SOCIEDAD

Carlos Rodríguez : “No somos un club machista, ni casposo, ni lo hemos pretendido”

El Presidente de Larraina, que acaba de votar la entrada de mujeres en la sociedad, nos descubre los entresijos de un club que rompe con una tradición de 83 años.

Carlos Rodríguez Espinosa, presidente del Campo de Deportes Larraina. IÑIGO ALZUGARAY.
Carlos Rodríguez Espinosa, presidente del Campo de Deportes Larraina. IÑIGO ALZUGARAY.  

Carlos Rodríguez Espinosa es el presidente del Campo de Deportes Larraina, un club que en sus 83 años de vida ha mantenido su condición de club masculino inspirado en los clubes deportivos ingleses hasta que el pasado domingo (15 de noviembre de 2015) los socios decidieron romper con esa tradición histórica. De un total de 1185 socios, el CD Larraina decidió que admitirá a las mujeres como socias de pleno derecho con 308 votos favorables, 117 en contra y uno blanco.

Carlos Rodríguez, de 54 años, lleva tres años y medio al frente de una Junta Directiva que salió elegida en mayo de 2012 y en este tiempo ha ido dando pasos hasta conseguir esta normalización.

¿Qué supone para el club esta decisión de sus socios?

Lo que hemos hecho es dar un paso importante en la normalización del club. Se ha hecho un poco por estrategia, pretendemos tener un poco de viabilidad y sobre todo por la integración y normalización en lo que son las instalaciones deportivas. Sabes que hasta ahora los socios sólo podían ser hombres, pero desde hace más de dos años ya pueden entrar las mujeres para hacer deporte, y el paso que quedaba por dar era mostrar todos los derechos a las mujeres para hacerse socias, igual que los hombres, y poder acceder luego a los órganos directivos del club. Y ése es el paso que hemos dado este domingo.

¿Qué es exactamente lo que se tendrá que modificar en los estatutos del club?

Cambiamos los estatutos por cuatro razones fundamentalmente. Primero, y es una necesidad general, porque hay que ponerlos al día, ampliamos los derechos de los socios, hacemos un mayor control a la Junta Directiva y sobre todo es cambiar una sola palabra, que es quitar la palabra ‘varón’ que es sin embargo lo que más revuelo ha hecho en los estatutos por dejar acceder a las mujeres como socias.

¿Entiende todo lo que se ha venido diciendo en Pamplona en torno a este club por esa condición?

No, la verdad es que no porque este club tenía una tradición. Los socios lo quisieron así. La idea de este club venía de Inglaterra, tenía la tradición de un club inglés, era un club deportivo, tipo a los ingleses de antes.... Y bueno, este revuelo es gracioso por un lado pero no entiendo el por qué de tanto revuelo, no lo entendemos. Sí que es un paso importante ahora, en cuanto a la normalización, y por esa normalización no se entiende el revuelo.

¿En qué va a influir en la economía del club, en su presupuesto?

Ahora, además de dar a las mujeres la posibilidad de ser socias, la siguiente jugada, lo primero que hay que hacer es una inversión importante para adecuar las instalaciones a las mujeres. Las instalaciones estaban adecuadas a hombres, aunque sí que hay un vestuario de mujeres que son las que lo utilizaban de los equipos femeninos tanto de waterpolo como de esgrima, pero es insuficiente, aparte de la zona de jacuzzis, de sauna, de spa que no tenían. Por tanto, sí que supone una inversión que en el fondo va a ser una inversión para el club porque vamos a construir vestuarios nuevos, tanto para hombres como para mujeres. Vamos a plantearnos tirar los vestuarios que tenemos y hacerlos nuevos para todos. Y así iremos sucesivamente con el gimnasio y habrá que ir adecuando las instalaciones para los nuevos socios que vengan, en este caso mujeres.

¿También supondrá un crecimiento de las instalaciones?

No. El club no puede ser más grande porque no podemos crecer. Sólo podríamos crecer hacia abajo. Estamos en la zona de glacis, en la zona de las murallas, entonces no tenemos permiso para poder crecer como club. Este club engaña mucho porque tenemos muchas instalaciones subterráneas. Entonces, el único crecimiento que podríamos tener en el club es hacia abajo pero no en la superficie. Pero nosotros, en principio nos vamos a quedar con la escuela de pelota, la de natación, la de esgrima, frontones...Lo que está abajo, espacios para aikido, yoga, tatami... No tenemos opciones de desarrollar como tienen otras piscinas a lo ancho. A lo ancho no podemos.

Comentaba anteriormente lo de los equipos femeninos. ¿Se ha podido compatibilizar estas opciones siendo un club de socios hombres?

Por eso, ése es el paso que dio esta Junta Directiva. Hemos ido gradualmente, desde que entramos en mayo de 2012, dando pasos hasta lo que el domingo conseguimos que es que las mujeres puedan hacerse socias. Los primeros pasos fueron coger usuarias deportivas, es decir, coger chicos o chicas usuarios que no son socios pero vienen al club a practicar un deporte, y por eso pagan. Nos da igual si es chico o chica. Dentro de esas usuarias deportivas, que había muchas mujeres, con muchas de ellas hicimos un equipo de competición de waterpolo Larraina. A partir de ahí, otro paso que hicimos fue el de hacer equipos femeninos. Otro paso que hemos dado es el de dejar acceder en verano a no socios para coger pases de uso de las instalaciones. Estos pases pueden cogerlos, hombres, mujeres, familias... Son pasos que se han ido dando poco a poco hasta llegar a lo que hicimos ayer, que es el definitivo cambio de estatutos de tal manera que ya, desde hace tres años, la gente está acostumbrada a ver en el club mujeres haciendo deporte, tomando el sol. Y faltaba dar ese paso de cambiar los estatutos. Ahora, estas mujeres podrán dar el paso para hacerse socias con los mismos derechos y obligaciones que cualquier otro socio.

¿Entienden todos los socios esta apertura social como algo positivo o hay todavía quien no lo entiende así?

Sí, la mayoría de los socios no sólo lo entienden como algo positivo, sino que la mayoría de aquellos que han votado que no, la mayoría de ellos, lo hacen no por machismo sino por conservar una tradición. He hablado con socios que han votado que no y me han defendido ese no, no con un argumento machista de no querer que vengan mujeres a la piscina, no. Simplemente, por no romper la tradición que para ellos es importante. En principio, la mayoría con el 73 % del club votó afirmativamente al cambio de estatutos y a la normalización.

¿Cuántos socios componen el club?

Estaremos unos 1185, casi 1200 socios. Unos 950 son mayores de 18 años. Además, están entrando unas cien mujeres como usuarias deportivas a las instalaciones para hacer deporte o para representarnos en las distintas competiciones. Por eso digo que es un porcentaje importante de mujeres que ya llevan tres años con nosotros, por tanto lo del machismo y eso no tiene sentido...

¿Entiende usted que haya sectores de la población femenina, y masculina, de Pamplona que les tilden de machistas o de retrógrados en pleno 2015?

Sí, es verdad. Es posible que algunas personas nos quieran tachar de eso. Cada uno es libre de pensar... Quiero decir que a mí no se me ocurriría tachar con este tipo de calificativos a gimnasios donde sólo hay mujeres, que hay varios en Pamplona donde sólo se admite a mujeres, no me atrevería a hacerlo. Cada uno con su forma de actuar. Yo pienso que hay maneras de poder tener un club formado sólo por personas de un sexo por alguna curiosidad, en nuestro caso histórica, u otro tipo de circunstancias, y no lo considero ni machista ni feminista ni todo lo contrario. Pero sí entiendo que haya gente que pueda entenderlo así. También me pongo en la posición de decir...fíjate oye, ahora que necesitan dinero lo hacen... Evidentemente, podemos demostrar que es el año que no tenemos ninguna deuda con los bancos a diferencia de otros clubes deportivos y que estamos en verde... Tampoco es el dinero todo.... Pero bueno, entiendo los comentarios y me parecen normales porque bueno, hay gente que no conoce lo que es la esencia del club y desde fuera pudiera parecer esa circunstancia, con lo cual lo entiendo.

¿Qué plazos de tiempo se consideran ahora hasta dejar todo el cambio consolidado?

Ahora ya depende todo de la Administración. Nosotros presentamos los estatutos en la Administración y en el momento en que nos los legalicen, para no incurrir en ninguna ilegalidad, se hará vigente. No sé decirte los plazos para que aprueben los estatutos porque no lo controlo, pero será rápido, entiendo que será inmediato.

¿Estará todo normalizado antes de la próxima campaña de piscinas en verano de 2016?

Sí, sí. Mucho antes del verano que viene tiene que ser. La gente ya puede venir a preguntar lo que quiera pero entiendo que será un plazo razonable, pueden venir a ver si los estatutos son correctos, están vigentes a la ley, y que no hay ningún problema y a partir de ahí, se harán las cosas. Contando con que esté todo hecho para principios de año, lo que sí haremos en verano, en julio, agosto y septiembre, será construir los vestuarios porque las mujeres que se hagan a principio de año no podrán disponer del vestuario nuevo. Entonces, tendrán algún descuento evidentemente al no disponer de ello. Pero bueno, para septiembre tendremos todos el nuevo vestuario, tanto para hombres como para mujeres.

¿Quiere añadir algo para aclarar malentendidos que se hayan producido en la sociedad?

Pienso que tenemos que tratar este tema con normalidad, no somos un club machista ni casposo ni lo hemos pretendido. La historia del club es la que es por lo que es. Siempre se ha atendido bien aquí a las mujeres cuando han venido desde siempre hasta que están viniendo como usuarias. Están viniendo del orden de 100 usuarias, 100 chicas que vienen al club, y eso significa casi un 10 por ciento de los socios que tenemos en el club, y eso no es poco. Vienen a hacer uso de estas instalaciones desde hace tres años... Ya te digo, simplemente es una normalización más, un paso más para al final dar más derechos a las mujeres que hasta ahora venían como usuarias y no podían ser socias.

Una curiosidad. ¿A qué se debe el nombre de Campo de Deportes Larraina?

Pues porque al principio estaba en un campo junto a la cuesta... y así se lo pusieron. No tiene ninguna significación especial.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Carlos Rodríguez : “No somos un club machista, ni casposo, ni lo hemos pretendido”