SOCIEDAD

La hostelería pide a Chivite compensaciones por la reducción del horario: "Sin ayudas, el cierre de negocios es seguro"

En una reunión con el Ejecutivo foral, representantes del sector han rechazado que se intente cargar sobre ellos la responsabilidad de los nuevos rebrotes.

Terrazas montadas por bares en el paseo de Sarasate de Pamplona. PABLO LASAOSA
Terrazas montadas por bares en el paseo de Sarasate de Pamplona. PABLO LASAOSA

La hostelería de Pamplona ha reclamado este martes al Gobierno de Navarra que estudie implantar ayudas o compensaciones para aliviar la carga al sector después del anuncio de que este miércoles se aprobará un decreto foral que limitará hasta las 2 horas de la madrugada el cierre de los establecimientos de ocio nocturno y que reducirá a diez el número máximo de personas en grupos durante esas horas de la noche.

Representantes del sector han tenido esta mañana de martes una reunión con el Ejecutivo foral para tratar este asunto. En la cita han estado, por parte del Gobierno, el director general de Salud, Carlos Artundo; la directora general de Turismo, Maitena Ezkutari; el director general de Presidencia, Joseba Asiáin; y la letrada del Servicio Navarro de Salud, Marta Beamonte.

En representación de la Asociación de Empresarios de Salas de Fiesta, Baile y Discotecas de Navarra (ASBANA), han estado presentes su presidente, Carlos Tabar, y su asesora jurídica, Elena García; de la Asociación de Hostelería y Turismo de Navarra, ha asistido María Eugenia Villanueva; de la Asociación de Comerciantes del Casco Viejo, su gerente, Carlos Albillo; y en representación de la Asociación Navarra de Pequeña Empresa de Hostelería (ANAPEH), su secretaria general, Beatriz Huarte.

Albillo, que ha comentado que ha acudido a la reunión en nombre del medio centenar de establecimientos hosteleros (hoteles, bares, restaurantes, bares especiales) que son miembros de la Asociación de Comerciantes del Casco Viejo, ha indicado que la medida del recorte de horarios les va a "hacer polvo". "No solo al sector concreto de los bares especiales, sino, en general, a toda la hostelería, ya que esa iniciativa le va a perjudicar mucho, porque vive tanto del día como de la noche, por lo que es un suma y sigue. Esto va a suponer un golpe bastante duro y serio", ha resaltado.

A su juicio, el Gobierno de Navarra debería pensar en algún plan para compensar a este sector. "Aunque esta medida va a afectar principalmente al ocio nocturno, por extensión va a acabar influyendo en más establecimientos y en otro tipo de bares. El sector va a necesitar de ayudas, eso está claro", ha incidido.

En este sentido, ha recordado los números que maneja la hostelería y de qué punto venía antes del inicio de la crisis del coronavirus: "El sector en este momento da empleo a más de 18.000 trabajadores en Navarra y, hasta que empezó la pandemia, era de los pocos que estaba creciendo, creando empresas y dando empleo. Por su propia naturaleza, va a ser uno de los más afectados por toda esta situación, por lo que lo lógico es que tanto el Gobierno de España como el de la Comunidad foral hagan un esfuerzo para no dejarlo desamparado".

"ENORME PREOCUPACIÓN"

Ante esta reclamación, Albillo ha apuntado que no ha habido una respuesta por parte del Ejecutivo foral en la reunión de este martes, en la que los representantes de los hosteleros han manifestado su "enorme preocupación por la situación que vive". "Sin apoyos, el cierre de muchos negocios es prácticamente seguros", ha apuntado.

A día de hoy, ha continuado, "los hosteleros están aguantando gracias a las medidas que se han ido tomando, como la de los ERTE, y a los créditos que han tenido que pedir. Estamos hablando de negocios con un gran número de trabajadores, con alquileres importantes, con números de facturación también muy destacables, y, por lo tanto, si no hay ingresos o estos se ven reducidos en gran cantidad, puede haber problemas de liquidez y de solvencia".

La clave, qué duda cabe, es identificar el origen y la casuística de los rebrotes de Covid-19 que se están dando en Navarra, algunos de los cuales está muy ligado al ocio nocturno, según las informaciones del Departamento de Salud. "Según nos dicen, alrededor de un 70% de los contagiados de los últimos focos son gente joven. Pero, ¿están relacionados estos rebrotes con una falta de autoprotección, por el no uso de la mascarilla, por no mantener las distancias de seguridad...?", se ha preguntado.

Lo intolerable para Albillo es que se pretenda culpar de esos nuevos focos a la hostelería. "Nos parece absolutamente injusto que las posibles responsabilidades o culpas recaigan en nuestro sector. Ahora nos reducen el horario y, ¿se piensan que, con eso, se va a solucionar el problema? Yo creo que no. La situación es mucho más compleja y exige de la participación de todos, de la concienciación social y de la autoprotección", ha defendido.

CULPABLES DE LOS REBROTES

De hecho, ha subrayado que la hostelería es la más interesada en frenar los rebrotes de coronavirus, para volver a una situación más favorable. Pero ha destacado que no pueden permitir que se los criminalice y que, de alguna manera, el hostelero aparezca como el culpable de los rebrotes. "Es cierto que nuestros espacios son lugares de encuentro donde la gente socializa, pero, desde el minuto uno, el hostelero ha tenido claro el protocolo sanitario a seguir y todas las medidas higiénicas. Ha cumplido todas y cada una de las directrices impuestas por el Gobierno central y por el de Navarra", ha argumentado.

Sobre si esperan recibir más restricciones si la situación sanitaria no mejora en la Comunidad foral, el gerente de la Asociación de Comerciantes del Casco Viejo ha esperado que no se llegue a esa tesitura, porque "sería la puntilla para el sector". "Donde habría que hacer más hincapié es en la concienciación ciudadana, sobre todo en la de las personas jóvenes, y en las medidas de autoprotección, en la obligación de emplear la mascarilla…", ha puntualizado.

Y unida a esta reflexión, ha sacado también a colación lo ocurrido el pasado fin de semana, en el que la Policía Municipal de Pamplona denunció a establecimientos por las conductas inapropiadas de algunos de los clientes, que no hacían uso de la mascarilla. "Se deben tener claros los protocolos de actuación de las fuerzas policiales, porque no podemos estar de acuerdo con las intervenciones ocurridas el fin de semana. Este miércoles tenemos una reunión en la que les vamos a transmitir nuestro malestar por cómo se ha actuado. Creemos que no se puede hacer responsable al hostelero de una actuación individual de quien no se pone la mascarilla", ha avanzado.

En su opinión, se han interpuesto denuncias que no son justas: "El hostelero pone los carteles y desde la barra se avisa de que no se va a servir si no se lleva la mascarilla. Pero, pese a todo, si tienes a 70 personas y, de ellas, 25 o 30 no se la ponen, ¿qué haces? Llamas a la policía y, los agentes, lejos de poner multa a esos clientes, sancionan al establecimiento. No es justo".

PROTOCOLO CLARO

Hasta ahora, según ha confirmado Albillo, el protocolo policial dicta que "si el incumplimiento es puntual y escaso, la responsabilidad es individual, así que el policía multa al ciudadano; pero si ese agente entra a un establecimiento y ve que hay un número importante de personas que no tienen puesta la mascarilla, hará responsable al hostelero".

"Hay que tener un protocolo claro, sabiendo que el hostelero es el primer interesado en que se respete la normativa y en que no haya rebrotes de Covid-19. Pero no podemos aceptar que se cargue toda la responsabilidad y todas las medidas en los hombros de la hostelería", ha sentenciado.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La hostelería pide a Chivite compensaciones por la reducción del horario: "Sin ayudas, el cierre de negocios es seguro"