INFRAESTRUCTURAS

Más de 30 muertos en una década: estas son las consecuencias de la vía más peligrosa de Navarra

Este informe relativo a los años 2010-2018 refleja que el día con mayor accidentalidad de la semana en la Nacional 121-A es el martes y enero el mes con más accidentes.

La N-121-A a su paso por Bera. ARCHIVO
La N-121-A a su paso por Bera. ARCHIVO

La N-121-A es la carretera de la red principal navarra con mayores tasas de accidentalidad, con un total de 125 accidentes al año de media y 31 personas fallecidas desde 2010 en 23 siniestros.

En la mayoría de los casos, según los informes de la Policía Foral, la causa ha sido el choque entre un vehículo en movimiento y otro parado o una colisión frontal entre dos vehículos en movimiento, generalmente por un adelantamiento indebido, una salida de vía o una invasión del carril contrario.

Los datos policiales reflejan que en 2010 hubo en esta carretera 123 accidentes, 135 en 2011, 114 en 2012, 139 en 2013, 122 en 2014, 109 en 2015, 128 en 2016, 140 en 2017, 137 en 2018 y 154 en 2019.

Es el tamo 6, desde la cantera de Bera hasta Endarlatsa, con 4,9 kilómetros, el que arroja una media más alta de siniestros, con 33 y 163 accidentes en total, con 3 fallecidos. Se trata de un tramo en el que casi la mitad es un trazado 2+1 y en el que destacan las salidas de vía y las colisiones.

Le sigue en mayor accidentalidad, el tramo 1 (11,3 kilómetros) desde el túnel de Ezcabarte hasta la gasolinera de Burutain, con una media de 25 accidentes por kilómetro y 283 accidentes en tota, con 6 fallecimientos.

Este informe relativo a los años 2010-2018 refleja que el día con mayor accidentalidad de la semana en la Nacional 121-A es el martes y enero el mes con más accidentes.

Por tipo de siniestros en el conjunto de tramos el más frecuente es la salida de vía pero los que dejan efectos más graves son las colisiones frontolaterales o por alcance.

Este tipo de informes y el estudio de la siniestralidad permiten a la Policía Foral y a la dirección general de Interior establecer conclusiones y diseñar de manera más adecuada los servicios de patrullaje, los controles y las campañas en los puntos.

En 2020 está previsto que la Policía Foral mantenga su presencia en la N-121-A, labor que comparte con la Guardia Civil, incrementando el número de patrullas cuando se considere necesario.

La Policía Foral ha incrementado en los últimos años su actividad en la Nacional 121 A realizando además un patrullaje proactivo que hace que los conductores y conductoras activen su atención y esto, junto a los controles, contribuye a minimizar actitudes de riesgo.

Sin embargo, tanto desde Policía Foral como desde la Dirección General de Interior el trabajo en seguridad vial se realiza de forma transversal pues son muchos los factores que intervienen en la accidentalidad: trazado, situación de la vía, climatología, densidad de tráfico o parque móvil.

Además se considera que la seguridad vial no es una ciencia exacta puesto que el factor humano influye en la mayoría de accidentes mortales en carretera, con lo que también hay que tener en cuenta el porcentaje de imprevisibilidad y de ahí el interés en incorporar a la prevención a la sociedad civil y aplicar los avances que proporciona la tecnología.

Actualmente se trabaja en la puesta en marcha de un proyecto piloto con el fin de chequear el tramo 6 a través de cámaras y tecnología artificial para observar la vía en tiempo real y así establecer las pautas de actuación al volante y que como la velocidad, trayectoria, climatología facilite más información.

La Policía Foral trabaja además potenciando la sensibilización de la sociedad por medio de la educación vial, formando a escolares y a colectivos en movilidad y recordando las graves consecuencias que puede acarrear la imprudencia al volante.

El año pasado se realizaron en la N-121-A 1.452 controles, 259 más que en 2018 e interpuso 4.205 denuncias, 321 más.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Más de 30 muertos en una década: estas son las consecuencias de la vía más peligrosa de Navarra