PREMIUM  SOCIEDAD

López Merino, en la comisión de la CAN: "Miguel Sanz no estuvo a la altura de las circunstancias"

El ex director general de CAMP ha criticado que su cargo de presidente "le atraía mucho más" que su función de supervisar la CAN.

Comisión de investigación sobre la desaparición de Caja Navarra con la comparecencia de Manuel López Merino, ex director general de CAMP. IÑIGO ALZUGARAY
Comisión de investigación sobre la desaparición de Caja Navarra con la comparecencia de Manuel López Merino, ex director general de CAMP. IÑIGO ALZUGARAY  

Tras las comparecencias de los ex directores generales de Caja Navarra Enrique Goñi y Lorenzo Riezu, el ex director general de CAMP intervenía este viernes en la comisión parlamentaria que investiga la desaparición de Caja Navarra.

En su primera jornada, López Merino ha destacado la "gran responsabilidad que en esta desaparición han tenido los principales responsables de la vigilancia, mantenimiento y protectorado de esa caja, que es el Gobierno de Navarra".

"La dirección, el consejo y el Gobierno de Navarra, aquí están los principales responsables de esa desaparición que pudo evitarse", ha respondido al regionalista Luis Zarraluqui.

En este sentido, ha considerado que el entonces presidente del Gobierno de Navarra, Miguel Sanz, no ejerció de "auténtico líder". "El presidente no estuvo a la altura de las circunstancias, por ignorancia o porque otros quehaceres lo llamaban", ha dicho.

De esta forma, ha remarcado que su cargo de presidente "le atraía mucho más" que su función de supervisar la CAN y esto provocó un "hándicap de dedicación".

Según ha explicado, por encima del entonces director general de CAN, Lorenzo Riezu, "debía haber y no estaba un líder que soportase y empujase la velocidad de crucero que tenía que coger ese barco".

"Riezu no es el único responsable, sería injusto si le cargase el 100 % de esa responsabilidad", ha apostillado, tras recordar que Miguel Sanz "capitaneó" la fusión entre CAN y CAMP y que "a partir de ahí, no vale desligarse".

Tras escuchar estas declaraciones, Zarraluqui ha cuestionado si Sanz "tenía que haber dejado sus funciones de presidente del Gobierno de Navarra o sacar tiempo de donde no tenía para arremangarse, bajar a la arena" y decir a Riezu cómo actuar.

"No digo que dejase de ser presidente del Gobierno de Navarra, solo digo que ahí había un hueco y una falta de liderazgo", ha replicado López Merino.

Por otro lado, ha asegurado que "ha habido errores de gestión" por parte de los profesionales, así como "carencias graves de control" y "omisiones de supervisión e inspección por parte del Gobierno de Navarra", tras puntualizar que los primeros "no son delito" mientras que la "supervisión e inspección es potestad y atribución" del Ejecutivo Foral.

"Contrariamente a lo que se ha dicho, no está delegada estatutariamente en el Banco de España -ha explicado-, todo lo contrario, la supervisión e inspección es potestad y atribución, a Dios gracias, del Gobierno de Navarra".

En lo tocante a los directivos y tras recordar que "el control del despilfarro es una de sus tareas principales", ha criticado la expansión "mal planificada, hecha tarde y muy cara" que tuvo lugar bajo el mandato de Enrique Goñi.

En este sentido, ha puntualizado que los profesionales han tenido "una parte" de responsabilidad en la desaparición de la entidad por sus "errores" en la gestión, "pero no definitiva".

Entre esos errores, ha subrayado que se produjo una "falta de liquidez que agobió a la caja" y que para resolver ese problema de tesorería se tuvo que recurrir a las preferentes, "un caramelo envenenado" que solo CaixaBank "convirtió en un regalo", así como a fondos buitre, a la venta de activos y al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB).

Además, ha remarcado que se produjo "un gran defecto" de gobernanza con la politización de los órganos de gobierno de Caja Navarra, una politización "que fue buscada y programada, que pudo ser evitada cuando se hicieron los estatutos de caja en el año 2000".

"Lo que se buscaba era el control total, unir el poder político y económico en una sola mano, y eso es totalitarismo", ha denunciado López Merino, que ha añadido que también existían "grandes relaciones clientelares que ofuscaban todo".

Además, ha afirmado que en la caja hubo un momento en el que se llegó a "licuar ladrillos" al tiempo que compraban terrenos "baldíos" por los que se pagaron 140 euros el metro cuadrado cuando hoy en día "nadie" ofrecería más de 30 euros.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
López Merino, en la comisión de la CAN: "Miguel Sanz no estuvo a la altura de las circunstancias"