• martes, 27 de julio de 2021
  • Actualizado 19:44

 

 
 

SOCIEDAD

Por qué los campos de Pamplona y su cuenca se visten de amarillo

Desde hace varias semanas y hasta mayo, la Zona Media de Navarra se recubre de este color.

Campos de colza en la cuenca de Pamplona. PABLO LASAOSA
Campos de colza en la cuenca de Pamplona desde Cordovilla. PABLO LASAOSA

Desde hace varias semanas, son muchos los campos de cultivo de la comarca que Pamplona que están cubiertos por un manto amarillo. Una colorida estampa que aguantará hasta el mes de mayo y que se debe a una protagonista: la colza

“Hará alrededor de diez años que se puso de moda cultivar colza en la Zona Media de Navarra”, explica Iñaki Martínez, tesorero de la Junta Permanente de UAGN y agricultor.

Detrás de la decisión de cultivar esta planta se encuentra la Política Agraria Común (PAC) impulsada por la Unión Europea que obliga a los propietarios de los campos a trabajar con al menos tres cultivos.

“Casi todo el mundo emplea trigo y cebada pero había un tercer cultivo por cubrir. Es ahí donde entra en juego la colza”, cuenta Martínez.

En ese tercer cultivo hay quienes se deciden por el guisante, que metaboliza el nitrógeno en el suelo, la avena o por la planta que florece amarilla, que combate las malas hierbas y descompacta el suelo para futuras siembras.

"Muchos agricultores cada 5 o 6 años plantan en sus terrenos colza para dejar descansar la tierra", comenta el miembro de UAGN.

Aunque hubo un tiempo en que la colza se llegó a pagar mejor que el cereal, en los últimos 2-3 años el precio ha bajado. Además, la necesidad de que haya lluvias para su crecimiento y la incertidumbre del resultado de la cosecha hacen que muchos agricultores desestimen esta opción de cultivo.

“Se siembra a mitad de septiembre y se cosecha en torno al mes de junio. Sin embargo, es necesario que llueva para que haya buena producción”, informa Martínez, que añade que en estos momentos la colza se encuentra en flor y de ahí el color amarillo de los campos.

Campos de colza, en detalle, en la cuenca de Pamplona desde Cordovilla. PABLO LASAOSA

Anteriormente, el cultivo de esta brasicácea se empleaba para la fabricación de aceite. Sin embargo, tras la condena del Tribunal Supremo en 1997 contra este producto se buscaron nuevas funcionalidades.  

En la actualidad, después de la cosecha en la Comunidad foral, los agricultores navarros envían el cultivo a Francia donde varias plantas de fabricación se encargan de convertir la colza en en biodiésel.

“Hubo alguna planta de biodiésel en España pero se quitaron las subvenciones a las renovables y cerraron”, concluye Martínez


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Por qué los campos de Pamplona y su cuenca se visten de amarillo