SOCIEDAD

Cáritas advierte de una "nueva realidad": aumenta la exclusión severa en los jóvenes navarros de 25 años

Durante este 2018 la asociación ha atendido a 6.673 unidades familiares en la Comunidad foral.

Cáritas Diocesana Pamplona-Tudela presenta los datos de atención de 2018 y la campaña de Navidad. IÑIGO ALZUGARAY
Cáritas Diocesana Pamplona-Tudela presenta los datos de atención de 2018 y la campaña de Navidad. IÑIGO ALZUGARAY

Cáritas ha atendido durante este año a un total de 6.673 unidades familiares distintas, "prácticamente el mismo número" que en 2017, cuando se registraron 37 menos.

Más de la mitad de las familias atendidas por la entidad en 2018, el 54%, están viviendo en la actualidad en una habitación, lo que constata que la vivienda "sigue siendo uno de los problemas fundamentales".

Así lo ha señalado este jueves en rueda de prensa el director de Cáritas en Navarra, Ángel Iriarte, quien ha lamentado que "prácticamente es imposible encontrar viviendas de alquiler para las personas y familias" que acuden a la entidad, lo que "está provocando un hacinamiento en pisos".

"Hay multitud de personas y familias viviendo en una habitación, más de la mitad de la gente que atiende Cáritas está viviendo en estas condiciones, bien pagando un alquiler o bien acogidos por alguien", ha comentado Iriarte, quien también ha advertido de otra "nueva realidad" que viene observando la organización en las últimas semanas.

Según ha indicado, a Cáritas están llegando personas muy jóvenes, menores de 25 años, navarros, en situación de exclusión severa, "un fenómeno nuevo que estamos intentando investigar un poco para entenderlo, que no sabemos si va a ir en crecimiento, aunque nos tememos que sí".

Ha remarcado Iriarte que le provoca "inquietud y preocupación" que "este fenómeno pueda ir creciendo" y ha explicado que este perfil "no lo veníamos recibiendo antes".

Ha detallado, además, que "muchos de estos jóvenes cuentan con antecedentes de exclusión en la unidad familiar, muchos con consumos y con desarraigo familiar" y ha precisado que hasta el momento se han acercado unos 15-20 jóvenes a Cáritas con este perfil en los últimos tres meses.

"Desde hace tiempo venimos recibiendo gente joven de otros países que en principio no tienen indicadores de exclusión, lo que no nos había tocado es gente joven de aquí con un perfil grave de exclusión", ha comentado.

DATOS DE ATENCIÓN DE 2018

A lo largo de este año, Cáritas ha atendido en Navarra a 6.673 unidades familiares distintas y el número total de personas que se han beneficiado de la intervención de la entidad ha sido de 16.689, "solamente 250 más que el año pasado", por lo que, según Iriarte, se está "estabilizando" el número de atenciones.

En el proceso de acompañamiento Cáritas ha atendido a 140 personas; mientras que en el proceso residencial, en el que se atiende a personas y familias que a su vez están en proceso de acompañamiento, la entidad ha trabajado con 88 personas, lo que supone un aumento del 16% respecto a 2017.

En concreto, la residencia Santa María, de personas solas ha atendido a 35 personas; la residencia de familias a 31 personas de nueve familias; y en los pisos supervisados han residido 22 personas.

Además, al centro ocupacional de Burlada han asistido 249 personas; se ha atendido a 379 personas a lo largo del año en el comedor; y el centro de día San Miguel ha prestado servicio a 144 usuarios con una cierta continuidad, y a otros 150 de forma esporádica.

Por su parte, el servicio de empleo ha atendido a 2.325 personas, pero "sólo hemos conseguido cerrar hasta noviembre 186 contratos de trabajo", ha lamentado Iriarte.

A la vista de estos datos, el responsable de Cáritas ha puesto encima de la mesa algunas tendencias que está observando la entidad.

Así, ha explicado que "desde el año 2013, el más duro de la crisis, el número de unidades familiares que veníamos atendiendo iba disminuyendo, mientras que el año pasado se produjo y un aumento del 7,5% en el número de unidades familiares y este año nos hemos mantenido, el número de atenciones se ha estabilizado".

Asimismo, si el año pasado los que acudían a Cáritas por primera vez eran el 32% de los recibidos, este año son el 36,6%, aumentando en 4,6 puntos respecto al año pasado; y se consolida el cambio de tendencia sobre la procedencia de las personas que la entidad atiende por primera vez.

Este año, casi el 52% de los atendidos por primera vez viene directamente de su país de origen, una cifra que el año pasado fue del 40%.

Además, Iriarte ha remarcado que como vienen apuntando los últimos años, el número de personas 'sin papeles' va en aumento. De este modo, el año pasado eran el 19% de los atendidos y este año son el 24,5%.

Por su parte, las unidades familiares con menores que ha atendido Cáritas se ha mantenido en cifras similares al año pasado, 2.376 en 2017 y 2.366 en 2018.

También se consolida el cambio de tendencia en la proporción entre nacionales y extranjeros atendidos. El año pasado eran 35,68% los nacionales y 64,32% los extranjeros, mientras que este año han sido 30,86% los nacionales y 69,14% los extranjeros.

PROBLEMAS "GRAVES"

Por otro lado, el director de Cáritas se ha referido a los "problemas" que está detectando la entidad y, además del de la vivienda y la llegada de gente joven autóctona, se ha referido a la salud mental, "otro de los problemas que nos encontramos todos los días y que complica mucho nuestra intervención".

Según ha expuesto, "los problemas de salud mental están aumentando en la sociedad" y ha considerado que "los recursos públicos existentes funcionan bien, pero son muy escasos".

Para Ángel Iriarte, "otro de los problemas" que existen es el de los procesos de asilo o refugio. Ha explicado que este año se han realizado unas 600 peticiones de asilo en Navarra y ha precisado que "prácticamente la mayoría está en espera de la entrevista", la primera etapa del proceso.

"En estos días se están dando citas para la entrevista para marzo de 2020. No hay estructura prevista para sostener a tal cantidad de personas", ha planteado.

CAMPAÑA DE NAVIDAD

En otro orden de cosas, ha presentado la campaña de Navidad de Cáritas de este año con el lema 'Me gusta lo que haces', con el que la entidad quiere "invitar a tener una mirada positiva de la realidad" y "saber ver y reconocer todo lo bueno que ya hacen muchísimas personas en esta sociedad".

Además, en este curso 2018-2019, Cáritas mantiene el lema general del curso anterior, 'Tu compromiso mejora el mundo', con el que quiere trasladar a la sociedad "el valor y la necesidad de las pequeñas cosas que podemos hacer cada uno". "Con muchos pequeños compromisos, pueden cambiar las cosas", ha destacado Iriarte.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Cáritas advierte de una "nueva realidad": aumenta la exclusión severa en los jóvenes navarros de 25 años