AUTISMO

Casi 100 personas de toda España se forman con ANA en un nuevo método de formación para niños con autismo

El Colegio La Compasión de Pamplona ha acogido esta formación intensiva en el método DENVER para ayudar al desarrollo de niños autistas.

Participantes en el curso DENVER de la Asociación Navarra de Autismo en el colegio La Compasión de Pamplona. CEDIDA
Participantes en el curso DENVER de la Asociación Navarra de Autismo en el colegio La Compasión de Pamplona. CEDIDA  

La Asociación Navarra de Autismo ha organizado este fin de semana en Pamplona una formación intensiva en método DENVER a la que han asistido 90 personas de toda España. El método DENVER, traducción del original inglés ESDM Early Start Denver Model, es un modelo social interactivo de intervención terapéutica para niños pequeños con autismo basada en la formación intensiva a los padres como ejecutores de la intervención terapéutica realizada a los niños, para aprovechar al máximo la plasticidad cerebral existente en niños menores de seis años.

Llevada a cabo por Amaya Áriz, Presidenta de ANA y terapeuta y formadora en metodología DENVER y Carmen Gándara, psico-pedagoga especializada en DENVER, el colegio La Compasión de Pamplona ha acogido nueve horas de formación intensiva a personas venidas desde Valencia, Cáceres, Huelva, Zaragoza, Logroño o Vitoria, entre otras ciudades españolas.

El método Denver enfatiza en la intervención terapéutica en la Atención Conjunta, muy afectada en los niños con Trastorno del Espectro Autista, y precursor del lenguaje y la teoría de la mente. Todo aprendizaje social requiere en las personas con TEA un esfuerzo adicional para integrar y desarrollar la intención comunicativa y la respuesta a la atención compartida. El método DENVER se ocupa igualmente del desarrollo psico-motor, del desarrollo cognitivo, la autonomía y los hábitos, siendo un modelo de carácter comprehensivo, porque trata de comprehender e integrar todas las áreas de desarrollo del niño con TEA.

Esta atención compartida se traduce en aspectos específicos a trabajar con el niño con autismo para desarrollar el contacto visual, evitar las conductas centradas en el objeto y subsanar el déficit en las protodeclarativas.

Esta enseñanza siguiendo la iniciativa del niño predice las posteriores habilidades de atención compartida y ayuda a forzar la formación de más rutas neuronales. Los modelos social-interactivos respetan el entorno natural del niño y son evolutivos porque se basan en el desarrollo típico de las conductas sociales. Estimulamos aquellas conductas que los niños deberían tener de forma natural.  Además se ha enseñado cómo mejorar la pragmática del lenguaje, que viene a ser un uso efectivo de la comunicación y el lenguaje.

En definitiva, sobre-estimular en los niños con trastorno del espectro autista las conductas de comunicación social, como el contacto visual, la respuesta de atención conjunta, la iniciativa de atención compartida, el afecto compartido, el disfrute en la interacción y la vocalización.

En la creencia firma que defiende ANA sobre la eficacia de la intervención terapéutica temprana en niños con autismo, esta formación intensiva, en la que han participado profesionales de la Educación y la Salud de Navarra, País Vasco, Valencia, Badajoz, Cáceres y otras provincias, ha contado además con profesionales del CREENA y el Centro Infanto Juvenil de Navarra, que han mostrado su satisfacción por los contenidos y la utilidad el curso.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Casi 100 personas de toda España se forman con ANA en un nuevo método de formación para niños con autismo