• domingo, 29 de mayo de 2022
  • Actualizado 06:31

 

 
 

SOCIEDAD

Cerca de 200 residentes de El Vergel y San Miguel en Funes, realojados

En ambos casos serán atendidas por el mismo personal que lo venía haciendo habitualmente en los respectivos centros.

Cruz Roja Navarra desaloja a usuarios de las residencias de El Vergel y Funes por las inundaciones de los últimos días. CRUZ ROJA NAVARRA
Cruz Roja Navarra desaloja a usuarios de las residencias de El Vergel y Funes por las inundaciones de los últimos días. CRUZ ROJA NAVARRA

Un total de 151 personas del centro El Vergel de Pamplona y 41 de la residencia San Miguel de Funes se encuentran ya realojadas en otros centros, ante los daños producidos por las inundaciones en las instalaciones de las residencias.

Los daños por el desbordamiento del Arga han afectado principalmente a las instalaciones de luz, calefacción, cocinas y almacén, situadas en los sótanos y plantas bajas, según ha informado el Gobierno en una nota.

Ante la dimensión de los daños ocasionados y la imposibilidad de restablecer los suministros, se tomó la decisión del traslado de los y las residentes, que fue comunicado a también a las familias y personal de los centros.

La consejera de Derechos Sociales, Carmen Maeztu, ha señalado que la rápida reubicación de estas personas ha sido posible gracias a la “inmensa” colaboración de muchas personas que se han volcado desde el primer momento tanto en Pamplona como en Funes.

“Hemos contado con el apoyo del voluntariado de DYA y Cruz Roja, Bomberos, la Policía Foral y municipal, las personas trabajadoras que han acudido fuera de su turno y han hecho jornadas maratonianas, las empresas suministradoras de servicios, responsables municipales y muchas personas a título particular que se acercaron para echar una mano”, ha señalado.

Los residentes en El Vergel, centro dependiente del Departamento de Derechos Sociales, fueron las primeras personas en salir. El mismo viernes por la tarde un grupo de 20 personas fue trasladado al centro Amavir Argaray de Pamplona.

Otras 128 lo hicieron en dos tandas el sábado y domingo, al centro Amavir Valle de Egüés, inaugurado recientemente y con capacidad para asumir la llegada de un grupo tan numeroso. Otras tres personas han optado por alojarse con familiares.

En el caso del centro San Miguel de Funes, regido por un patronato del que forma parte el Ayuntamiento de la localidad, 33 personas han sido evacuadas a la residencia de Lodosa, donde está prevista también la llegada de dos personas que se encontraban hospitalizadas en el momento de la evacuación, y otra ha sido trasladada a la residencia de Peralta. Cinco personas han optado por desplazarse a domicilios de familiares.

En ambos casos serán atendidas por el mismo personal que lo venía haciendo habitualmente en los respectivos centros, lo que ha proporcionado tranquilidad a los y las residentes, dentro de esta situación tan excepcional.

En este sentido Maeztu ha resaltado “la fortaleza y resistencia de estas personas y sus familias para afrontar tras una etapa tan dura como la de la pandemia esta nueva adversidad que ha venido a alterar de nuevo sus vidas. Sin duda son un ejemplo de superación”.

La consejera de Derechos Sociales ha tenido también palabras de agradecimiento para los centros de acogida por su disposición y las facilidades para recibir a estas personas, poniendo todos sus medios a disposición, y ha señalado que hasta evaluar los daños no es posible determinar en cuánto tiempo se podrán restablecer los servicios y, como consecuencia, el regreso de los y las residentes a la que es su casa.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Cerca de 200 residentes de El Vergel y San Miguel en Funes, realojados