• domingo, 05 de diciembre de 2021
  • Actualizado 19:30

 

 
 

TERRORISMO

Chivite, abucheada en el homenaje a las víctimas de ETA en Tudela por sus pactos con Bildu

A la inauguración del monumento memorialista también han asistido el vicepresidente primero y consejero de Presidencia, Igualdad, Función Pública e Interior, Javier Remírez

Acto de inauguración del monumento 'El abrazo de Tudela' en recuerdo de las víctimas del terrorismo en el Paseo del Queiles de Tudela. PABLO LASAOSA
Acto de inauguración del monumento 'El abrazo de Tudela' en recuerdo de las víctimas del terrorismo en el Paseo del Queiles de Tudela. PABLO LASAOSA

La presidenta de Navarra, María Chivite, ha sido duramente abucheada durante su intervención este sábado en el acto de inauguración de la escultura 'El abrazo de Tudela', erigida en la capital ribera en recuerdo de las víctimas del terrorismo de ETA.

En su discurso, Chivite ha defendido los acuerdos que tiene con Bildu que le permiten mantenerse en el Palacio y de Navarra y lo ha hecho asegurando que es tiempo de "mirar al futuro, aprendiendo del pasado para vencer el terrorismo". 

Al salir a dar su discurso, ha sido recibida por las personas presentes en el acto con gritos de "¡Fuera de aquí!".

“Como presidenta de Navarra os pido que el terrorismo vivido nos sirva para unirnos como pueblo. Debemos mirar al futuro, sin miedo, sin temor y sin odio”, ha alegado para justificar sus pactos con quienes siguen defendiendo los crímenes que masacraron a tiros, secuestros y extorsión a Navarra durante 40 años. 

A la inauguración del monumento también han asistido el vicepresidente primero y consejero de Presidencia, Igualdad, Función Pública e Interior, Javier Remírez; el consejero de Educación, Carlos Gimeno; y la consejera de Relaciones Ciudadanas, Ana Ollo, acompañada del director general de Paz, Convivencia y Derechos Humanos, Martín Zabalza, que siempre calla cuando se suceden los homenajes a terroristas o actos de odio contra la Guardia Civil. 

Durante su intervención, Chivite ha mencionado el Plan Estratégico de Convivencia, que la consejera Ana Ollo va a presentar en los próximos días. Un plan cuyos valores son igualdad, libertad, democracia, pluralismo y diversidad, pero que no cuenta con el apoyo de ninguna asociación de víctimas del terrorismo ni con los partidos que se agrupan en Navarra Suma, UPN, PP y Ciudadanos.

Chivite prefiere organizar su plan de convivencia en torno a los que justifican los asesinatos que junto a los que fueron asesinados. 

“Unos conceptos que se vinculan completamente con la necesaria petición de autocrítica a la izquierda abertzale por la utilización y justificación de la violencia política con la constatación de que ni el odio ni el rencor nos ayudarán en la superación de tan dura etapa”, ha incidido mientras se apoya en la izquierda abertzale, EH Bildu, para seguir en el Gobierno de Navarra. EH Bildu no solo no condena ningún atentado, sino que jalea y homenajea a los terroristas cuando salen de prisión. 

"No queremos pintadas que reivindiquen la acción de los asesinos, no queremos que los ‘ongietorris’ ensalcen las acciones violentas de unos pocos como si fueran dignas de homenaje y recuerdo”, ha manifestado tras no impedir el pasado fin de semana el 'Ospa Eguna' de Alsasua y después de que sus socios de Geroa Bai hayan calificado como "libertad de expresión" las campañas de odio contra la Guardia Civil. 

Así mismo, Chivite ha expresado su compromiso para que, “con el respeto a la libertad de expresión y en colaboración con el Ministerio del Interior, impulsar una legislación que limite el fomento de la violencia en las calles y plazas”, ha manifestado mientras Marlaska sigue trasladando a los presos de ETA a las cárceles del País Vasco y Navarra a través de los pactos sellados con Bildu para mantenerse Sánchez y Chivite en el poder. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Chivite, abucheada en el homenaje a las víctimas de ETA en Tudela por sus pactos con Bildu