los especuladores", han concluido.  


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El fondo buitre que amenaza con desahucios en Pamplona tiene unas 800 viviendas entre la Comarca y la Ribera